El complejo de Azca, uno de los más importantes enclaves empresariales y financieros de la capital, cambiará muy pronto de cara para convertirse en el «Rockefeller Center» de Madrid. Y será posible gracias al protocolo de colaboración firmado por el Ayuntamiento de Madrid y los responsables de la sociedad Renazca. S.A. que reúne a los diferentes propietarios de los inmuebles del entorno.

El renacimiento de AZCA 1
Foto: Ayuntamiento de Madrid

Se trata de una zona en la que convive suelo de titularidad municipal y privada, con lo que el objetivo del protocolo es crear ideas para la regeneración, reforma global y revitalización urbana de AZCA que contribuyan a la consecución de un centro de negocios similar al de otras capitales europeas, referentes del crecimiento económico, para lo que se va a contar también con la participación ciudadana.



Este proyecto de regeneración urbana, aún por diseñar, actuará tanto en los espacios entre rascacielos, como en los bajos de los locales o los subterráneos (en el subsuelo hay más de 7,5 kilómetros de calles), en un complejo en el que más de 20.000 empleados trabajan en los edificios de oficinas.

La iniciativa privada busca dar un nuevo rostro a la primera manzana de rascacielos del eje de la Castellana, que se construyó a partir de un proyecto ideado en la posguerra y aprobado en 1964 y que también tenía como inspiración el Rockefeller Center.

El Alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha destacado que los Acuerdos de la Villa dan sus frutos, ya que la regeneración y revitalización de AZCA “es una de esas 352 medidas acordadas por los distintos grupos municipales y muestra la voluntad del equipo de Gobierno de entender que la recuperación del futuro de ciudad de Madrid se tiene que hacer articulando mecanismos de colaboración público-privada”.

El alcalde ha agradecido el compromiso de GMP y Merlin Properties (las empresas que conforman Renazca) con la ciudad de Madrid, así como del resto de empresas que tienen su sede en un lugar tan emblemático como Azca, del que ha señalado que tiene “una situación privilegiada como centro de negocios y como nudo de comunicaciones y requiere, por tanto, de las mejores condiciones”. La zona se verá reforzada en sus mejoras gracias a las obras de reforma del estadio Santiago Bernabéu y el proyecto de reforma, rehabilitación y reapertura del Palacio de Congresos y Exposiciones de la Castellana.

Zona de ocio y cultura para toda la ciudadanía

Almeida ha destacado que este proyecto “va a permitir recuperar las características del lugar emblemático de negocio empresarial y también va a revitalizar un espacio para el disfrute de los vecinos. Es un proyecto que muestra la voluntad de este equipo de Gobierno de ejecutar los Acuerdos de la Villa y que permite entender que el futuro de la ciudad de Madrid pasa por la colaboración de todos y con todos, y, en este sentido, el ámbito empresarial tiene un papel determinante”, ha concluido el alcalde.

El renacimiento de AZCA 2
Foto: Ayuntamiento de Madrid

En el acto han participado también representantes de los distintos grupos municipales. El concejal de Más Madrid, José Manuel Calvo, ha destacado el apoyo de su grupo a este proyecto “necesario para la ciudad de Madrid, que apuesta por el espacio público y por las mejoras de las condiciones urbanas para disfrute de todos los madrileños”. Este proyecto, ha subrayado, “va a atraer inversión, conocimiento y va a ajustar nuestra ciudad a la realidad del siglo XXI y a las demandas de la ciudad tras la crisis por la COVID-19”.

El concejal de Ciudadanos, y delegado del Área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha calificado de “honor” apoyar este proyecto, “un gran ejemplo de la colaboración público-privada, que va a permitir la regeneración, rehabilitación y revitalización de la zona de AZCA, que queremos sea una zona de estar, no de paso únicamente, que los turistas y todos los madrileños podamos disfrutar”

Desde el grupo municipal de Vox, su portavoz Javier Ortega Smith ha agradecido la colaboración de las administraciones con la iniciativa privada y ha destacado que, con esta iniciativa, “la zona se va a convertir en un referente empresarial, además de ser un atractivo de ocio y cultural, un modelo que puede ser ejemplo para otras zonas de Madrid”.

El objetivo es comenzar las obras antes de que finalice el actual mandato municipal, en 2023 y aunque todavía no se conoce el presupuesto «será un proyecto importante, no de cambiar bordillos, sino un proyecto de rehabilitación integral» según ha explicado a los periodistas el director general de Renazca, Miguel Hernández.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here