/ 27 enero 2022
4 C
Madrid
/ 27 enero 2022

Seis errores comunes al comprar un piso en Madrid y cómo evitarlos

Seis errores comunes al comprar un piso en Madrid y cómo evitarlos

Adquirir un piso en Madrid a la venta es una inversión importante y también es un proceso que genera mucha emoción.

No obstante, también es frecuente que algunas personas se aventuren en comprar un piso, pero sin antes tomar en cuenta diversos factores. De ese modo, los inversionistas poco experimentados empiezan a sufrir complicaciones que convierten esta experiencia en una completa pesadilla. 

En este sentido, promotoras especializadas como Housage.es, analizan cuáles son los errores más comunes al comprar un piso en Madrid y las estrategias necesarias para evitarlos. De esta manera se garantiza una transacción rentable y lo más satisfactoria posible. 

  1. No tener claro cuál es el presupuesto real 

Uno de los primeros errores que comenten los compradores, es tener una falsa expectativa de su presupuesto. De hecho, muchas personas se dejan llevar por la ilusión de comprar pisos que superan su límite económico, sin medir las consecuencias financieras a largo plazo. 

Para evitar esto, hay que tomar en cuenta que el coste del inmueble nunca debe superar la suma total entre los ahorros para la inversión y el monto de la hipoteca

Además, al solicitar un crédito hipotecario,  el pago de las cuotas jamás deberá ser mayor al 40 % de los ingresos percibidos mensualmente

Por otra parte, muchos inversores olvidan que, para comprar un piso en Madrid, por lo general, se deben pagar comisiones y algunos gastos extras que suelen alcanzar hasta el 10 % o el 12 % del coste total del inmueble. 

Si desde un principio se consideran todos estos factores económicos, es más probable hacer frente a la compra del inmueble de una manera desahogada y planificada. 

  1. Seleccionar mal el tipo de hipoteca para la compra de la vivienda

La hipoteca suele ser uno de los primeros detonantes de la crisis financiera de los inversionistas al comprar un piso en Madrid. 

Esto se debe a que, quizás por la premura, no se evalúa detalladamente todas las alternativas que ofrecen las entidades bancarias para adquirir una vivienda. 

Es fundamental escoger bien el tipo de crédito, el tipo de interés (fijo o variable) y pactar de forma clara las condiciones y el lapso para el pago de las cuotas mensuales. 

Por otra parte, hay que ser muy asertivo y firme para no aceptar condiciones abusivas o productos adicionales que afecten el presupuesto

De hecho, muchas entidades financieras se aprovechan de los problemas económicos de algunos compradores para ganar ciertos incentivos. 

La mejor estrategia para evitar este tipo de errores es analizar todas las opciones crediticias posibles y, en caso de ser necesario, apoyarse con un experto inmobiliario que tenga mayor experiencia. 

  1. Dar una entrada inicial demasiado baja 

Otro de los errores comunes al comprar un piso, es dar una inicial muy baja a la inversora o al banco. 

Esta es una situación de la cual se suelen aprovechar las entidades bancarias, puesto que así pueden conseguir que el comprador abone más intereses en el tiempo y termine sobrecargado de cuotas y comisiones extras. 

Para evitar este tipo de errores, es esencial hacer un esfuerzo por ahorrar un poco más, y así dar una inicial que sea más alta. De esta manera, la deuda posterior con el banco será más fácil de liquidar. 

Aunque esto supone un esfuerzo considerable, a la larga se traduce en ahorro, y en tranquilidad para el inversor. 

  1. Concentrarse solo en el valor del piso

El coste del inmueble puede ser algo muy tentador. Pero al adquirir un piso, no solo se compra la construcción, sino una serie de factores asociados como la localización, los servicios básicos, su entorno comunitario y todo lo que tiene para ofrecer: como transporte, salud y educación. 

Es por eso, que muchas personas cometen el error de dejarse llevar por una oferta “atractiva” y al final terminan decepcionándose por no haber evaluado con más detenimiento cada uno de los criterios necesarios para hacer una buena compra.  

  1. Firmar el contrato antes de revisar por completo el inmueble 

Si bien este no es un error tan común, sí es uno de los más graves que se pueden cometer. De hecho, ningún tipo de inversión, por más pequeña que sea, se debe llevar acabo sin antes haber realizado un análisis completo del inmueble y valorado las condiciones del contrato.

Inclusive, un error de esta magnitud puede llevar a problemas legales. 

Es por eso, que una compra tan importante requiere de un esfuerzo minucioso para revisar y comprender cada uno de los detalles del contrato y cómo puede beneficiar o afectar al comprador. 

La recomendación para evitar este tipo de error es dar un recorrido completo por el inmueble, y si es posible, que sea en compañía de un experto asesor, para ver si todo está funcionando correctamente y si las características de la vivienda están tal y como lo refleja el contrato. 

Eso sí, la inspección que se realice en la vivienda debe ser objetiva, clara y muy precisa. 

  1. No informarse en tiempo real del comportamiento del mercado inmobiliario

Otro de los errores más habituales al comprar un piso, consiste en no estudiar todo el mercado inmobiliario en tiempo real. 

Es decir, no es la misma realidad hoy en día que la que será en 5 meses más adelante. Por eso, no se deben tomar decisiones tan aceleradas, pero tampoco a destiempo o muy tarde. 

Para buscar las estadísticas más confiables en cuanto al precio del metro cuadrado de piso, así como de las zonas más recomendadas, es esencial visitar las páginas de los organismos oficiales como el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) o del Ministerio de Fomento.  

¿Es posible asegurar la inversión al comprar un piso en Madrid? 

Uno de los mejores consejos para asegurar una buena inversión al adquirir un inmueble, es buscar una asesoría adecuada que pueda aclarar los trámites y las condiciones reales del mercado. 

De esta forma, se ahorra tiempo, esfuerzo y, a la larga, también dinero. Pero lo más importante es que esto evita dolores de cabeza innecesarios, así como pasar por el arrepentimiento de haber tomado una mala decisión. 

LO MÁS LEÍDO

Adquirir un piso en Madrid a la venta es una inversión importante y también es un proceso que genera mucha emoción.

No obstante, también es frecuente que algunas personas se aventuren en comprar un piso, pero sin antes tomar en cuenta diversos factores. De ese modo, los inversionistas poco experimentados empiezan a sufrir complicaciones que convierten esta experiencia en una completa pesadilla. 

En este sentido, promotoras especializadas como Housage.es, analizan cuáles son los errores más comunes al comprar un piso en Madrid y las estrategias necesarias para evitarlos. De esta manera se garantiza una transacción rentable y lo más satisfactoria posible. 

  1. No tener claro cuál es el presupuesto real 

Uno de los primeros errores que comenten los compradores, es tener una falsa expectativa de su presupuesto. De hecho, muchas personas se dejan llevar por la ilusión de comprar pisos que superan su límite económico, sin medir las consecuencias financieras a largo plazo. 

Para evitar esto, hay que tomar en cuenta que el coste del inmueble nunca debe superar la suma total entre los ahorros para la inversión y el monto de la hipoteca

Además, al solicitar un crédito hipotecario,  el pago de las cuotas jamás deberá ser mayor al 40 % de los ingresos percibidos mensualmente

Por otra parte, muchos inversores olvidan que, para comprar un piso en Madrid, por lo general, se deben pagar comisiones y algunos gastos extras que suelen alcanzar hasta el 10 % o el 12 % del coste total del inmueble. 

Si desde un principio se consideran todos estos factores económicos, es más probable hacer frente a la compra del inmueble de una manera desahogada y planificada. 

  1. Seleccionar mal el tipo de hipoteca para la compra de la vivienda

La hipoteca suele ser uno de los primeros detonantes de la crisis financiera de los inversionistas al comprar un piso en Madrid. 

Esto se debe a que, quizás por la premura, no se evalúa detalladamente todas las alternativas que ofrecen las entidades bancarias para adquirir una vivienda. 

Es fundamental escoger bien el tipo de crédito, el tipo de interés (fijo o variable) y pactar de forma clara las condiciones y el lapso para el pago de las cuotas mensuales. 

Por otra parte, hay que ser muy asertivo y firme para no aceptar condiciones abusivas o productos adicionales que afecten el presupuesto

De hecho, muchas entidades financieras se aprovechan de los problemas económicos de algunos compradores para ganar ciertos incentivos. 

La mejor estrategia para evitar este tipo de errores es analizar todas las opciones crediticias posibles y, en caso de ser necesario, apoyarse con un experto inmobiliario que tenga mayor experiencia. 

  1. Dar una entrada inicial demasiado baja 

Otro de los errores comunes al comprar un piso, es dar una inicial muy baja a la inversora o al banco. 

Esta es una situación de la cual se suelen aprovechar las entidades bancarias, puesto que así pueden conseguir que el comprador abone más intereses en el tiempo y termine sobrecargado de cuotas y comisiones extras. 

Para evitar este tipo de errores, es esencial hacer un esfuerzo por ahorrar un poco más, y así dar una inicial que sea más alta. De esta manera, la deuda posterior con el banco será más fácil de liquidar. 

Aunque esto supone un esfuerzo considerable, a la larga se traduce en ahorro, y en tranquilidad para el inversor. 

  1. Concentrarse solo en el valor del piso

El coste del inmueble puede ser algo muy tentador. Pero al adquirir un piso, no solo se compra la construcción, sino una serie de factores asociados como la localización, los servicios básicos, su entorno comunitario y todo lo que tiene para ofrecer: como transporte, salud y educación. 

Es por eso, que muchas personas cometen el error de dejarse llevar por una oferta “atractiva” y al final terminan decepcionándose por no haber evaluado con más detenimiento cada uno de los criterios necesarios para hacer una buena compra.  

  1. Firmar el contrato antes de revisar por completo el inmueble 

Si bien este no es un error tan común, sí es uno de los más graves que se pueden cometer. De hecho, ningún tipo de inversión, por más pequeña que sea, se debe llevar acabo sin antes haber realizado un análisis completo del inmueble y valorado las condiciones del contrato.

Inclusive, un error de esta magnitud puede llevar a problemas legales. 

Es por eso, que una compra tan importante requiere de un esfuerzo minucioso para revisar y comprender cada uno de los detalles del contrato y cómo puede beneficiar o afectar al comprador. 

La recomendación para evitar este tipo de error es dar un recorrido completo por el inmueble, y si es posible, que sea en compañía de un experto asesor, para ver si todo está funcionando correctamente y si las características de la vivienda están tal y como lo refleja el contrato. 

Eso sí, la inspección que se realice en la vivienda debe ser objetiva, clara y muy precisa. 

  1. No informarse en tiempo real del comportamiento del mercado inmobiliario

Otro de los errores más habituales al comprar un piso, consiste en no estudiar todo el mercado inmobiliario en tiempo real. 

Es decir, no es la misma realidad hoy en día que la que será en 5 meses más adelante. Por eso, no se deben tomar decisiones tan aceleradas, pero tampoco a destiempo o muy tarde. 

Para buscar las estadísticas más confiables en cuanto al precio del metro cuadrado de piso, así como de las zonas más recomendadas, es esencial visitar las páginas de los organismos oficiales como el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) o del Ministerio de Fomento.  

¿Es posible asegurar la inversión al comprar un piso en Madrid? 

Uno de los mejores consejos para asegurar una buena inversión al adquirir un inmueble, es buscar una asesoría adecuada que pueda aclarar los trámites y las condiciones reales del mercado. 

De esta forma, se ahorra tiempo, esfuerzo y, a la larga, también dinero. Pero lo más importante es que esto evita dolores de cabeza innecesarios, así como pasar por el arrepentimiento de haber tomado una mala decisión. 

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Adquirir un piso en Madrid a la venta es una inversión importante y también es un proceso que genera mucha emoción.

No obstante, también es frecuente que algunas personas se aventuren en comprar un piso, pero sin antes tomar en cuenta diversos factores. De ese modo, los inversionistas poco experimentados empiezan a sufrir complicaciones que convierten esta experiencia en una completa pesadilla. 

En este sentido, promotoras especializadas como Housage.es, analizan cuáles son los errores más comunes al comprar un piso en Madrid y las estrategias necesarias para evitarlos. De esta manera se garantiza una transacción rentable y lo más satisfactoria posible. 

  1. No tener claro cuál es el presupuesto real 

Uno de los primeros errores que comenten los compradores, es tener una falsa expectativa de su presupuesto. De hecho, muchas personas se dejan llevar por la ilusión de comprar pisos que superan su límite económico, sin medir las consecuencias financieras a largo plazo. 

Para evitar esto, hay que tomar en cuenta que el coste del inmueble nunca debe superar la suma total entre los ahorros para la inversión y el monto de la hipoteca

Además, al solicitar un crédito hipotecario,  el pago de las cuotas jamás deberá ser mayor al 40 % de los ingresos percibidos mensualmente

Por otra parte, muchos inversores olvidan que, para comprar un piso en Madrid, por lo general, se deben pagar comisiones y algunos gastos extras que suelen alcanzar hasta el 10 % o el 12 % del coste total del inmueble. 

Si desde un principio se consideran todos estos factores económicos, es más probable hacer frente a la compra del inmueble de una manera desahogada y planificada. 

  1. Seleccionar mal el tipo de hipoteca para la compra de la vivienda

La hipoteca suele ser uno de los primeros detonantes de la crisis financiera de los inversionistas al comprar un piso en Madrid. 

Esto se debe a que, quizás por la premura, no se evalúa detalladamente todas las alternativas que ofrecen las entidades bancarias para adquirir una vivienda. 

Es fundamental escoger bien el tipo de crédito, el tipo de interés (fijo o variable) y pactar de forma clara las condiciones y el lapso para el pago de las cuotas mensuales. 

Por otra parte, hay que ser muy asertivo y firme para no aceptar condiciones abusivas o productos adicionales que afecten el presupuesto

De hecho, muchas entidades financieras se aprovechan de los problemas económicos de algunos compradores para ganar ciertos incentivos. 

La mejor estrategia para evitar este tipo de errores es analizar todas las opciones crediticias posibles y, en caso de ser necesario, apoyarse con un experto inmobiliario que tenga mayor experiencia. 

  1. Dar una entrada inicial demasiado baja 

Otro de los errores comunes al comprar un piso, es dar una inicial muy baja a la inversora o al banco. 

Esta es una situación de la cual se suelen aprovechar las entidades bancarias, puesto que así pueden conseguir que el comprador abone más intereses en el tiempo y termine sobrecargado de cuotas y comisiones extras. 

Para evitar este tipo de errores, es esencial hacer un esfuerzo por ahorrar un poco más, y así dar una inicial que sea más alta. De esta manera, la deuda posterior con el banco será más fácil de liquidar. 

Aunque esto supone un esfuerzo considerable, a la larga se traduce en ahorro, y en tranquilidad para el inversor. 

  1. Concentrarse solo en el valor del piso

El coste del inmueble puede ser algo muy tentador. Pero al adquirir un piso, no solo se compra la construcción, sino una serie de factores asociados como la localización, los servicios básicos, su entorno comunitario y todo lo que tiene para ofrecer: como transporte, salud y educación. 

Es por eso, que muchas personas cometen el error de dejarse llevar por una oferta “atractiva” y al final terminan decepcionándose por no haber evaluado con más detenimiento cada uno de los criterios necesarios para hacer una buena compra.  

  1. Firmar el contrato antes de revisar por completo el inmueble 

Si bien este no es un error tan común, sí es uno de los más graves que se pueden cometer. De hecho, ningún tipo de inversión, por más pequeña que sea, se debe llevar acabo sin antes haber realizado un análisis completo del inmueble y valorado las condiciones del contrato.

Inclusive, un error de esta magnitud puede llevar a problemas legales. 

Es por eso, que una compra tan importante requiere de un esfuerzo minucioso para revisar y comprender cada uno de los detalles del contrato y cómo puede beneficiar o afectar al comprador. 

La recomendación para evitar este tipo de error es dar un recorrido completo por el inmueble, y si es posible, que sea en compañía de un experto asesor, para ver si todo está funcionando correctamente y si las características de la vivienda están tal y como lo refleja el contrato. 

Eso sí, la inspección que se realice en la vivienda debe ser objetiva, clara y muy precisa. 

  1. No informarse en tiempo real del comportamiento del mercado inmobiliario

Otro de los errores más habituales al comprar un piso, consiste en no estudiar todo el mercado inmobiliario en tiempo real. 

Es decir, no es la misma realidad hoy en día que la que será en 5 meses más adelante. Por eso, no se deben tomar decisiones tan aceleradas, pero tampoco a destiempo o muy tarde. 

Para buscar las estadísticas más confiables en cuanto al precio del metro cuadrado de piso, así como de las zonas más recomendadas, es esencial visitar las páginas de los organismos oficiales como el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) o del Ministerio de Fomento.  

¿Es posible asegurar la inversión al comprar un piso en Madrid? 

Uno de los mejores consejos para asegurar una buena inversión al adquirir un inmueble, es buscar una asesoría adecuada que pueda aclarar los trámites y las condiciones reales del mercado. 

De esta forma, se ahorra tiempo, esfuerzo y, a la larga, también dinero. Pero lo más importante es que esto evita dolores de cabeza innecesarios, así como pasar por el arrepentimiento de haber tomado una mala decisión. 

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO