Los pasados lunes 14 y martes 15 de septiembre, Isabel Diaz Ayuso y su gobierno de coalición, se enfrentaron, nunca mejor dicho, a su primer Debate del Estado de la Región de Madrid.

Cuando recientemente se ha cumplido un año de su investidura como Presidenta, Isabel Diaz Ayuso se presentó ante la Asamblea de Madrid a hacer balance de todo lo realizado en estos 12 meses de gobierno, especialmente este medio año que ha protagonizado el COVID 19 y sus efectos.



Así, el Pacto de 155 medidas firmado entre PP y Cs, y refrendado por Vox, medidas concretas y oportunas, todas ellas necesidades que Madrid y los madrileños tienen, se está cumpliendo exitosamente, pues el 70% de estas políticas acordadas, ya se han llevado a cabo, se han puesto en marcha o se han comenzado a implementar.

El Gobierno, con sus más y sus menos, éstos últimos derivados de ser una nueva experiencia de coalición, por ser el primero formado por dos partidos, y tras unos primeros meses de engrase y encaje de piezas, algo lógico, está ya funcionando de manera armónica.

Volviendo al debate, la Presidenta una vez más volvió a demostrar que es una parlamentaria rocosa, solvente y eficaz. Mientras los grupos de la oposición, también Vox, fueron excesivamente duros en sus palabras, incluyendo especialmente la izquierda más radical todo su repertorio de insultos habituales, pocas veces ingeniosos y casi siempre soeces y brutales, como han acostumbrado este último año en un auténtico maltrato a la Presidenta, ésta se fajó sin recibir ningún resquicio, ni una sola herida.  

Y la demostración de lo certero de esta afirmación, es que para borrar el éxito de cómo había terminado el debate para la Presidenta y el tremendo fracaso que ha supuesto para la oposición,  la respuesta y recurso por parte de esos medios de izquierda constituidos en una especie de “Gulag Mediático” del que difícilmente se puede escapar, y que se han constituido a día de hoy como la verdadera oposición que existe en Madrid ante la ineficacia y fracaso de los partidos políticos de la oposición parlamentaria, la respuesta decía, ha sido tergiversar y sacar de contexto una o dos frases de las más de 5 horas de discurso de la Presidenta. Y nada más y nada menos, que tachar a Isabel Diaz Ayuso, precisamente a ella, de comprensiva con el racismo, lo cual es disparatado habiendo seguido su trayectoria y conociendo un poco sus sólidas raíces ideológicas personales.

Y es que tienen que ser estos medios de izquierda, esta “Gulag Mediática” quienes dirijan la oposición a la Presidenta de Madrid. Lo digo con pena, pero es que los grupos parlamentarios presentes en la Asamblea, han dejado patente estos días que no tienen absolutamente nada que ofrecer a Madrid y a los madrileños, ni programa alternativo, ni políticas novedosas, ni ilusión o esperanza ante el futuro, sólo rencor, odio, sectarismo y un catálogo de insultos. Por ello es por lo que se puede decir que fracasaron en su intento de convertir el Debate en una Moción de Censura a la Presidenta.

Por eso, mientras la propia Presidenta hacía un largo balance de lo desarrollado en el primer año, al tiempo que presentaba ambiciosas medidas de futuro ante los retos que se nos presentan, la respuesta de la oposición, insisto, fue insultarla una vez más, especialmente desde esa plataforma de la nada, llamada Más Madrid. Pero como les contesto la Presidenta: díganme a mi lo que quieran como llevan haciendo tanto tiempo, pero empiecen a respetar a los madrileños de una vez por todas. 

Esta es la principal fortaleza y éxito de nuestra Presidenta. Nada ni nadie va a apartarla ni a distraerla de su preocupación única que son los madrileños y sus problemas actuales, que son la emergencia sanitaria, y las consecuencias provocada por el Covid 19, y la gran crisis económica y social que ya ha comenzado, y que marcará los próximos años de nuestras vidas. 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here