Tiempo de lectura: < 1 minuto


La incidencia de la gripe en la Comunidad de Madrid mantiene una tendencia ascendente con 134,9 casos por cada 100.000 habitantes en la tercera semana del año, según recoge el último informe semanal de la Dirección General de Salud Pública regional.

La Consejería de Sanidad ha realizado ya 1.119 contratos de refuerzo y ha habilitado 490 camas en los hospitales para afrontar la epidemia, en aplicación del Plan para esta temporada invernal cuya inversión alcanza los siete millones de euros.

La difusión geográfica de la enfermedad «es epidémica y la intensidad global baja con evolución creciente», indica la Consejería en un comunicado.

La Comunidad de Madrid se mantiene con actividad epidémica desde la semana pasada tras superar el umbral de 38 casos por cada cien mil habitantes fijado para esta campaña 2019-2020.

Sanidad recuerda que la vacunación es la mejor forma de prevenir el virus de la gripe y que «hasta finales de este mes» se pueden vacunar en los centros de salud madrileños las personas que forman los grupos de riesgo: mayores de 60 años, enfermos crónicos, embarazadas y personal sanitario, entre otros colectivos.

La consejería recomienda a los ciudadanos afectados por la gripe y otras infecciones respiratorias propias del invierno que los Centros de Salud y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria son los recursos prioritarios a los que acudir, si es necesario, ante los síntomas de la gripe.

En el caso de contraerla, se aconseja guardar reposo, beber mucho líquido, evitar el consumo de tabaco y alcohol y controlar la fiebre con analgésicos y antitérmicos que le recomiende su médico o farmacéutico.

Asimismo, para evitar el contagio de la gripe a otras personas hay que cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo desechable, tirarlo a la papelera y lavarse las manos con agua y jabón.