/ 19 abril 2021

Más de 1.200 personas no pudieron entrar al WiZink Center en 2019 por entradas fraudulentas

Más de 1.200 personas no pudieron entrar al WiZink Center en 2019 por entradas fraudulentas

Más de 1.200 personas se quedaron sin poder entrar a alguno de los conciertos que se celebraron en 2019 en el WiZink Center por presentarse en las puertas del recinto con entradas falsificadas o duplicadas, compradas en canales no oficiales o en reventa callejera, sufriendo las consecuencias de una estafa que cada vez es más frecuente en los grandes conciertos.

Según la organización del recinto madrileño -con un aforo máximo de 17.453 espectadores-, la venta de entradas falsas se ha visto incrementada en los últimos meses y supone un grave problema de inseguridad para los asistentes a grandes eventos.

Entre los estafados contabilizados por el recinto madrileño, la mayoría compraron entradas duplicadas, es decir, copias de un original, que adquirieron en webs de venta entre particulares o de multiventa.

Los vendedores a través de estos canales se han incrementado, mientras que la reventa callejera tradicional se ha reducido considerablemente, señala el recinto en una nota.

- Advertisement -

Los duplicados de entradas son fácilmente detectables, ya que el control de acceso a los recintos cuenta con una tecnología que permite el paso solo a la primera entrada de las muchas posibles copias; al resto, se le deniega el acceso.

“Este problema nos afecta directamente, ya que somos nosotros los que denegamos el acceso a los usuarios de este tipo de entradas, y se nos pide una responsabilidad que no depende de nosotros”, señala Almudena Requena, de Wizink Center.

Para Eugeni Calsamiglia, director general de Ticketmaster España«siempre ha sido recomendable comprar las entradas en canales de venta oficiales. Pero hoy es ya imprescindible, ya que los actuales sistemas de control de accesos detectan el 100% de entradas falsas o duplicadas, por lo que el riesgo de no poder entrar a un concierto con una entrada adquirida en un canal no oficial es alto”.

La APM, Asociación de Promotores Musicales, lleva tiempo en la lucha contra la reventa. Su presidente, Albert Salmerón, asegura que son “conscientes de que es un problema que nos afecta a todos: artistas, promotores, recintos y todos los que nos dedicamos a esto. Se está jugando con la ilusión de las personas, y es importante que la industria haga pedagogía e instruya a la gente para que sepan dónde comprar”, ha sentenciado.

Ante este gran problema, recintos como el WiZink Center se han activado para dirigir a los compradores de entradas hacia los canales oficiales de venta. La taquilla on-line del propio recinto es una opción totalmente segura, así como las webs las ticketeras oficiales, las de los promotores o de los artistas. Comprar en estos canales oficiales las entradas no solo garantiza el acceso al espectáculo, también unos derechos ante cancelaciones o cambios de fecha que no están incluidos con aquellas adquiridas en canales no autorizados.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS