Tiempo de lectura 1 minuto


Cada día entiendo menos de política… También puede ser que a la política no haya quien la entienda… O que yo me estoy haciendo viejo.

Yo creía, desde hace mucho tiempo, que la política de izquierda y la política de derecha eran ya muy parecidas. Especialmente, en lo social, pese a que este adanista que tenemos de Presidente del Gobierno crea que está inventando la pólvora y tenga que apoyarse en un tipejo que se sienta sobre 1.000 cadáveres…

Isaías Carrasco, José Luis López de la Calle, Fernando Múgica, Fernando Buesa, Juan Mª Jáuregui, Ernest Lluch, Froilán Elespe, Juan Priede, Joseba Pagazaurtundua, Enrique Casas, Vicente Gajate, German González y tantos otros deben estar revolviéndose en sus tumbas…

Pero una cosa era lo que yo creía y otra lo que ha sucedido este fin de semana, en la que todo ha empezado a irse de madre… O estamos asistiendo a una nueva era política que yo desconocía…

En este pasado fin de semana, el candidato de Más Madrid a la Presidencia  de la Comunidad de Madrid, Iñigo Errejón ha pedido el apoyo de los votantes de Ciudadanos de 2015. Incomprensible por no decir acojonante.

Y lo pide porque asegura que Ciudadanos es un partido «desnortado» ahora mismo y que nació para combatir al PP, como él…

Por otra parte, Santiago Abascal ha apelado en Leganés, y varias veces, al votante socialista desencantado para que les apoye en las urnas…

Y ha hecho hincapié en que Vox se centrará en la defensa de los más desfavorecidos. Asegura, Abascal que los mensajes de Vox son perfectamente asumibles por un electorado de izquierda que se siente español y al que la izquierda oficial ha dejado huérfano.

Le llaman transversalidad…

Pero a mí me cuesta aceptarlo… Por ahora…

En peores pensiones ideológicas he dormido.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *