/ 21 enero 2022
0.8 C
Madrid
/ 21 enero 2022

La fiscal pide 13 años al acusado de matar, trocear y quemar a un hombre en Rivas

La fiscal pide 13 años al acusado de matar, trocear y quemar a un hombre en Rivas

La fiscal ha mantenido su petición de 13 años y cuatro meses de prisión para Javier C.Z., acusado de matar a A.P.C. en agosto de 2016 con un instrumento cortante, descuartizar su cuerpo y prenderle fuego tras una discusión en una vivienda en Rivas-Vaciamadrid.

Javier C.Z., que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Madrid, confesó en su declaración que, efectivamente, el 10 de agosto de 2016 mató a la víctima pero alegó haber actuado en defensa propia y negó haber troceado y quemado su cadáver.

El acusado, en prisión preventiva desde diciembre de 2016, se enfrenta a dicha petición de la fiscal por los delitos de homicidio y profanación de cadáveres, pero su letrado ha pedido se tengan en cuenta las eximentes incompletas de legítima defensa y drogadicción para atenuar la pena.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la familia del fallecido, ha sostenido su solicitud de 25 años de prisión por un delito de asesinato, con una pena subsidiaria de 15 años por homicidio en caso de no hallarse probado el primero, y otros cinco meses de cárcel por profanación de cadáveres, además de una indemnización de 220.000 euros.

Para otro de los acusados, Francisco G-L.C., que declaró no estar implicado ya que, pese a que Javier C.Z. le dijo que había matado a alguien, él no le creyó, la fiscal ha mantenido los dos años y tres meses que pedía en principio por los delitos de encubrimiento y profanación de cadáveres, de lo que también le ha acusado el abogado de la familia de la víctima, mientras que su letrado ha interesado su absolución.

David T.M., que también se sienta en el banquillo, compartía domicilio con el principal acusado y fue la única persona que atestiguó la escena del crimen en la que, según refirió, el domicilio estaba lleno de sangre, al igual que Javier C.Z., y pudo ver el cuerpo de A.P.C. tumbado boca abajo en la cocina cubierto con sábanas blancas.

Para este acusado, la fiscal ha reducido su petición por el delito de encubrimiento, de dos años y tres meses que pedía en un principio a seis meses, tras apreciar la circunstancia atenuante de confesión tardía, mientras que su letrado ha solicitado que se le aplique además la eximente completa por miedo insuperable.

A la cuarta procesada, Alejandra S.C., quien negó haber participado en los hechos, solo le acusa el abogado de la familia de A.P.C. de un delito de encubrimiento por el que pide se le condene a tres años de prisión, mientras que su abogada ha solicitado su absolución.

LO MÁS LEÍDO

La fiscal ha mantenido su petición de 13 años y cuatro meses de prisión para Javier C.Z., acusado de matar a A.P.C. en agosto de 2016 con un instrumento cortante, descuartizar su cuerpo y prenderle fuego tras una discusión en una vivienda en Rivas-Vaciamadrid.

Javier C.Z., que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Madrid, confesó en su declaración que, efectivamente, el 10 de agosto de 2016 mató a la víctima pero alegó haber actuado en defensa propia y negó haber troceado y quemado su cadáver.

El acusado, en prisión preventiva desde diciembre de 2016, se enfrenta a dicha petición de la fiscal por los delitos de homicidio y profanación de cadáveres, pero su letrado ha pedido se tengan en cuenta las eximentes incompletas de legítima defensa y drogadicción para atenuar la pena.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la familia del fallecido, ha sostenido su solicitud de 25 años de prisión por un delito de asesinato, con una pena subsidiaria de 15 años por homicidio en caso de no hallarse probado el primero, y otros cinco meses de cárcel por profanación de cadáveres, además de una indemnización de 220.000 euros.

Para otro de los acusados, Francisco G-L.C., que declaró no estar implicado ya que, pese a que Javier C.Z. le dijo que había matado a alguien, él no le creyó, la fiscal ha mantenido los dos años y tres meses que pedía en principio por los delitos de encubrimiento y profanación de cadáveres, de lo que también le ha acusado el abogado de la familia de la víctima, mientras que su letrado ha interesado su absolución.

David T.M., que también se sienta en el banquillo, compartía domicilio con el principal acusado y fue la única persona que atestiguó la escena del crimen en la que, según refirió, el domicilio estaba lleno de sangre, al igual que Javier C.Z., y pudo ver el cuerpo de A.P.C. tumbado boca abajo en la cocina cubierto con sábanas blancas.

Para este acusado, la fiscal ha reducido su petición por el delito de encubrimiento, de dos años y tres meses que pedía en un principio a seis meses, tras apreciar la circunstancia atenuante de confesión tardía, mientras que su letrado ha solicitado que se le aplique además la eximente completa por miedo insuperable.

A la cuarta procesada, Alejandra S.C., quien negó haber participado en los hechos, solo le acusa el abogado de la familia de A.P.C. de un delito de encubrimiento por el que pide se le condene a tres años de prisión, mientras que su abogada ha solicitado su absolución.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

La fiscal ha mantenido su petición de 13 años y cuatro meses de prisión para Javier C.Z., acusado de matar a A.P.C. en agosto de 2016 con un instrumento cortante, descuartizar su cuerpo y prenderle fuego tras una discusión en una vivienda en Rivas-Vaciamadrid.

Javier C.Z., que está siendo juzgado en la Audiencia Provincial de Madrid, confesó en su declaración que, efectivamente, el 10 de agosto de 2016 mató a la víctima pero alegó haber actuado en defensa propia y negó haber troceado y quemado su cadáver.

El acusado, en prisión preventiva desde diciembre de 2016, se enfrenta a dicha petición de la fiscal por los delitos de homicidio y profanación de cadáveres, pero su letrado ha pedido se tengan en cuenta las eximentes incompletas de legítima defensa y drogadicción para atenuar la pena.

Por su parte, la acusación particular, ejercida por la familia del fallecido, ha sostenido su solicitud de 25 años de prisión por un delito de asesinato, con una pena subsidiaria de 15 años por homicidio en caso de no hallarse probado el primero, y otros cinco meses de cárcel por profanación de cadáveres, además de una indemnización de 220.000 euros.

Para otro de los acusados, Francisco G-L.C., que declaró no estar implicado ya que, pese a que Javier C.Z. le dijo que había matado a alguien, él no le creyó, la fiscal ha mantenido los dos años y tres meses que pedía en principio por los delitos de encubrimiento y profanación de cadáveres, de lo que también le ha acusado el abogado de la familia de la víctima, mientras que su letrado ha interesado su absolución.

David T.M., que también se sienta en el banquillo, compartía domicilio con el principal acusado y fue la única persona que atestiguó la escena del crimen en la que, según refirió, el domicilio estaba lleno de sangre, al igual que Javier C.Z., y pudo ver el cuerpo de A.P.C. tumbado boca abajo en la cocina cubierto con sábanas blancas.

Para este acusado, la fiscal ha reducido su petición por el delito de encubrimiento, de dos años y tres meses que pedía en un principio a seis meses, tras apreciar la circunstancia atenuante de confesión tardía, mientras que su letrado ha solicitado que se le aplique además la eximente completa por miedo insuperable.

A la cuarta procesada, Alejandra S.C., quien negó haber participado en los hechos, solo le acusa el abogado de la familia de A.P.C. de un delito de encubrimiento por el que pide se le condene a tres años de prisión, mientras que su abogada ha solicitado su absolución.

LO MÁS LEÍDO

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO