Tiempo de lectura: 3 minutos


Cerca de 4.800 efectivos integran el Plan INFOMA de Protección Civil por Incendios Forestales en la Comunidad de Madrid 2018, que permanecerá activo hasta el 30 de septiembre, pero que en función del nivel de riesgo se podría prolongar hasta el 31 de octubre.

El dispositivo ha sido presentado este míercoles por el presidente regional, Ángel Garrido, acompañado del consejero de Presidencia, Pedro Rollán, en el embalse de Navalmedio, en Cercedilla, en donde se ha realizado un simulacro de incendio con brigada helitransportada, unidades terrestres y de bomberos y una brigada forestal.

En concreto, el dispositivo está formado por 4.777 efectivos, de los que 2.330 pertenecen a los diferentes cuerpos profesionales, entre los que destacan 1.337 funcionarios del Cuerpo de Bomberos, 514 de Brigadas Forestales y 214 Agentes Forestales. A ellos se suman medio centenar de especialistas de helicópteros y maquinaria pesada, técnicos de comunicaciones y más de 200 efectivos de refuerzo. Estos últimos prolongarán en la presente campaña sus actividades de vigilancia durante 15 días más.

En cuanto a los medios con los que se cuenta en esta campaña, está compuesta por 507 vehículos, incluidos un centenar de autobombas y 9 helicópteros, de los cuales cuatro están al servicio de las brigadas helitransportadas, otros cuatro se destinan a la extinción por medio de descargas de agua y uno más a funciones de coordinación, observación y patrullaje.

Garrido ha señalado que la de 2018 no es una campaña sencilla aunque se haya retrasado la llegada del verano, ya que hay más maleza: «Todas las campañas son complicadas, todas por definición, y no hay ninguna sencilla, esta tampoco lo es. La verdad es que se ha retrasado la llegada del verano y que eso ha provocado que la superficie arbórea esté más cargada de humedad, pero eso durará el poco tiempo que dure».

Así, ha indicado que la Comunidad afronta todas las campañas «al máximo» y pensando en la «peor de las posibilidades». «Creo que es la mejor forma de actuar y tenemos un dispositivo que funciona muy bien con los mejores profesionales sinceramente y con también con los mejores equipos», ha explicado.

Según Garrido, en las anteriores campañas se han obtenido «muy buenos resultados» y ha dicho que esperan seguir teniéndolos. «Siempre que contar también con el factor suerte y que no que no se complique toda la vez, porque esas cosas a veces pues no se pueden controlar», ha aseverado.

«Insisto también ese mensaje de que todo los madrileños son quiénes mejor pueden colaborar para que los conatos se queden en conato y no lleguen a incendio, también respetando esas normas fundamentales de no hacer fuego y de no abandonar restos en el campo», ha pedido.

NUEVO MATERIAL

Garrido ha explicado que al personal que forma parte del Plan se le entregará nuevo material, como máscaras de protección respiratoria y gafas para «proteger a los que nos protegen» que es una de las «máximas de nuestra acción de gobierno». A ello, ha sumado la renovación de 20 vehículos de extinción, así como los equipos de protección individual de los 500 trabajadores de las brigadas forestales.

El mandatario regional ha hecho alusión al incremento del número de efectivos de bomberos en el dispositivo diario, que se ha incrementado en 38 bomberos, pasando de los 220 efectivos del año pasado hasta los 258 en la presente campaña.

Por ello, ha recordado que recientemente se han convocado 100 nuevas plazas de bomberos que podrán reforzar parte del INFOMA del próximo año. Además, el presidente ha destacado la extensión del contrato de personal laboral de refuerzo a 150 días (15 días más que en 2016) para adaptar la presencia de efectivos a la mayor duración de la estacionalidad constatada en estos últimos años.

Garrido ha hecho hincapié en el refuerzo de la coordinación a través de jornadas de capacitación en todas las comarcas forestales y el incremento en un 300 % de las horas de formación de vigilantes y encargados.

INCREMENTO DEL RIESGO

El presidente regional ha alertado del incremento del riesgo de incendios por el crecimiento de vegetación a causa de las lluvias de las últimas semanas. Por ello ha destacado la importancia que supone la prevención y en este sentido ha señalado que «los incendios de verano se apagan en invierno».

Para ello, ha asegurado que de los 38,2 millones de euros que se invierten en el Plan INFOMA, un 2 por ciento más que en 2017, el 65 por ciento se destina a labores de prevención.

En este sentido, ha recordado las tareas de limpieza y desbroce en cerca de 2.900 hectáreas, un 12 por ciento más que el año pasado, de las que el 38 por ciento se han acondicionado mediante pastoreo preventivo, gracias a la participación de 40 cabañas ganaderas.

Garrido ha insistido en la importancia de la colaboración ciudadana a la hora de prevenir incendios que ponen en riesgo «nuestro patrimonio forestal». «Junto a los consejos de no hacer fuego en zonas forestales, no hacer barbacoas y mantener limpio el monte, se le suma el de llamar rápidamente al 112 ante cualquier conato de fuego», ha concluido.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *