/ 5 diciembre 2022
8.1 C
Madrid
/ 5 diciembre 2022

Decepción y descapitalización de Madrid

Decepción y descapitalización de Madrid

"Nuestro futuro como ciudad, nuestra situación de capital de un país, aconsejan afrontar otros retos"

El alcalde Almeida se ha metido en faena en un debate sobre el estado de la ciudad, antes de que el presidente del gobierno se metiera en el de su estado de la nación. En cualquier otro momento de cualquier tiempo pasado y mejor, las propuestas que han sido planteadas por el alcalde hubieran merecido la crítica, pero poco más.

Sin embargo la situación de la que venimos y el escenario hacia el que dicen que nos encaminamos no permite las ligerezas que ha formulado el alcalde de Madrid, la intranscendencia de muchas de las propuestas planteadas ante el gobierno municipal reunido en pleno.

Casi ya en el último año de Almeida al frente del gobierno municipal ha decidido pasar a la historia por los terrenos que va a ceder al Atlético de Madrid para su Ciudad Deportiva, en un intento de emular las hazañas de Gallardón con el Real Madrid.

Quiere hacer algo para encubrir el enorme fracaso del control del tráfico y la contaminación en Madrid y se apresta a poner carriles bici y aceras más amplias en Santa María de la Cabeza. Como quiere rememorar a Pepe Botella, otro de cuyos seudónimos era Rey Plazuelas, acometiendo la remodelación de las plazas de Ministriles, Jacinto Benavente y Guardia de Corps.

Ante la incapacidad de BiciMad para gestionar el servicio de bicicletas en toda la capital, ahora el alcalde se apresta a municipalizar el servicio. Pero, por el momento, es sólo un anuncio sin mayor transcendencia. Una idea, como tantas, que puede ser de usar y tirar.

Habla de seguridad, pero para el alcalde la mejora de la seguridad consiste en instalar cámaras en la Plaza Elíptica y en la Plaza de Malasaña, la del Dos de Mayo, por ser zonas conflictivas. Unas cámaras que quiere que la Delegación del Gobierno le instale también en Usera y Villaverde para controlar a las bandas latinas, para controla el Sur.

Volvemos a una seguridad concebida como un Gran Hermano, cuando la seguridad tiene que ver con más servicios sociales, más reforzamiento del sistema educativo y de la inserción laboral, mejor sanidad y más policía, sí, pero cada vez más especializada y cercana. De eso hay poco en el discurso del alcalde.

Aumentar las sanciones al botellón callejero y a los pintores de grafitis, pero sin hacer nada para prevenirlos, son buena muestra de esa mala manera de entender la seguridad. Hoy con unas cuantas cámaras en las calles quieren hacernos creer que somos más seguros.

Madrid es una de las ciudades que ha salido de la pandemia mejor de lo que estaba, presume el alcalde, aún a sabiendas de que nada de eso es cierto y que la criminalidad ha crecido un 31´6% entre enero y marzo con respecto al mismo periodo del año pasado, aumentando especialmente los delitos sexuales y los robos con violencia.

Eso sí, que no falten ideas luminosas como la creación de un Centro de Interpretación del Paisaje de la Luz. Que no falte tampoco la recuperación de un proyecto estrella que el gobierno de Carmena le sirvió en bandeja: La creación de un Distrito 22 dedicado a convertirse en Distrito Financiero. Un nuevo distrito para los inversores de Madrid Nuevo Norte.

Si ya con Carmena aquella idea de crear una City madrileña era un disparate, tras los desastres acarreados por las finanzas mundiales desde la crisis del 2008, iniciada precisamente por una entidad financiera como Lehman Brothers, uno de los motores de las finanzas mundiales, ahora la idea es aún más descabellada, si tenemos en cuenta que la pandemia, el cambio climático y la guerra de Ucrania, han sembrado la incertidumbre en todo el planeta.

Ni una sola palabra de inversiones reales en el Sur, en los distritos más debilitados por las sucesivas crisis que hemos vivido en los pasados 15 años. Crisis que han precarizado empleos y vidas sometiendo el futuro a negras incertidumbres que alientan el miedo y siembra de peligros el paisaje, dando aliento a populismos autoritarios de todo tipo.

Nuestro futuro como ciudad, nuestra situación de capital de un país, aconsejan afrontar otros retos. Retos de infraestructuras modernizadas, retos de asegurar una convivencia integradora y territorialmente equilibrada, de crear un tejido económico sólido, un empleo cualificado y estable, bien formado, bien pagado. Una ciudad que conquista cada día su capitalidad y que gana en conciencia y voluntad de ser. Muy lejos de las deslavazadas y decepcionantes propuestas planteadas por el señor Almeida.

Francisco Javier López Martín

FIRMA

Aprendiz en todo. Maestro de escuela. La vida del mundo hay que tomarla como la tarea propia y salir a defenderla. Es nuestra misión (Ernesto Sábato).

FIRMA

Aprendiz en todo. Maestro de escuela. La vida del mundo hay que tomarla como la tarea propia y salir a defenderla. Es nuestra misión (Ernesto Sábato).

COMENTARIOS

Deja una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS SOBRE EL AUTOR