domingo, junio 23, 2024
27.8 C
Madrid

Viajar desde Madrid: Edimburgo

La capital de Escocia es mucho más que una ciudad carga de leyendas.  La capital de Escocia es mucho más que una ciudad carga de leyendas.  Edimburgo, la capital de Escocia,...

Edimburgo, la capital de Escocia, es una ciudad que ha conseguido crear atractivo más allá de su precioso entorno. Es la ciudad de las leyendas y los fantasmas, la ciudad que fue cárcel de María de Estuardo y también en la que se quemaron a cientos de personas sospechosas de brujería. Hoy en día se ha alzado como el lugar al que debería ir si quiere disfrutar de pubs y cafés con encanto o también como la ciudad de los festivales y el arte escocés.

Desde Madrid los billetes a Edimburgo cuestan entre 130-150 € con Iberia Express y, para nuestra sorpresa, entre 220-240 € con Easy Jet. Para llegar al centro desde el aeropuerto de Edinburgh tiene varias posibilidades, la más rápida es el Airlink, que recorre los 12 kilómetros que separan el centro del aeropuerto en 25 minutos y tiene un precio de 9 € ida / vuelta. El tranvía también es bastante rápido, tarda 35 minutos y tiene un precio de 10 € ida /vuelta. Respecto al alojamiento, Airbnb es una buena solución si busca paz y desasosiego y tiene apartamentos para dos personas a partir de 70€. Los hoteles de 4 * tienen un precio bastante asequible para estar en Reino Unido y los precios giran en torno a los 120-180€ la noche.

DÍA 1

Cuando uno viaja debe proporcionarse una inmersión completa en la ciudad: eso de decir “ay, no, yo mi café con leche y mi tostada seca con mermelada” no vale. Un buen escocés empieza el día con un enérgico desayuno a base de baked beans, salchichas, huevos fritos… ligerito, ¿eh? Una opción ganadora es el Café Marlayne, muy típico y con buen precio. Está en el número 13 de la Antigua Street.

- Publicidad -

Una buena primera toma de contacto con Edimburgo puede ser empezar por visitar el castillo, que se alza imponente sobre Castle Hill. Un dato curioso de Edinburgh Castle es que cada día, excepto los domingos, a la una en punto el General de Artillería acude para disparar el cañón. La tradición se celebra desde el año 1861 y su función era anunciar la hora para que los marineros y la gente del pueblo sincronizase sus relojes. Dentro del castillo hay que visitar sí o sí la Capilla de Santa Margarita, ya que es el edificio más antiguo de Edimburgo y la mandó construir David I en memoria de su madre. También es recomendable visitar la Honours of Scotland, en la que se exponen las Joyas de la Corona. Otros puntos de interés dentro del castillo son el Museo de Memoria Nacional de la Guerra de Escocia, el Mons Meg y las Prisiones de guerra.

El castillo es el comienzo de la que dicen que es la calle más bonita de Escocia: la Royal Mile. Es el corazón de Edimburgo. El paseo por Royal Mile le hará disfrutar de su bella arquitectura tradicional y también de negocios típicos y gaiteros por las calles. Más o menos a la altura media de la Royal Mile se erige la Catedral de Saint Giles, que fue construida sobre un antiguo santuario construido en el S. IX.

Cenar en la Royal Mile es la mejor opción, ya que es de los pocos sitios en los que la cocina no cierra a las 20:30.

- Publicidad -

La Plaza de Grassmarket y la calle Cowgate son otros dos lugares que no se puede perder. Es la zona con más ambiente por la noche y el lugar idóneo para tomar una copa.

 
DÍA 2

Los últimos días suelen ser los que se reservan para los museos. Es imprescindible visitar la National Gallery of Scotland, porque si no, su madre se enfadará con usted. Recoge obras que van desde el Renacimiento hasta el Postimpresionismo de todo Occidente. Algunos de los artistas destacados son Tiziano, El Greco, Velázquez, Rembrandt, Rubens, Van Gogh, Monet, Cezanne o Gauguin. La National Gallery está en Princes Street.

Muy cerca de la National Gallery se encuentra el Monumento a Scott. Es recomendable ascender hasta lo más alto para poder disfrutar de unas vistas geniales de la ciudad. ¡No apto para aquel que tenga claustrofobia! Muy pegado al Scott Monument está Jenners, unos grandes almacenes muy scottish que vienen siendo el Harrods de Escocia. Otro lugar que debería visitar son los Jardines de Princes Street.

La Calton Hill no es apodada como la Atenas del norte por casualidad. En esta colina se erigen monumentos milenarios y, además, las vistas son preciosas. Si tienen tiempo otro lugar que deberían conocer es el Museo de los Escritores, dedicado a la vida de los escritores más importantes de la historia de Escocia: Sir Walter Scott, Robert Burns y Robert Louis Stevenson. Si no le gusta la literatura tampoco tiene excusa para no ir puesto que el edificio que lo acoge es una mansión de principios del XVII con una arquitectura y un decorado espectacular.

- Publicidad -
- Publicidad -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -

La Comunidad de Madrid reconoce a Julio Cuenca, mejor nota en la EvAU con un 14

El consejero de Educación, Ciencia y Universidades de la Comunidad de Madrid, Emilio Viciana, ha recibido este...

Cinco planazos de verano sin moverte de Madrid

La llegada del buen tiempo hace que nuestro cuerpo empiece a pedirnos, como no podía ser de...

Hilario Alfaro: «En Madrid Foro Empresarial somos muy conscientes del papel tan relevante que tiene la digitalización en las...

La Comunidad de Madrid se ha convertido, en los últimos años, en uno de los principales actores...

La Comunidad de Madrid otorga la Medalla Internacional a Javier Milei

La Comunidad de Madrid va a conceder la Medalla Internacional al presidente de la República Argentina, Javier...

La Feria del Libro de Madrid deja más de diez millones de euros en ventas y un millón de...

La recién concluida 83ª edición de la Feria del Libro de Madrid, a pesar de haber enfrentado...

Los mejores planes para niños este verano en Madrid

El calor ya está aquí, las vacaciones de verano a la vuelta de la esquina, y Madrid...