Tiempo de lectura: 2 minutos


La Empresa Municipal de Transportes de Madrid, EMT, presentó este miércoles la prueba de la aplicación ‘EMT Smart Bus Madrid‘ que controla, mediante la reserva del trayecto y la hora por parte del usuario, el aforo en los autobuses asegurando el distanciamiento de seguridad. 

La aplicación estará operativa desde este jueves día 9 de julio. Para realizar la prueba piloto se ha elegido un trayecto de unos 11 kilómetros entre los hospitales 12 de Octubre -en Usera- e Infanta Leonor -en Villa de Vallecas-, para el que el usuario debe reservar viaje, hora y parada mediante una aplicación de telefonía móvil

El proyecto de «autobús a demanda«, que nace como «consecuencia de la crisis sanitaria de la Covid-19», según el Ayuntamiento de Madrid, permitirá conectar ambos hospitales con salidas programadas cada 60 minutos desde cada centro sanitario. Este nuevo servicio municipal fue presentado por el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, y por el gerente de la EMT, Alfonso Sánchez.

El Ayuntamiento explica en una nota de prensa que se trata de un proyecto lanzado en colaboración con las empresas Ferrovial Wondo, Goggo Network y ViaVan.

La ruta de este bus «inteligente», informa el Ayuntamiento, discurre a lo largo de una red de 73 paradas coincidentes con diferentes líneas de la EMT que circulan próximas a la M-30 y a la A-3, entre los distritos de Puente de Vallecas, Arganzuela (zona de la estación de Méndez Álvaro) y Moratalaz.

El servicio tiene un «recorrido dinámico» en cada viaje, explica el Ayuntamiento, pues «queda determinado en función de las solicitudes realizadas por los usuarios» mediante la aplicación móvil.

Las reservas se pueden llevar a cabo hasta 90 minutos antes de la hora de salida del autobús y las salidas están programadas desde cada hospital cada 60 minutos.

El servicio en prueba funcionará hasta finales de agosto, de lunes a domingo, con una primera salida a las 7:00 horas desde ambos hospitales y la última a las 23:00 horas.

La EMT ha dispuesto dos autobuses y seis conductores que contarán con unas tabletas para poder seguir las indicaciones de navegación de las «rutas dinámicas».

La duración del trayecto completo será variable según el número de reservas pero siempre inferior a una hora, dice el Ayuntamiento en su nota en la que añade que la longitud del trayecto ronda los 11 kilómetros en cada sentido, aproximadamente, en función de las peticiones efectuadas por los viajeros y de la configuración del recorrido resultante de la demanda.

El usuario deberá registrarse en ’EMT Smart Bus Madrid’ y podrá reservar su trayecto con la hora y el origen/destino elegidos, mediante la introducción de una dirección mediante texto o seleccionando el punto sobre el mapa.

El sistema elige la parada de la EMT más próxima a la dirección proporcionada para que el usuario acceda al autobús, y los viajeros registrados podrán recibir notificaciones sobre el servicio y comprobar en tiempo real el recorrido del autobús a través de la aplicación.

Los usuarios pueden comenzar su viaje en cualquiera de las paradas de la red preestablecida de antemano, siempre que su destino sea uno de los dos hospitales, o comenzar el viaje en alguno de los dos centros hospitalarios conectados por el autobús a demanda.