Tiempo de lectura 2 minutos


La Empresa Municipal de Transportes de Madrid (EMT) ha presentado un nuevo prototipo de autobús eléctrico modelo ‘Aptis’ de la empresa Alstom con mayor capacidad y espacio, accesibilidad y acristalado, de cara a una futura licitación e implantación en la ciudad.

Este modelo se encuentra en pruebas a la espera de que la empresa pública saque un nuevo concurso de licitación, planeado para 2020, pero están comenzando a realizar prácticas con prototipos que cumplen los requisitos necesarios.

Se trata de un nuevo modelo que posee unas ventanas un 20 por ciento más grandes que los autobuses convencionales, con superficie acristalada y panorámica, pared trasera transparente, tres puertas dobles y cuatro neumáticos y no seis, con cero emisiones contaminantes.

Así lo ha explicado el director de marketing de la plataforma e-Bus a nivel internacional, Fernando Sunyer, quien ha señalado que el precio de estos autobuses está en torno a los 500.000 euros.

También ha añadido algunas de las ventajas que tienen estos vehículos eléctricos como una garantía mínima de 20 años, así como la necesidad de menos espacio para realizar las paradas ya que solo requieren 15 metros y no 20 o 25 como los autobuses convencionales.

El director de marketing ha explicado que el diseño es simétrico, pensando en una posible «conducción autónoma» del vehículo. Además, han incorporado otras novedades en el interior de los autobuses, de esta forma todos los equipos necesarios para su funcionamiento se colocan en el techo para liberar todo el interior para los pasajeros.

El modelo Aptis será capaz de albergar 100 pasajeros en su interior, frente a los 70 u 80 que puedan desplazarse en los autobuses convencionales. Añadido a esto, también han reducido el tiempo de carga de los pasajeros, «en 30 segundos se llena el autobús», ha señalado Sunyer — se trata de un autobús sin escalones y con puertas más amplias–.

De esta forma, este prototipo ganó el ‘Busworld Europe Awards’ a la innovación en 2017 y ha estado realizando pruebas en diferentes países europeos. Concretamente, han estado probado en Francia un año y en diferentes de ciudades de Alemania, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. En España, sus pruebas se han centrado a Madrid y Barcelona, aunque han afirmado tener pensando operar con un agente privado en la ciudad de Vigo.

En estos momentos, el siguiente paso a realizar es probar los autobuses por distintos barrios de Madrid, como por ejemplo Carabanchel o Usera, con el objetivo de seguir ampliando su flota y presentarse al próximo concurso público.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *