<b>Tiempo de lectura</b> 3 minutos


Los protagonistas de los musicales y concejales de todos los partidos presentes en la Corporación, juntos en las escaleras del cine Callao, han ‘estrenado’ la nueva Gran Vía.

Las escalinatas han servido de escenario para poner la banda musical a la renovada calle que, como ha destacado la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, acompaña por el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y el resto del equipo de Gobierno, mantiene su papel como eje del centro histórico, se adapta a la movilidad sostenible y gana en funcionalidad con aceras más anchas, más bancos, fuentes y árboles.

A las 19 horas Gran Vía se ha puesto de gala para dar la bienvenida a su nueva imagen. Además ha coincidido con el encendido de las luces navideñas, de la que han disfrutado los hijos de los miembros de la Corporación que, por un día, han ‘olvidado’ sus diferencias.

«La Gran Vía sigue creciendo y cambiando y está más cerca de las capitales europeas. Es la calle del espectáculo, de los musicales y de la fiesta», ha señalado Carmena antes de dar paso a los montajes que se pueden disfrutar en Gran Vía.

El elenco del ‘Rey León’ ha felicitado las fiestas con su hakuna matata mientras que Mary Poppins ha asegurado que «en la Gran Vía encuentra más cosas que en el bolso». «Ya no hay que irse fuera para estudiar magia», decía Harry Potter. También Anastasia demostraba que se podía viajar a la Rusia imperial sin moverse de la butaca por la magia de Gran Vía, una calle «electrizante» según el doctor Frankestein.

MÁS ACERAS Y CARRIL BICI

Tras seis meses de trabajos, Gran Vía es más funcional, con mayor protagonismo del peatón y la bicicleta, con aceras ampliadas, con la reordenación de los carriles de circulación y seis nuevos pasos de peatones.

Además se ha mejorado la calidad ambiental y paisajística mediante la plantación de nuevo arbolado y se han estrenado modelos de bancos, luminarias y semáforos. Tras la remodelación, la calzada de la Gran Vía ha quedado configurada con dos carriles de circulación por sentido, uno para transporte público y uno para coches y bicis.

Además, en el tramo entre las plazas de España y de Callao, se ha creado un carril bici independiente del resto de los vehículos, en sentido subida dada la pendiente de la calle en esta zona. De este modo, este tramo tiene cinco carriles ya que en sentido bajada hacia plaza de España, las bicicletas compartirán calzada con otros vehículos.

En cuanto a las aceras, se han ensanchado entre 2,6 y 3,4 metros dependiendo del tramo, lo que da una media aproximada de ampliación de 3 metros. La superficie de espacio peatonal ganado es de 6.800 metros cuadrados, lo que supone un incremento del 31,24 por ciento respecto a la superficie anterior. La superficie peatonal total después de la ampliación es de 28.571 metros cuadrados.

También se han reordenado las marquesinas de autobús para optimizar el transporte público acercándolas a los pasos de peatones. El espacio se vuelve más amable con la plantación de 89 perales de flor, de hoja caduca y que da flores blancas en primavera y se tiñe de amarillo en otoño.

Son de bajo porte, por lo que darán sombra sobre la acera y no limitarán la percepción del magnífico patrimonio arquitectónico de la calle. Estos árboles están acompañados de jardineras con arbustos de diferente color en cada tramo: Plaza España-Callao/Callao-Red de San Luis/Red de San Luis/Alcalá.

GRAN VÍA ESTRENA SEMÁFOROS, BANCOS Y FUENTES

En total se han instalado 143 bancos, de los que 110 son de granito y, por primera vez, se ha instalado el nuevo diseño de banco de madera elegido en el concurso de ideas, 33 unidades en total.

Se trata del diseño ganador del concurso ‘Bancos para compartir’, convocado en 2016 por el área de Desarrollo Urbano Sostenible: una pieza de madera y estructura metálica, con respaldo y apoyabrazos, cuyo diseño modular le permite adaptarse a distintas circunstancias espaciales y personales. Se compone de tres piezas que ofrecen distintas posibilidades de combinación, lo que facilita su adaptación al espacio donde se ubique.

También se estrena nuevo modelo de semáforo. De las 95 unidades instaladas, 61 son columnas de un modelo adaptado especialmente para la nueva Gran Vía y 34 báculos 8semáforos altos con extremo superior curvo), cuyo modelo se ha diseñado exclusivamente para esta calle. Sus ópticas luminosas son igualitarias, con dibujos de diferentes tipos de parejas.

En cuanto al alumbrado, se han instalado 228 luminarias de última generación con tecnología led que cumple los requisitos de eficiencia energética. El mobiliario se completa con papeleras y fuentes para beber en puntos estratégicos de la calle.

Gran Vía cuenta ahora con pavimento drenante en las zonas ajardinadas, lo que permite mayor capacidad de desarrollo a los árboles, y asfalto fonoabsorbente en toda la calle para mejorar la calidad acústica.

Desde el Gobierno municipal destacan que todas las transformaciones se adaptan a Madrid Central, parte esencial del Plan A Cero Emisiones. Este nuevo modelo de movilidad permite «mejorar» la calidad del aire, el paisaje urbano, la movilidad ciclista y peatonal, y el transporte público, lo que se «refuerza» con una serie de acciones complementarias, como la adaptación de toda la calle a la normativa de accesibilidad universal y supresión de barreras arquitectónicas, la reordenación del mobiliario para mejorar el espacio público y suprimir obstáculos e impactos negativos.

En la inauguración también ha habido espacio para la crítica: un grupo de personas reclamaban a la alcaldesa pisos y recursos para los niños desfavorecidos.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *