Tiempo de lectura 4 minutos


Francisco Becerra es el candidato del Partido Popular a la Alcaldía de Coslada. No se puede decir que salte a la primera línea política -ha sido concejal desde 1997 y diputado en la Asamblea de Madrid- pero en las elecciones que se celebran este domingo encabeza candidatura. Becerra recuerda con agrado sus responsabilidades como responsable de Medio Ambiente y denuncia el «caos» y la «desidia» que ahora sufre el lugar que debería ser la Puerta del Corredor del Henares.

¿Cuál es su rincón favorito de Coslada?

El Parque del Humedal, pasear por él me desconecta y me ayuda a reflexionar. Durante mi etapa como concejal de Medio Ambiente aposté firmemente por el cuidado y la mejora de su Centro de Educación Ambiental “Naturalario”. Sus actividades fomentan el medioambiente y las tareas de reciclaje entre los más pequeños, y eso es algo que debemos defender desde las instituciones. 

Una canción que suene a Coslada.

Es una respuesta difícil. Elegiría “Mi melodía” del artista “Delahoja”. Es cierto que el Rap no es mi género de música preferido pero sus letras son bastante elaboradas, y eso es algo que me gusta. La canción trata sobre el aprendizaje y el valor de levantarse, para progresar y elegir tu camino. Es, salvando las distancias, la misma encrucijada en la que se encuentra Coslada y de la que espero salga tras el 26M.

¿Por qué quiere ser Presidente/Alcalde de Coslada?

Los cosladeños sufrimos la desidia de un Gobierno que ni tiene ideas para hacer frente a la gestión municipal ni los integrantes suficientes para atender las demandas de los vecinos. Sus ansias de poder a la hora de conformar gobierno hace cuatro años, nos han dirigido a una legislatura con un gobierno municipal en minoría, sin apoyos en el Pleno, que ha restado grandes cotas de prestigio a nuestra ciudad, y eso es algo que no puedo permitir. Con el caos que reina en el Ayuntamiento, es muy difícil hacer que Coslada prospere y aproveche todas sus fortalezas y oportunidades, que son muchas. Por ese motivo quiero dar el paso, para liderar con mi proyecto el cambio que Coslada necesita. 

¿Un sabor de Coslada?

Coslada es una ciudad con una gran oferta gastronómica. Es cierto, para alguien como yo que casi todas las semanas come algún menú, los restaurantes de nuestro municipio sirven menús de gran calidad. Si tuviera que elegir un sabor elegiría el postre del Restaurante Lamar, en el Barrio del Puerto, llamado “Cosladito”. Es dulce y original, y además me pilla cerca de casa.

Su primer recuerdo de Coslada es..

Cuando mi mujer Isabel y yo barajamos hace ya 25 años la posibilidad de vivir en Coslada lo hicimos en una etapa de bonanza donde, también gracias a nuestra juventud, nos encontrábamos ilusionados y con la cabeza llena de proyectos de vida. Cuando llegamos aquí, el sentimiento era recíproco con el municipio en sí. En ese momento muchos de los barrios que hoy conocemos se estaban construyendo y otros, como Ciudad 70, alcanzaban su madurez. En general me vienen a la cabeza buenos sentimientos de mis primeros recuerdos en Coslada, por eso me duele tanto verla en el estado en el que se encuentra ahora.

¿Qué es lo que le encanta de Coslada?

Coslada es una ciudad con grandes fortalezas y oportunidades. Creo que debemos poner en valor que tenemos un tercio de nuestro territorio ocupado por uno de los mayores polígonos industriales del Corredor del Henares, que además tiene la quinta plataforma logística más grande de Europa. Además contamos con la presencia del mayor aeropuerto nacional a escasos dos kilómetros y el privilegio de compartir vecindad con la capital madrileña. Por otra parte el siguiente tercio del término municipal es zona verde. Nuestro municipio es una de las ciudades de la Comunidad de Madrid con más superficie verde por habitante, algo que no podemos dejar pasar desapercibido y abandonado. Coslada puede crecer y prosperar, con empleo de gran calidad y con zonas residenciales cuidadas y rodeadas de naturaleza.

¿Y lo que “odia”?

No puedo negar que a pesar de que nuestro municipio tiene todas estas fortalezas y oportunidades que he mencionado, la mayoría se encuentran desaprovechadas por el actual Equipo de Gobierno. No se puede gobernar una ciudad de tales dimensiones con un grupo municipal en minoría, desbordado por las demandas vecinales. Yo no odio ningún aspecto de Coslada, porque Coslada no tiene la culpa de que no arreglen sus calles, ni sus parques. Coslada lo que merece es respeto, y si en algo no estoy de acuerdo es que se ocupe un Ayuntamiento por el mero hecho de gobernar a medias durante cuatro años, parando el progreso de toda una ciudad.

¿Con qué frase definiría Coslada?

Coslada, un futuro ejemplo de ciudad y la Puerta del Corredor del Henares.

¿Un lugar de Coslada para perderse?

Repetiría mi respuesta en la pregunta del rincón favorito, pero lo cierto es que no puedo negar que el Parque del Cerro es un buen lugar para meditar y alejarse. A pesar de que no se encuentra tan alejado como el Humedal, siempre me ha sorprendido cómo, a pesar de encontrarse en medio del bullicio de Ciudad 70 y Valleaguado, el silencio que reina es sorprendente. Mi proyecto defiende la recuperación de ambos parques, con un mayor cuidado de los mismos y la reposición del mobiliario, así como la sustitución de la iluminación por bombillas leds que cuiden mejor el entorno. 

¿Y más allá de nuestras fronteras?

Petra (Jordania)

¿Con qué cosladeño se tomaría un café?

Uno de los aspectos positivos de ser representante público es poder escuchar a tus vecinos y atender sus demandas. Siempre he estado dispuesto a la escucha activa, de hecho es uno de mis cinco pilares fundamentales junto con la cercanía, la honestidad, la responsabilidad y por último la autocrítica permanente. En definitiva, cualquier vecino sería por mi parte bienvenido a la hora de tomar un café, y en el futuro seguirá siéndolo. Por cierto, a lo largo de este año hemos organizado alguna tarde en la Sede Local del Partido una quedada vecinal, invitando a cualquier vecino a acercarse a tomar un café con nosotros, resultando de ello una grata experiencia.

Un barrio favorito de Coslada.

Una de las virtudes que tiene Coslada es que a pesar de contar con un gran número de habitantes, sus barrios siguen teniendo en parte vida de un municipio más pequeño. La gente compra en sus tiendas de barrio, visita sus bares y negocios y pasa el tiempo en sus parques. Esta característica hace que vivamos en una ciudad con mucha vida, donde los cosladeños se reconozcan entre sí. Algunos dicen que vivimos en una ciudad dormitorio, yo les invito a pasear por nuestras calles, porque independientemente del barrio todos tienen su encanto.

Sabemos que le encanta Coslada, pero, si pudiera cambiar algo, ¿qué sería?

Sin dudarlo, el gobierno municipal. Ese sería el primer paso para empezar a prosperar, no me cabe duda.

Si no se dedicara a la política ¿a qué le gustaría dedicarse?

Antes de dedicarme a la política trabajaba como ingeniero de campo y es algo que me gustaba mucho, ya que se encontraba directamente relacionado con el Grado Superior que estudié. A pesar de que la política es para mí una gran vocación, los trabajos no burocráticos gozan de un gran respeto por mi parte y no tendría problema en regresar a mi verdadero ámbito laboral. 

Si es elegido Alcalde, su primera decisión será…

¡No hay tiempo que perder! Poner en marcha las veinte principales propuestas de nuestro programa electoral.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *