Vetusta Morla
Tiempo de lectura 2 minutos


“Ellas llevarán todo el discurso. Nosotros los hombres tenemos que aprender mucho todavía de ese movimiento social”. Así arrancaba Pucho, cantante de Vetusta Morla, el concierto solidario de la ONG Save a Girl Save a Generation. “Qué bonito ver a tanta gente aquí por una causa tan preciosa”. ¿La causa? Recaudar fondos para crear un hogar de acogida para las niñas desprotegidas en Kenia.

Asha Ismail es la fundadora de la organización y una de esas niñas que vio mutilados sus derechos por una sociedad brutalmente machista. Confiesa ante el público, sin miedo ni vergüenza ninguna, que no podía dormir, “con 5 años tenía muchos nervios porque sabía lo que iba a pasar el día siguiente. Mi madre me dijo que fuera a comprar cuchillas. Cuando volví a casa de mi abuela y vi un agujero tapado con un saco de tela empecé a asustarme”. Le taparon la boca porque los gritos son síntoma de fragilidad y una mujer de origen somalí, aunque tan solo tenga cinco años, y le estén practicando la mutilación genital, jamás puede mostrar debilidad.

Con esta brutal historia, Save a Girl, ha comenzado la campaña ‘Libres’ apoyada por muchos artistas y famosos que han querido unirse para conseguir un mundo dónde las mujeres y las niñas sean libres de la mutilación genital femenina, los matrimonios forzados y de toda forma de violencia de género. Y con unos datos que hacen temblar. Según la Organización Mundial de la Salud, el corte de clítoris afecta a 200 millones de niñas y mujeres en el mundo y sigue siendo totalmente desconocida e invisible en muchos países.

“Tenéis que seguir salvando generaciones. La casa en Nairobi va a servir para cambiar. Lo cambiará porque esas niñas no serán obligadas a casarse y serán libres como ella”, acaba Asha mientras le pasa el micrófono a su hija Hayat. Ella es igual de libre que su madre porque decidió no mutilarla y detener así la terrible tradición. Hayat adora a su madre. Cuenta cómo, aún siendo tan doloroso, le resulta tan fácil a Asha relatar su experiencia. Y cuenta la clave: “lo hace para sensibilizar. No pasa solo en Kenya, también en España y en países europeos y la respuesta de por qué pasa es porque nadie lo ha contado”.

Y en representación y como madrina del evento, la actriz Maggie Civantos está totalmente involucrada en el trabajo que realiza esta ONG. Está segura, como ella misma dice, que van a hacer cosas grandes.

“A partir de aquí lo gordo es para la mujer”. Acaba Vetusta Morla y el campeón guiness de freestyle Arkano presenta a los grupos femeninos que darán final al acto solidario. La potencia de Alice Wonder, el ritmo millenial de Delaporte y la ovacionada Rozalén para acabar un concierto en la Joy Eslava de Madrid con las palabras: ellas, feminismo, contra el machismo, cambio, sensibilización y libres.

Artículo: María Signes / Fotos: Laura Rebollo (@aletheia13photo)


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *