Tiempo de lectura 1 minuto


Tailandia ha ido un paso más allá en su campaña contra el tabaco. Para los que las cajetillas con fotografías y los anuncios sobre posibles enfermedades no son suficientes, el país asiático ha realizado un experimento utilizando pulmones donados de fumadores para demostrar los peligros del tabaco.

Así, la agencia de publicidad ‘Thai Health Promotion Foundation’, en colaboración con la Universidad de Bangkok, ha creado una tinta a partir de la sustancia negra de los pulmones de fumadores.

La campaña, que consistía en que ciudadanos utilizaran esta tinta para escribir mensajes a los fumadores avisándoles de los riesgos que el tabaco conlleva, ha conseguido que los participantes en el programa aumenten en un 500% en el último año.

Además, la agencia ha realizado un vídeo en el que explica en qué ha consistido la campaña, que en pocos días se ha convertido en viral en internet.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *