/ 7 mayo 2021

La obra de Santiago Serra Presos políticos, vendida por 80.000 euros

La obra de Santiago Serra Presos políticos, vendida por 80.000 euros

La polémica obra de Santiago Serra Presos políticos, que se iba a exponer en el espacio de la Galería Helga de Alvear en Arcomadrid ha sido retirada. La obra, una pieza única compuesta por 24 retratos valorada en 80.000 euros, ya estaba vendida.

Desde IFEMA han explicado que habían solicitado a la Galería Helga de Alvear la retirada de la obra del artista Santiago Sierra, petición a la que ha accedido.

En un comunicado, la institución ferial ha precisado que, «desde el máximo respeto a la libertad de expresión, entiende que la polémica que ha provocado en los medios de comunicación la exhibición de estas piezas, está perjudicando la visibilidad del conjunto de los contenidos que reúne ARCOmadrid 2018».

- Advertisement -

«Por tanto –añade–, es su responsabilidad, como organizadora, tratar de alejar de su desarrollo los discursos que desvíen la atención del conjunto de la feria» ya que, como reitera, IFEMA persigue con ARCOmadrid «configurar una feria comercial de alcance internacional, con un objetivo de fomento del coleccionismo, primando garantizar el retorno de la inversión y esfuerzo que hacen las galerías participantes».

La obra retirada se componía de fotografías pixeladas de hasta 24 personas con una breve explicación de los motivos por los que habían sido encarcelados. Entre estos presos políticos se encuentran los encarcelados Oriol Junqueras, presidente de ERC, y los presidentes de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y de Omnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cruixat, respectivamente.

La obra de Santiago Serra Presos políticos, vendida por 80.000 euros 3

Además, se reconocen otros nombres como los del dirigente del SAT, Andrés Bódalo, los detenidos por la «trifulca nocturna» de Altsasu o los titiriteros detenidos en 2016 por su obra La bruja y Don Cristóbal. Todas las personas que aparecen en la obra no tienen nombre, sino asignado un número. Sin embargo, los pies de cada foto son lo suficientemente explicativos.

LA JUNTA DE IFEMA 

La Junta de Ifema, que se ha reunido este miércoles de forma urgente tras la retirada de la obra de Santiago Sierra Presos políticos de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOMadrid 2018, ha avalado la decisión de su presidente ejecutivo, Clemente González Soler, de apartar dicho trabajo.

El Ayuntamiento de Madrid ha explicado en un comunicado que no comparte la decisión, «tomada de manera unilateral por la dirección de Ifema», de solicitar a la galería Helga de Alvear la retirada de la obra y ha recordado que, por ello, al conocer esta noticia, ha solicitado la convocatoria urgente de la Junta de Ifema para pedir una rectificación.

Una vez realizada esta reunión, la Junta ha avalado la decisión tomada «de manera unilateral» por el presidente del Comité Ejecutivo, han destacado.

En este sentido, el coordinador general de alcaldía y vicepresidente de Ifema, Luis Cueto, ha reiterado que «el Ayuntamiento de Madrid no comparte la decisión tomada ya que defiende la libertad de expresión y de creación por encima de todo».

Desde el Ayuntamiento de Madrid se considera que la libertad artística y de expresión «deben ser dos valores fundamentales en una Feria de Arte Contemporáneo que se ha convertido, a lo largo de sus 37 ediciones, en un referente a nivel internacional, y en un escaparate de la actividad».

CULTURA SE DESVINCULA

El secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha subrayado este miércoles 21 de febrero que ni Gobierno ni Administración General del Estado tienen un papel en IFEMA o en ARCOmadrid y, por tanto, la decisión de retirar la obra De Santiago Sierra Presos Políticos no les corresponde, ni les afecta en términos de competencias, ni han intervenido en ella. No obstante, Benzo no ha descartado que se trate de un problema «conceptual» y ha recalcado que «en España no hay presos políticos».

«Era una obra que llevaba por título Presos políticos. No conozco su contendido exactamente pero, claro, que contenga fotografías de personas que no son presos políticos, te hace pensar que quizá conceptualmente no estaba bien ajustada la obra y, por tanto, es un criterio incluso artístico el que se ha tomado a la hora de retirarla», ha señalado.

Antes de participar en la feria en el acto sobre la cesión de la colección de Ella Cisneros-Fontanals, el secretario de Estado ha precisado que la decisión última corresponde a la galería y que hay que respetar sus criterios e intereses, que «están al margen de las instituciones públicas».

Tras defender la libertad de expresión como un «derecho fundamental», ha insistido en que quizás es un «problema conceptual». «Lo que sí tengo claro es una cosa: en España no hay presos políticos y por que una obra de arte incluya a determinadas personas bajo el concepto de presos políticos no se van a convertir en presos políticos», ha recalcado.

Finalmente, ha insistido en que los artistas «pueden decir lo que quieran» y sobre la recomendación por parte de IFEMA de retirar la obra, ha apuntado que él «nunca» ha recomendado la retirada de una obra, aunque respeta las decisiones del resto de administraciones y apunta a la galería como responsable última.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS