casas de apuestas

La Agrupación de Trabajadores de Juego de la Comunidad de Madrid (ATJUCAM) ha solicitado ayuda al Ayuntamiento y al Gobierno regional ante la “situación límite” que viven por los ataques vandálicos producidos en más de 80 locales durante el año 2020. Además del ERTE a más de 800 trabajadores y al cierre de locales de juego que ya supera el 20%.

En un comunicado, la agrupación detalla que durante el año pasado más de ochenta locales sufrieron pintadas en la fachada, puertas averiadas, cristales rayados, cerrojos siliconados, con un coste de varios miles de euros y “muchos de estos ataques han coincidido con las convocatorias que grupos radicales han realizado contra los salones”.



Además, trabajadores de diversos centros en varios distritos de la capital ha denunciado «escraches y acoso a personal de los salones en diversos barrios de Madrid. Sin ir más lejos, según informa Efe, la cuenta de Twitter de Los Chikos del Maíz han llamado a “pegarle fuego a las casas de apuestas”.

Cero sanciones en casas de apuestas en 2020 por presencia de menores

La agrupación denuncia “la angustia que sufren los 2.642 trabajadores por los ataques que sufren sus centros de trabajo por parte de grupos radicales”, y reivindica la labor de sus empleados “en la promoción de un juego seguro”. Ejemplo de ello, añaden, es que “pasan 19.000 inspecciones cada año, 52 al día, y en 2020 el resultado fue de cero sanciones por presencia de menores”.

Los trabajadores piden “garantías de seguridad por parte del Ayuntamiento en el ejercicio de su trabajo y requieren a la administración autonómica que aclare en qué se basa la reforma legal anunciada en su sector”, que a juicio de AtjuCam “genera incertidumbre”. Recuerdan que en la región madrileña hay 2.642 trabajadores directos de locales de juego y que actualmente son uno de los sectores más afectados por ERTE.

Garantizar el empleo

Según su portavoz Iñaki Angulo, “cualquier cambio legal debe pasar por garantizar sobre todo el empleo existente. Especialmente en este momento de grave crisis económica con un 20% de los locales cerrados y un elevado número en peligro de cierre definitivo”.

Angulo expone que “los locales de juego están en crisis en Madrid desde antes del inicio de la pandemia ya que, si entre 2014 y 2018 las plantillas crecieron un 20%, en 2019 esta tendencia se paró en seco. En 2020 se ha destruido empleo y la previsión de cierre de locales llevará a más pérdida de empleo en 2021”, concluye.




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here