Foto: @JaviSantamarta
-Publicidad-

La ola de indignación que recorre EE.UU. y buena parte del mundo tras la muerte de George Floyd en Mineápolis está desatando una serie de ataques de difícil justificación a muchos elementos que poco o nada tienen que ver con la causa del ‘Black Lives Matter‘.

Concretamente, las estatuas de personajes históricos están siendo uno de los objetivos principales de las protestas antirracistas, que apuntan sin comprobar, en demasiadas ocasiones, el legado que deja el destinatario de sus iras.

-Publicidad-

Porque solo la ignorancia puede «justificar» los ataques a las últimas víctimas de este revisionismo callejero, el cual se ha llevado por delante las estatuas de fray Junípero Serra Miguel de Cervantes en la ciudad de San Francisco. Una violencia ante la cual el alcalde de Boadilla del Monte, Javier Úbeda, ha decidido actuar.

El jefe del consistorio de la localidad madrileña ha enviado una misiva a la alcaldesa de San Franciso, London Breed, en la que se muestra «decepcionado» por los acontecimientos que se están desarrollando desde hace unos días. En la misma, Úbeda se abre a «ofrecer la disponibilidad de mi municipio de acoger dichos símbolos si en su ciudad no pueden ser protegidos con la debida honra y respeto que merecen».

Y es que si bien ambas estatuas salieron mal paradas de los actos de varios exaltados, fue la del misionero fray Junípero la peor parada, siendo derribada con una soga al cuello. La figura dedicada a Cervantes y al Quijote permanece en su sitio pero «adornada» con la palabra «bastard».

Cabe recordar que fray Junípero, tal y como apunta Úbeda en su carta, es el «padre fundador de California» y siempre «buscó defender la dignidad de la comunidad nativa, protegiéndola de cuantos la habían abusado», utilizando las mismas palabras que empleó el Papa Francisco en 2015 cuando canonizó al misionero.

Boadilla del Monte podría por tanto convertirse en el destino temporal de estas figuras, para salvarlas de la amenaza de la ignorancia propia, más peligrosa que los «enemigos externos».

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here