-Publicidad-

El Real Madrid pudo haberse quedado ayer sin opciones de pasar a la final de Berlín. El conjunto de Ancelotti se dejó arrollar por una Juventus muy superior y con unas ideas muy claras. Es cierto que el resultado puede incluso favorecer a los blancos, ya que el gol de Cristiano da aire y tan solo un «tanto» en Chamartín puede certificar el pase a la gran final.

Pero la pregunta es: viendo lo visto ayer ¿Será capaz el Real Madrid de remontar? El escenario no será el mismo, eso es verdad, pero la imagen del partido de esta pasada noche, dejó mucho que desear. Demasiados fallos para una semifinal y ante un rival que ha resurgido de sus cenizas y , que ganado el Scudetto, solo tienen un objetivo: conseguir alzar la orejona.

-Publicidad-

El experimento Ramos no funcionó y Toni Kross tuvo que multiplicarse por el centro del campo, cosa que acusó mucho el Real Madrid. Si a esto le sumamos los errores de jugadores como Carvajal, Varane y Marcelo, a los que es difícil ver errando tanto, el resultado es el que fue. Otro año más sin ganar en Turín, y ya van 54. Pocos se salvan de la debacle, Cristiano (su gol puede ser el detalle que lleva al Madrid a la final), James (A pesar de fallar el segundo gol para los blancos, no paró de intentarlo durante todo el encuentro), Casillas, (poco pudo hacer en el primer gol y su cabeza y reflejos evitaron un resultado más abultado) e Isco (el único que distribuyó el balón con criterio).

No me olvido de Chicharito, que jugó pocos minutos pero siguió demostrando el hambre gol que tiene. Se merece ser titular en el partido de vuelta, se lo ha ganado.

Por último me gustaría hacer mención especial a Morata, canterano madridista, y autor del primer gol para los italianos. De renegado al banquillo por Ancelotti, a pieza clave en la Juve. Un jugador con una gran calidad y que tiene entre ceja y ceja la portería contraria, un auténtico killer. ¿Lo repescará el Madrid para la temporada que viene? ¿Querrá volver el madrileño a las filas del conjunto blanco?

El miércoles que viene se conocerá el vencedor de este choque. Como dijo James: «el Bernabéu tiene arder». En estas noches el público tiene que olvidar lo sucedido en Turín y volcarse en ayudar y motivar a su equipo para que las calles Berlín puedan estar plagadas de madridistas el próximo 6 de junio, y quien sabe, si celebrando un nuevo título europeo.
 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here