/ 19 mayo 2022
19.7 C
Madrid
/ 19 mayo 2022

Madrid es España y no funciona

Madrid es España y no funciona

"Si Madrid funciona, si lo hacemos funcionar, es muy probable que España también funcione"

No hagas caso al titular, está ahí para llamarte la atención, tiene una parte de verdad, otra parte de verdades a medias y su parte de mentira. Como todo en la vida. Incluso algunas partes que puede que para mí sean verdad, para ti no lo serán tanto. 

Madrid es España, dice nuestra Presidenta y no le falta razón. Ya lo dijo Gómez de la Serna, algo así como que una piedra arrojada en la Puerta del Sol mueve ondas concéntricas en toda la laguna de España. Cito de memoria. Ya lo dijo también Rafael Alberti, 

Ya nunca podrá dormirse, 

porque si Madrid se duerme,

querrá despertarse un día

y el alba no vendrá a verle.

Ese gaditano del Puerto de Santa María, tan enamorado de Madrid y, tal vez por eso, tan universal.

Tal vez fueran otros tiempos, no digo que no, pero las cosas no pueden haber cambiado tanto en este Madrid. No me entra en la cabeza que en este Madrid haya vecinos que protestan porque no quieren un macroaparcamiento de 800 plazas bajo el Hospital Niño Jesús, entre la indolencia, el abandono y el silencio del Alcalde de Madrid. Ese macroparking sería un punto de atracción para colapsar el Retiro y toda la zona de Retiro.

Tampoco me cabe en la cabeza que ADIF esté montando pantallas acústicas en la calle Comercio, a petición del Alcalde y su Vicealcaldesa y a tanta distancia de los trenes y de las casas que, no quitarán nada de ruido, pero servirán de pantallas visuales para que los niños de la Escuela Infantil de las Nubes, vean sólo cielo y no el ir y venir de los trenes.

No me cabe en la cabeza que los vecinos de Vallecas, Usera, Villaverde, Perales del Río, tengan que marchar por la recuperación del río Manzanares y su entorno desde el Nudo Supersur de la M-30 hasta Perales del Río, ya en Getafe, ante la indolencia de sus gobernantes municipales.

Pero no es sólo el Sur. No es sólo Retiro. Es Tetuán y son los barrios del Norte, donde los grandes bancos, las grandes inmobiliarias, las grandes constructoras, se dedican a planificar un Madrid de altos rascacielos de viviendas de lujo, oficinas y centros comerciales, aunque para ello haya que expulsar a sus habitantes. Lo llaman Madrid Nuevo Norte, o Paseo de la Dirección. Y llevan mucho dinero gastado en publicidad y propaganda. 

Mientras tanto los vecinos han elegido el emblema de un ser vivo, una centenaria morera acosada por el hormigón de la especulación en la calle Alberdi. Allí, en Tetuán de las Victorias, andan hermanados con la Cala del Moral, en Málaga, donde el gobierno del Ayuntamiento del Rincón de la Victoria, ha decidido talar decenas de moreras para que la Cala tenga un nuevo diseño de palmeras foráneas. Tal vez consideran más turístico y mayor negocio, comenzar a llamarse la Cala de las Palmeras.

Así van las cosas en Madrid y he hablado tan sólo de cuatro casos de abandono de los gobernantes a las demandas vecinales. Cada día nos sorprenden nuevas noticias de problemas en centros educativos, centros de salud, terrazas de bares, atención de nuestros mayores, violencia en las calles.

Me niego a creer que esto y así deba ser Madrid. Habrá otras maneras, otras formas, otra sensibilidad, otra voluntad de trabajo y solución de nuestros problemas. No faltó Antonio Machado en su cita para reivindicar Madrid,

Madrid, Madrid, ¡qué bien tu nombre suena

rompeolas de todas las Españas!

La tierra se desgrana, el cielo truena,

tú sonríes con plomo en las entrañas.

Ahí es nada, un sevillano que considera a Madrid rompeolas de todas las Españas.

Pues eso, que otro Madrid es posible y otros gobernantes y otras formas de gobierno, también lo son. Porque si Madrid funciona, si lo hacemos funcionar, es muy probable que España también funcione.

Imagen portada: Beatriz Durán Balda

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS COMENTADO