Tiempo de lectura 2 minutos


Durante los años de crisis las bodas descendieron en España y las tendencias han cambiado, ahora las parejas se casan más mayores y en mayor medida por lo civil, pero lo cierto es que los españoles nos seguimos casando y en altas cifras. Según el INE, más de 170.000 parejas se dan el sí quiero cada año.

El gusto por casarse no ha cambiado, pero sí lo han hecho las tendencias en bodas. Cada vez hay menos iglesias, pero tampoco se eligen Ayuntamientos, ahora se opta por ceremonias más ecológicas, con una temática, al aire libre y, a menudo, más cómodas y divertidas. Ahora las invitaciones y los regalos no van en sobre cerrado y por correos y es común ver a novias con zapatos bajos y novios sin corbata.

CEREMONIAS: AL AIRE LIBRE Y CON AIRE DIVERTIDO

Las temáticas le han ganado terreno a la tradición. Cada vez son más los que buscan casarse descalzos en la arena, bajo un arco, al más puro estilo americano. Las bodas ecológicas y rurales también han ganado protagonismo, muchos son los que optan por una ceremonia en el campo, sobre paja, rodeados de naturaleza. No es raro ver a novios y novias llegando a la ceremonia en bicicleta o en burro.

CELEBRACIONES: ALPARGATAS DE REGALO, COREOGRAFÍAS Y DETALLES EN PAPEL

Hay varias partes de una boda que han cambiado radicalmente. No esperes recibir tu invitación con impresión digital metida en un sobre. El papel es el gran aliado, desde sobres decorados con invitaciones hechas en acuarela, con formas y colores hasta cajas de cartulina que contienen sorpresas a modo de invitación. El papel está en todas partes, en los conos para el arroz o los pétalos de rosa para tirar a los novios o en paquetes para pañuelos de papel, siempre con estampados de colores o con dibujos.

Y si hablamos de los regalos, ni hablar de los puros para ellos y los cigarrillos para ellas. Para hacer la vida más fácil a las invitadas se opta por regalar chanclas o alpargatas para la hora del baile, cuando no puedan con los tacones. También los sombreros y los abanicos o paraguas son un éxito en las bodas al aire libre.

Lo que no cambia es el vals, aún se mantiene esta tradición, pero cada vez es más común que los novios o invitados preparen coreografías. Se buscan bodas divertidas, que se salgan de la seriedad y el protocolo y queden grabadas en la memoria de los asistentes.

Y PARA VESTIR, LO QUE MÁS TE GUSTE

Los vestidos de novia de cuento siguen triunfando, pero las mujeres buscan cada vez más vestidos adaptados a sus gustos y a su forma de ser. Clásicos, retro, modernos, con pantalón, sin cola, con colores… Ya no existe un vestido de boda estándar, cada una tiene el suyo. También los hombres han demostrado que quieren sentirse cómodos con ellos mismos en su boda. Muchos han dejado a un lado la corbata o han optado por zapatillas en lugar de zapatos.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *