/ 17 mayo 2022
17.2 C
Madrid
/ 17 mayo 2022

Lavapiés vuelve a la normalidad: la batalla se traslada al barrio político

Lavapiés vuelve a la normalidad: la batalla se traslada al barrio político

Hubo quema de contenedores y vehículos, robo en una oficina bancaria, destrozos en comercios y mobiliario urbano y lanzamiento de piedras y otros objetos a la Policía. Hubo...

El barrio de Lavapiés ha amanecido este viernes con normalidad y desde primera hora de la mañana efectivos del Selur y del personal de limpieza del Consistorio remataban la recogida de escombros de los desperfectos generados por la quema de contenedores y rotura del mobiliario.

Los altercados de este jueves siguen en boca de los vecinos de Lavapiés. Así, a la entrada de los colegios familias comentaban los disturbios que se produjeron en la plaza de Lavapiés y calles aledañas, con quema de contenedores, adoquines arrancados y cargas policiales contra un centenar de personas que lanzaron botellas y piedras a los agentes. Los incidentes se saldaron con un total de 20 heridos y seis detenidos.

Se ha producido una concentración de allegados y compañeros del senegalés fallecido. Rostros serios y alguna nuestra de indignación son la tónica de la concentración en la plaza Nelson Mandela, donde esta tarde hay convocada una concentración de repulsa por lo sucedido.

En la calle del Oso, donde murió el mantero, se ha improvisado un altar en su honor. Además, algunos vecinos del barrio se han acercado para apoyar al colectivo senegalés.

BATALLA EN EL TERRENO POLÍTICO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha condenado la «revuelta callejera» que tuvo lugar este jueves por la noche en Lavapiés y ha trasladado todo su apoyo a «los policías heridos».

En una entrevista concedida a esRadio y recogida por Europa Press, la dirigente madrileña ha señalado que, pese a que no conoce «en profundidad» lo sucedido en el barrio madrileño, cree que se trata de «una vuelta de tuerca más».

Cifuentes ha defendido que una cosa son «las manifestaciones, que son un derecho constitucional y tienen que estar notificadas a la Delegación del Gobierno», y otra es lo sucedido este jueves, para ella, «una revuelta callejera con daños a bienes y personas».

La presidenta autonómica ha querido mandar «un abrazo muy fuerte a los policías heridos» y ha vuelto a trasladar su «apoyo absoluto» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como ha hecho «siempre». «Creo que cabe cualquier protesta en un Estado democrático pero se tiene que hacer de manera pacífica», ha defendido.

La dirigente regional ha lamentado la muerte de un ciudadano senegalés, que parece ser que fue «una muerte natural», y que «desembocó todo», pero ha hecho hincapié en que se vive en un Estado de derecho y hay que «respetarlo», lo que tiene que excluir «cualquier tipo de violencia».

Cifuentes ha recordado que en Lavapiés «se quemaron contenedores, se rompieron lunas de escaparate de comercio y se prendió fuego a sucursales bancarias». Se trata de «un acto de vandalismo absoluto en el que la Policía Nacional tuvo que intervenir», ha dicho.

La primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras, que ejerce este viernes como regidora por la visita de Manuela Carmena a París, ha asegurado que «aún» no se puede confirmar que ayer se produjera una persecución policial contra el ciudadano senegalés muerto en Lavapiés y ha hecho un llamamiento a la calma y a la prudencia.

«Estuve anoche en Lavapiés; tenemos aún informaciones contradictorias y no se puede confirmar aún persecución policial, tenemos que esperar a que se confirmen los hechos, y a partir de ahí actuaremos».

Higueras sí ha confirmado que se llevará a cabo una investigación, y que a las 8.30 horas de este viernes, el área de Seguridad ya ha mantenido una primera reunión. «Si hay que depurar responsabilidades, lo haremos», ha remachado.

A pesar de ella, la alcaldesa en funciones ha pedido «ser muy prudentes», ya que «hay que verificar los hechos». «Llamamos a la calma, a la prudencia, es importantísimo tener toda la información, y vamos a esperar», ha apuntado a continuación.

Marta Higueras ha manifestado el pesar de todo el equipo de Gobierno por la muerte de este joven. «Estamos consternados», ha señalado. Por último, ha señalado que «Lavapiés es un ejemplo de integración, de intercambio de culturas», y espera «que siga siendo así».

El concejal del PP Percival Manglano echa en falta tanto una «condena explícita» del Gobierno municipal ante los disturbios.».

«Hemos echado en falta una condena explícita de esos graves hechos y un respaldo explícito a la Policía Municipal», ha indicado en la comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto.

Fuentes municipales detallaron anoche que el Ayuntamiento estaba en contacto con la embajada de Senegal, negaron persecución policial y anunciaron la apertura de una investigación.

LA POLICÍA NACIONAL INVESTIGA LOS DISTURBIOS

El Grupo XXIII de la Brigada de Información de la Policía Nacional está investigando el origen y las circunstancias de los disturbios.

Los incidentes, en los que hubo quema de contenedores y vehículos, robo en una oficina bancaria, destrozos en comercio y mobiliario urbano y lanzamiento de ladrillos, piedras y otros objetos a la Policía, terminó con seis detenidos de nacionalidad española, entre ellos una mujer y un menor de edad. Entre ellos no hay ningún senegalés.

No obstante, puede haber más detenidos, ya que la Policía está investigando ahora las cámaras de seguridad –algunas rotas a propósito por algunos alborotadores– de la zona de los que participaron en la revuelta, que terminó con controles y cargas policiales y con lanzamiento de pelotas de goma por parte de los antidisturbios.

Los agentes de la Brigada de Información, encargada de los grupos violentos y bandas latinas, están ahora comprobando los antecedentes de los arrestados. Todo apunta a que se trata de grupos antisistemas, que fueron convocados por redes sociales a raíz de la concentración espontánea en la calle del Oso y plaza Nelson Mandela de compañeros del mantero fallecido.

Además, según apuntan las mismas fuentes, frente a las primeras protestas «erráticas y descoordinadas» de los senegaleses, el grupo de antisistemas que vino después se caracterizaba por llevar la cara tapada y perpetrar «acciones coordinadas tendentes a provocar a la Policía y a generar confusión entre los concentrados», según las mismas fuentes.

De hecho, hubo momentos de tensión, conatos e incluso algún enfrentamiento entre grupúsculos de concentrados y entre alguno de estos y vecinos de la zona, que aunque apoyaban el duelo por la muerte del mantero criticaban el vandalismo provocado a las puertas de su casa «por personas ajenos al barrio», señalaban los vecinos.

Uno de los momentos de mayor tensión entre los propios manifestantes ocurrió cuando en torno a la medianoche cuando un grupo de jóvenes entró en una sucursal bancaria incendiada en la calle Ave María y se llevaron varas televisiones. «No aprovechéis esto para robar», les espetó uno de los vecinos. Además, la toma de imágenes de la escena provocó una pelea entra varios individuos.

Hubo quema de contenedores y vehículos, robo en una oficina bancaria, destrozos en comercios y mobiliario urbano y lanzamiento de piedras y otros objetos a la Policía. Hubo...

El barrio de Lavapiés ha amanecido este viernes con normalidad y desde primera hora de la mañana efectivos del Selur y del personal de limpieza del Consistorio remataban la recogida de escombros de los desperfectos generados por la quema de contenedores y rotura del mobiliario.

Los altercados de este jueves siguen en boca de los vecinos de Lavapiés. Así, a la entrada de los colegios familias comentaban los disturbios que se produjeron en la plaza de Lavapiés y calles aledañas, con quema de contenedores, adoquines arrancados y cargas policiales contra un centenar de personas que lanzaron botellas y piedras a los agentes. Los incidentes se saldaron con un total de 20 heridos y seis detenidos.

Se ha producido una concentración de allegados y compañeros del senegalés fallecido. Rostros serios y alguna nuestra de indignación son la tónica de la concentración en la plaza Nelson Mandela, donde esta tarde hay convocada una concentración de repulsa por lo sucedido.

En la calle del Oso, donde murió el mantero, se ha improvisado un altar en su honor. Además, algunos vecinos del barrio se han acercado para apoyar al colectivo senegalés.

BATALLA EN EL TERRENO POLÍTICO

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha condenado la «revuelta callejera» que tuvo lugar este jueves por la noche en Lavapiés y ha trasladado todo su apoyo a «los policías heridos».

En una entrevista concedida a esRadio y recogida por Europa Press, la dirigente madrileña ha señalado que, pese a que no conoce «en profundidad» lo sucedido en el barrio madrileño, cree que se trata de «una vuelta de tuerca más».

Cifuentes ha defendido que una cosa son «las manifestaciones, que son un derecho constitucional y tienen que estar notificadas a la Delegación del Gobierno», y otra es lo sucedido este jueves, para ella, «una revuelta callejera con daños a bienes y personas».

La presidenta autonómica ha querido mandar «un abrazo muy fuerte a los policías heridos» y ha vuelto a trasladar su «apoyo absoluto» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, como ha hecho «siempre». «Creo que cabe cualquier protesta en un Estado democrático pero se tiene que hacer de manera pacífica», ha defendido.

La dirigente regional ha lamentado la muerte de un ciudadano senegalés, que parece ser que fue «una muerte natural», y que «desembocó todo», pero ha hecho hincapié en que se vive en un Estado de derecho y hay que «respetarlo», lo que tiene que excluir «cualquier tipo de violencia».

Cifuentes ha recordado que en Lavapiés «se quemaron contenedores, se rompieron lunas de escaparate de comercio y se prendió fuego a sucursales bancarias». Se trata de «un acto de vandalismo absoluto en el que la Policía Nacional tuvo que intervenir», ha dicho.

La primera teniente de alcalde de Madrid, Marta Higueras, que ejerce este viernes como regidora por la visita de Manuela Carmena a París, ha asegurado que «aún» no se puede confirmar que ayer se produjera una persecución policial contra el ciudadano senegalés muerto en Lavapiés y ha hecho un llamamiento a la calma y a la prudencia.

«Estuve anoche en Lavapiés; tenemos aún informaciones contradictorias y no se puede confirmar aún persecución policial, tenemos que esperar a que se confirmen los hechos, y a partir de ahí actuaremos».

Higueras sí ha confirmado que se llevará a cabo una investigación, y que a las 8.30 horas de este viernes, el área de Seguridad ya ha mantenido una primera reunión. «Si hay que depurar responsabilidades, lo haremos», ha remachado.

A pesar de ella, la alcaldesa en funciones ha pedido «ser muy prudentes», ya que «hay que verificar los hechos». «Llamamos a la calma, a la prudencia, es importantísimo tener toda la información, y vamos a esperar», ha apuntado a continuación.

Marta Higueras ha manifestado el pesar de todo el equipo de Gobierno por la muerte de este joven. «Estamos consternados», ha señalado. Por último, ha señalado que «Lavapiés es un ejemplo de integración, de intercambio de culturas», y espera «que siga siendo así».

El concejal del PP Percival Manglano echa en falta tanto una «condena explícita» del Gobierno municipal ante los disturbios.».

«Hemos echado en falta una condena explícita de esos graves hechos y un respaldo explícito a la Policía Municipal», ha indicado en la comisión de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto.

Fuentes municipales detallaron anoche que el Ayuntamiento estaba en contacto con la embajada de Senegal, negaron persecución policial y anunciaron la apertura de una investigación.

LA POLICÍA NACIONAL INVESTIGA LOS DISTURBIOS

El Grupo XXIII de la Brigada de Información de la Policía Nacional está investigando el origen y las circunstancias de los disturbios.

Los incidentes, en los que hubo quema de contenedores y vehículos, robo en una oficina bancaria, destrozos en comercio y mobiliario urbano y lanzamiento de ladrillos, piedras y otros objetos a la Policía, terminó con seis detenidos de nacionalidad española, entre ellos una mujer y un menor de edad. Entre ellos no hay ningún senegalés.

No obstante, puede haber más detenidos, ya que la Policía está investigando ahora las cámaras de seguridad –algunas rotas a propósito por algunos alborotadores– de la zona de los que participaron en la revuelta, que terminó con controles y cargas policiales y con lanzamiento de pelotas de goma por parte de los antidisturbios.

Los agentes de la Brigada de Información, encargada de los grupos violentos y bandas latinas, están ahora comprobando los antecedentes de los arrestados. Todo apunta a que se trata de grupos antisistemas, que fueron convocados por redes sociales a raíz de la concentración espontánea en la calle del Oso y plaza Nelson Mandela de compañeros del mantero fallecido.

Además, según apuntan las mismas fuentes, frente a las primeras protestas «erráticas y descoordinadas» de los senegaleses, el grupo de antisistemas que vino después se caracterizaba por llevar la cara tapada y perpetrar «acciones coordinadas tendentes a provocar a la Policía y a generar confusión entre los concentrados», según las mismas fuentes.

De hecho, hubo momentos de tensión, conatos e incluso algún enfrentamiento entre grupúsculos de concentrados y entre alguno de estos y vecinos de la zona, que aunque apoyaban el duelo por la muerte del mantero criticaban el vandalismo provocado a las puertas de su casa «por personas ajenos al barrio», señalaban los vecinos.

Uno de los momentos de mayor tensión entre los propios manifestantes ocurrió cuando en torno a la medianoche cuando un grupo de jóvenes entró en una sucursal bancaria incendiada en la calle Ave María y se llevaron varas televisiones. «No aprovechéis esto para robar», les espetó uno de los vecinos. Además, la toma de imágenes de la escena provocó una pelea entra varios individuos.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO