Tiempo de lectura 1 minuto

BBVA ha formalizado con AENA una línea de crédito sindicada sostenible (‘ESG-linked RCF’) por importe de 800 millones de euros. Esta financiación sostenible, destinada a financiar necesidades generales corporativas, convierte a AENA en el primer operador aeroportuario del mundo que realiza una operación de este tipo. La operación ha sido dirigida por BBVA como coordinador y agente sostenible.

La característica más destacada de esta financiación es que para fijar el tipo de interés se tiene en cuenta tanto el ‘rating’ crediticio de AENA como la evolución de parámetros de sostenibilidad de la compañía. De este modo, si se producen mejoras en su evaluación de sostenibilidad, se reduce el tipo de interés de la operación. Para ello, un consultor independiente, en este caso Sustainalytics, emitirá un informe anual analizando el desempeño de AENA en cuestiones ambientales, sociales y de buen gobierno (‘Environmental, Social and Governance’, “ESG”). Aparte de BBVA, la operación ha contado  también con el apoyo de algunos de los principales bancos nacionales.

AENA reafirma así su apuesta por la sostenibilidad en todos los ámbitos de la organización y su compromiso de ser una empresa socialmente responsable y comprometida con la sociedad y su entorno. Esta operación se alinea con su Plan de Acción de Responsabilidad Corporativa que permite controlar y gestionar el impacto económico, social y medioambiental de su actividad, así como reforzar el diálogo con todos sus grupos de interés, asegurando la correcta difusión de sus acciones.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *