Tiempo de lectura 1 minuto

Cocina tradicional fusionada con gustosos toques de cocina moderna. Es la filosofía de LÚBORA, el nuevo restaurante que el chef Raúl Harillo ha abierto en Madrid.

LÚBORA se caracteriza por ser un espacio acogedor que permite disfrutar de unas cuidadas cartas Lúbora, Dulce y Vinos en un ambiente en el que el cliente se siente bien tratado desde que cruza la puerta situada en el número 39 de la calle General Moscardó.

Es difícil destacar los platos de LÚBORA porque todos te dejan un buen sabor de boca. Sus cartas no engañan: espectacular el ceviche de gambón con sisho sobre pan crujiente de gambas, las orejitas de cochinillo confitadas y crujientes con chimichurri hecho en el propio restaurante, el Desierto de Foie, los callos picantitos “con mucho morro”, su ensaladilla rusa con ventresca y mojama, la coca de sardina…

Y para los amantes de los postres, imposible salir de LÚBORA sin probar la cañita de cerveza negra dulce y la leche con galletas.

“En LÚBORA no queremos que vengas solo a comer, nos gustaría que vinieras a disfrutar de toda una experiencia”. Una gran declaración de intenciones que Raúl Harillo y José Carlos Ruiz hacen que se haga realidad.

¡Volveremos!