Tiempo de lectura 2 minutos


Un informe elaborado por la consultora hotelera Magma Hospitality Consulting en colaboración con STR asegura que «Madrid no solo mantiene su posición como uno de los destinos de negocios más importantes de Europa, sino que avanza a muy buen ritmo para convertirse en un destino de ocio consolidado».

Los resultados registrados en todos los indicadores por los hoteles madrileños en 2018 demuestran el buen momento de la capital ya que habría que remontarse al año 2000, incluso antes de los años de bonanza previos a la crisis global financiera, para ver un rendimiento similar en ocupación (74%), en precio medio diario o ADR (109 euros) y en ingresos por habitación disponible o RevPAR (81 euros).

Madrid logró en octubre sus mejores cifras con una ocupación del 85,5 por ciento, ADR de 138,5 euros y RevPAR de 119 euros. En el conjunto del año, el RevPAR creció un 4,6 por ciento.

La industria hotelera española consiguió mantener sus principales indicadores de ocupación durante 2018 a pesar de la recuperación de mercados competidores, el auge de oferta alternativa no reglada e inestabilidades sociopolíticas que han provocado un leve descenso de los ingresos y las tarifas.

El barómetro, que recoge datos de 1.200 hoteles y más de 163.000 habitaciones en la Península, indica que la ocupación media se ha situado en el 74 por ciento (-0,3%), la tarifa media diaria (ADR) en 114 euros (-0,4%) y los ingresos por habitación disponible (RevPAR) en 84 euros (-0,3%) en el acumulado del año hasta diciembre de 2018.

Destaca el buen comportamiento de los mercados urbanos y de interior con importantes aumentos del RevPar, principalmente en ciudades como Bilbao (+12,5%), Málaga (+10,1%), Valencia (+10,9%) y Zaragoza (+12,3%).

Mientras destinos de interior logran crecimientos notables en su ocupación, se producen descensos en Canarias, Marbella y Barcelona. Y es que los destinos vacacionales se han resentido de la mejora de la competencia directa en países como los del Norte de África, Croacia, Grecia o Turquía aunque, por ejemplo, en Baleares se ha logrado mantener un rendimiento positivo en ocupación, (+1.6% hasta el 67% de media anual) y conservar las tarifas medias diarias que se mantienen estables en 137 euros (+0,1%).

La recuperación de destinos competidores se ha dejado notar especialmente en mercados como el de las Islas Canarias, donde se ha registrado un descenso del 4,8 por ciento en ocupación y del 3,7 por ciento en la tarifa media diaria, rebajando los ingresos por habitación disponible hasta los 89 euros, un 8,4 por ciento menos que en el cierre de 2017.

El destino con precios medios más altos sigue siendo la zona de Marbella con una media de casi 200 euros en el conjunto del año, seguida de Barcelona y Baleares, con una tarifa media diaria de 137,84 euros y 136,92 euros, respectivamente.

Los mayores crecimientos se sitúan en Bilbao (10,5%) y Málaga (7,6%). Las únicas zonas con una tarifa inferior al de 2017 han sido Canarias y Barcelona. Esta última, que situaba sus precios en máximos en los últimos años finalmente se ha contenido con un descenso de las tarifas medias del 3,2 por ciento pasando desde los 142,45 euros a los 137,84 euros en 2018.

Por su parte Barcelona ha logrado cerrar el año con datos de rendimiento estable aunque ligeramente por debajo de 2017, con una ocupación del 78 por ciento (-0,9%), ADR 138 euros (-3,2%) y RevPAR 105 euros (-4,1%). Esta caída se ha moderado en los últimos meses del año, mejorando las cifras respecto al último trimestre de 2017.

En la capital catalana, se han visto especialmente afectados el segmento lujo y las clases de alta gama, con caídas conjuntas en el global de 2018 en RevPAR del 9,6 por ciento y 5,8 por ciento respectivamente.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *