/ 27 enero 2022
3.1 C
Madrid
/ 27 enero 2022

Siete parejas de halcones peregrinos crían en el casco urbano de Madrid

Siete parejas de halcones peregrinos crían en el casco urbano de Madrid

Una hembra de halcón anillada en 2011 que nació en Madrid ha regresado a criar. Es la primera vez que esto se observa en la capital. Una hembra de halcón anillada en 2011 que...

Siete parejas de halcones peregrinos se encuentran criando en el casco urbano de la ciudad de Madrid, según los trabajos de seguimiento de estas aves que lleva a cabo SEO/BirdLife. Una hembra de halcón anillada en 2011 por la agrupación ecologista que nació en la ciudad de Madrid ha regresado a criar, siendo la primera vez que se observa que críen dentro de la capital.

En esta etapa de cría es cuando los técnicos de SEO/BirdLife, ayudados por veterinarios de Grefa, acceden brevemente a los pollos para marcarlos con anillas identificativas, pesarles, medirles y tomar muestras de sangre. Las tareas que se llevan a cabo con los halcones cuentan con la autorización de la Comunidad de Madrid y en ellas participa a menudo personal del cuerpo de Agentes Forestales, con los trabajos de altura que se realizan.

La organización naturalista realiza seguimiento a estas aves en la región desde 1996, asegurando que su hábitat natural se ha deteriorado «con el uso de pesticidas, los expolios de nidos para la cetrería y la fuerte competencia de otras rapaces».

Sin embargo, en la capital, los halcones han conseguido encontrar zonas adecuadas para criar y también alimento. Su dieta consiste básicamente en aves. «Capturan palomas, estorninos, vencejos o las cotorras exóticas que proliferan por los parques y jardines de la ciudad. Tienen comida abundante», afirma la técnico del Área de Seguimiento de SEO/Birdlife Arantza Leal.

En el censo de 2008 se revisaron los 98 territorios conocidos y se estimó una población de 28 parejas reproductoras concentradas en dos grandes grupos: sierra de Guadarrama y los cortados fluviales de los ríos Henares, Jarama, Tajuña y Tajo. Por ello se consideró que la especie en la comunidad de Madrid se encontraba en grave declive, y está incluida en el catálogo de especies amenazadas de la Comunidad de Madrid.

LO MÁS LEÍDO

Una hembra de halcón anillada en 2011 que nació en Madrid ha regresado a criar. Es la primera vez que esto se observa en la capital. Una hembra de halcón anillada en 2011 que...

Siete parejas de halcones peregrinos se encuentran criando en el casco urbano de la ciudad de Madrid, según los trabajos de seguimiento de estas aves que lleva a cabo SEO/BirdLife. Una hembra de halcón anillada en 2011 por la agrupación ecologista que nació en la ciudad de Madrid ha regresado a criar, siendo la primera vez que se observa que críen dentro de la capital.

En esta etapa de cría es cuando los técnicos de SEO/BirdLife, ayudados por veterinarios de Grefa, acceden brevemente a los pollos para marcarlos con anillas identificativas, pesarles, medirles y tomar muestras de sangre. Las tareas que se llevan a cabo con los halcones cuentan con la autorización de la Comunidad de Madrid y en ellas participa a menudo personal del cuerpo de Agentes Forestales, con los trabajos de altura que se realizan.

La organización naturalista realiza seguimiento a estas aves en la región desde 1996, asegurando que su hábitat natural se ha deteriorado «con el uso de pesticidas, los expolios de nidos para la cetrería y la fuerte competencia de otras rapaces».

Sin embargo, en la capital, los halcones han conseguido encontrar zonas adecuadas para criar y también alimento. Su dieta consiste básicamente en aves. «Capturan palomas, estorninos, vencejos o las cotorras exóticas que proliferan por los parques y jardines de la ciudad. Tienen comida abundante», afirma la técnico del Área de Seguimiento de SEO/Birdlife Arantza Leal.

En el censo de 2008 se revisaron los 98 territorios conocidos y se estimó una población de 28 parejas reproductoras concentradas en dos grandes grupos: sierra de Guadarrama y los cortados fluviales de los ríos Henares, Jarama, Tajuña y Tajo. Por ello se consideró que la especie en la comunidad de Madrid se encontraba en grave declive, y está incluida en el catálogo de especies amenazadas de la Comunidad de Madrid.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Una hembra de halcón anillada en 2011 que nació en Madrid ha regresado a criar. Es la primera vez que esto se observa en la capital. Una hembra de halcón anillada en 2011 que...

Siete parejas de halcones peregrinos se encuentran criando en el casco urbano de la ciudad de Madrid, según los trabajos de seguimiento de estas aves que lleva a cabo SEO/BirdLife. Una hembra de halcón anillada en 2011 por la agrupación ecologista que nació en la ciudad de Madrid ha regresado a criar, siendo la primera vez que se observa que críen dentro de la capital.

En esta etapa de cría es cuando los técnicos de SEO/BirdLife, ayudados por veterinarios de Grefa, acceden brevemente a los pollos para marcarlos con anillas identificativas, pesarles, medirles y tomar muestras de sangre. Las tareas que se llevan a cabo con los halcones cuentan con la autorización de la Comunidad de Madrid y en ellas participa a menudo personal del cuerpo de Agentes Forestales, con los trabajos de altura que se realizan.

La organización naturalista realiza seguimiento a estas aves en la región desde 1996, asegurando que su hábitat natural se ha deteriorado «con el uso de pesticidas, los expolios de nidos para la cetrería y la fuerte competencia de otras rapaces».

Sin embargo, en la capital, los halcones han conseguido encontrar zonas adecuadas para criar y también alimento. Su dieta consiste básicamente en aves. «Capturan palomas, estorninos, vencejos o las cotorras exóticas que proliferan por los parques y jardines de la ciudad. Tienen comida abundante», afirma la técnico del Área de Seguimiento de SEO/Birdlife Arantza Leal.

En el censo de 2008 se revisaron los 98 territorios conocidos y se estimó una población de 28 parejas reproductoras concentradas en dos grandes grupos: sierra de Guadarrama y los cortados fluviales de los ríos Henares, Jarama, Tajuña y Tajo. Por ello se consideró que la especie en la comunidad de Madrid se encontraba en grave declive, y está incluida en el catálogo de especies amenazadas de la Comunidad de Madrid.

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO