Tiempo de lectura: < 1 minuto


El Ayuntamiento de Madrid ha tomado la decisión de suspender los campamentos de verano que estaban previstos para este verano debido a la crisis sanitaria del COVID-19. No obstante, se está trabajando en un protocolo y en un contrato de emergencia para poder celebrarlo con menor ratio, medidas de protección y desinfección.

La directora general de Familias, Infancia, Educación y Juventud de la capital, Sonia Moncada, ha confirmado que los contratos que ya estaban en marcha “no se adaptan a las nuevas necesidades”.

Es por esto que el Consistorio está trabajando en nuevos contratos que se pondrían en marcha si finalmente se dieran las condiciones optimas para convocar los campamentos. Para dicho fin, se ha tenido lugar un encuentro entre el Ayuntamiento y las entidades.

De esta forma, se esperan medidas de prevención como la reducción de ratios, intensificar la limpieza, equipos de protección para monitores y usuarios, así como la definición del tipo de actividades que se podrían llevar a cabo sin riesgo a contagiarse.

Aunque, pase lo que pase, Madrid Salud tendrá que dar el visto bueno a este protocolo.

Maite Pacheco, edil de PSOE, ha instado al Consistorio ha buscar fórmulas para ponerlos en marcha, puesto que los campamentos pueden suponer la “única oportunidad de una comida sana” para los niños de familias vulnerables “y lo más parecido a unas vacaciones que pueden disfrutar”.