Tiempo de lectura 2 minutos

El mantenimiento del rótulo luminoso de Schweppes en Callao ubicado en el edificio Capitol no es obligatorio al no haber sido declarado Bien de Interés Cultural (BIC), como sí lo es el edificio, aunque el Gobierno regional ya ha indicado que no se plantea retirarlo.

Así lo expone la Comunidad de Madrid en el BOCM, en el decreto por el que se desestima el recurso de reposición, que ha adelantado ‘El Mundo’, interpuesto por ‘Daellos S.A’, compañía propietaria, contra el decreto por el que el Consejo de Gobierno declaró BIC el inmueble y por medio del que solicitan que se proteja el cartel publicitario.

El Edificio Capitol, monumento BIC de Madrid

En dicho decreto, la Comunidad sostiene que no tiene obligación de mantener el rótulo porque aunque en 2009 la Comisión de Patrimonio Histórico de Madrid, en la que tiene mayoría el Gobierno regional, dió luz verde a mantenerlo, dicha autorización “no tiene por qué ser indefinida, ni implica que el rótulo deba ser considerado como parte del edificio ni que deba ser incluido como objeto de la declaración de Bien de Interés Cultural”.

Además, inciden en que dicha autorización “se entiende temporal y sujeta a revisión periódica por la Administración competente en materia de patrimonio histórico”.

En declaraciones a Europa Press, la Consejería de Cultura ha explicado que “el que el hecho de que el cartel no sea BIC “no indica que se vaya a retirar”. “Lo que quiere decir es que el propietario en el momento en el que lo quiera retirar el luminoso, tendría que pasar primero por la Comisión Local de Patrimonio que es la encargada de estudiar el caso y la que tomaría este tipo de decisiones. Nosotros no tenemos ninguna intención de retirarlo”, han sostenido.

Por otra parte, la empresa alegaba que “el edificio fue concebido con publicidad por lo que el intento de exclusión –de BIC– de las pantallas publicitarias de led, ubicadas bajo la marquesina, no responde al origen y naturaleza del edificio y comporta intrusión por parte de la Comunidad de Madrid en competencias del Ayuntamiento”.

A este respecto, el Ejecutivo autonómico ha comentado que “la autorización de mantenimiento de las pantallas led hasta que se desarrollen otros sistemas menos agresivos de publicidad obedece a que están ocupando sensiblemente el lugar que se reservaba en origen para los carteles publicitarios del cine, y tienen una función similar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *