/ 19 septiembre 2021

Gimnasios madrileños y Covid-19: espacios seguros y con una incidencia casi nula

Gimnasios madrileños y Covid-19: espacios seguros y con una incidencia casi nula

La inactividad física se ha convertido desde hace unos años en un factor influyente en la prevalencia de enfermedades no transmisibles y un factor de riesgo para la población a nivel mundial. El sedentarismo en la actualidad, es un reto que los ciudadanos quieren superar y que se ha instalado en nuestra sociedad a causa de una menor actividad física en el ámbito laboral, el consumo de alimentos altos en calorías o el uso de las nuevas tecnologías, entre otras causas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que el deporte mejora la salud mental y la calidad de vida psicológica de la sociedad, algo muy necesario en tiempos de pandemia.

El vicepresidente, consejero de Deportes, Transparencia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, está realizando una serie de visitas, como la de este lunes a un box de Crossfit en el distrito madrileño de Hortaleza, o el pasado lunes 8 de febrero al gimnasio Escuela Boxeo, para reiterar su petición al Gobierno central de reducir el IVA al 10% en servicios deportivos. Considera que “necesitamos una sociedad más sana, porque es una sociedad que combate mejor el COVID-19”.

Aguado ha recordado que el deporte es “uno de los principales aliados contra el COVID-19” y ha insistido en la necesidad de llevar un estilo de vida saludable donde la actividad física esté presente de manera regular para “luchar contra enfermedades como el sedentarismo y la obesidad”. De la misma forma, ha incidido en la idea de que el deporte no mejora únicamente la salud física de los ciudadanos, sino que también reduce las posibilidades de padecer ansiedad, depresión o estrés.

Ignacio Aguado sobre la reunión con el sector de los gimnasios

Los gimnasios tienen una tasa de contagio inferior al 0,3%

Los gimnasios, según estudios internacionales y nacionales, han sido catalogados como espacios seguros en los que la tasa de contagio es inferior al 0,3%. Por ello, la Comunidad de Madrid ha vuelto a agradecer “que sigan abiertos y apostando por la salud”, manteniendo su actividad habitual y garantizando, al mismo tiempo, la salud y la seguridad de profesionales y usuarios.

El vicepresidente ha insistido en que los gimnasios “son nuestros aliados para salir de la pandemia, porque refuerzan la salud física y mental”. A lo que ha añadido que desde que se levantó el Estado de Alarma “los gimnasios han seguido abiertos y van a seguir así porque son espacios seguros”.

Los gimnasios de Madrid en tiempos de COVID-19

La situación en los centros deportivos de la capital ha ido evolucionando a lo largo de ya casi un año de pandemia. Estos espacios, por su relación directa con la salud, se han convertido en lugares controvertidos, que han tenido que adaptarse, como el resto de sectores, a una situación epidemiológica grave. Además, continúa marcada por una crisis económica aún más trágica que la de 2008; y en la que los centros deportivos de la Comunidad de Madrid, han sido prácticamente los únicos en permanecer abiertos desde junio.

“En interiores la distancia no es suficiente”

El problema fundamental viene marcado por algo que socialmente ya hemos aceptado. En julio de 2020, un grupo de más de 200 científicos procedentes de diversas disciplinas advertía a la OMS de que tenía que tomar más en cuenta la posibilidad de transmisión del coronavirus por el aire.

Uno de los firmantes, Jordi Sunyer, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Pompeu Fabra y jefe del programa de Salud Infantil del Instituto de Salud Global (ISGGlobal) de Barcelona, señalaba que “en interiores la distancia no es suficiente” para frenar los contagios de Covid.

La Escuela Boxeo de Jero García: “no hay mejor antidepresivo que el deporte”

Jero García, ex boxeador profesional y uno de los mejores entrenadores de España, con más de 25 años de experiencia, está a cargo del gimnasio de Boxeo La Escuela. Están situados en la calle Hilario Sangrador, 8 de Madrid, en el barrio de la Puerta del Ángel. Ofrecen clases de boxeo para todos los niveles, entrenamiento personal o en grupo, e instalaciones profesionales.

En declaraciones a este periódico señala que “el bicho nos ha afectado como ha afectado a toda la sociedad”. Valora el hecho de que la Comunidad ponga en valor el deporte y cree que “es como debería ser en todas las comunidades”. No puede comprender cómo los gimnasios “no son todavía una actividad esencial en estos momentos que corren, donde psicológicamente la gente está hundida y nosotros deberíamos ser la medicina”. Señala firmemente que “no hay mejor antidepresivo que el deporte”.

A esto, añade que “partiendo de la base de que lo primero es lo sanitario y ahora que estamos en un tiempo en el que nos gustan tanto las estadísticas, dicen que los contagios son el 0,03% en los gimnasios. Su incidencia es 1 de cada 100.000”, asevera.

Cree que es injusto que los gimnasios de casi todo el territorio español estén cerrados, independientemente de que los gimnasios en Madrid estén facturando sólo un 50% de lo que facturaban antes de la pandemia, debido a la medida que permite tan sólo el 50% de aforo en estos locales. Y sobre las actividades esenciales es tajante: “hablan de actividad esencial. Cómo que actividad esencial… Esencial es dar de comer a mis cuatro hijos”.

En cuanto a las medidas de seguridad tomadas por su gimnasio, señala que “hemos comprado un extractor que nos ha costado 5.000 euros, desinfectamos todos los días, todo el mundo utiliza mascarilla, guarda la distancia social de seguridad y cumplen con el 50% del aforo.

Sobre la reducción del IVA en los negocios de actividad física nos ha confirmado que le parece “lo más lógico del mundo. Somos una actividad que va directamente a la salud, tanto física como psicológica. ¿Por qué estamos pagando nosotros el 21% si en 2008 pasamos del 8% al 21%? Es increíble. Si quieren ayudarnos, no solamente a los gimnasios sino a la propia ciudadanía, deben bajarnos el IVA, ya que nosotros podremos bajar las cuotas.

Gimnasio FightLand

El gimnasio FightLand, ubicado en Madrid, A Coruña, Alicante, Barcelona y Sevilla dispone de un establecimiento en las inmediaciones del Santiago Bernabéu y se definen como “La tierra de la lucha” contra el sobrepeso, el aburrimiento, el estrés, el sedentarismo y la monotonía. Un club de boxeo que se aleja de la imagen de los clubes de fitness.

Su director, César Barbosa, señala que “aparte del confinamiento inicial, que para nosotros fue un desastre, lógicamente, desde que se permitió y pudimos reabrir, hemos reducido en actuación y asistencia de clientes un 50%”.

Gimnasios madrileños y Covid-19: espacios seguros y con una incidencia casi nula 3

Las medidas de seguridad tomadas por su gimnasio se basan en las recomendaciones que aporta Sanidad, y Barbosa añade que “la gente está muy concienciada”, pero que, aunque estaba deseando volver después del confinamiento, “tenía mucho miedo”. “Hemos sido muy estrictos con todas las recomendaciones que hicieron desde Sanidad. Son recomendaciones que nos afectan muy negativamente, sobre todo el tema de la restricción de aforo, porque nosotros teníamos algunas clases en las que participaban hasta 40 personas y de esta forma es imposible.

En cuanto a medidas de seguridad señala que “hemos puesto mamparas en las recepciones, hay hidrogeles por todos lados, hemos marcado el suelo, pero, sobre todo, lo que más afecta a los clientes son dos cosas: primero, que hemos tenido que modificar de forma temporal nuestro modo de entrenamiento para que la gente no entrene en parejas, que en el tema del boxeo era una parte muy importante y sobre todo que los clientes aquí en Madrid, tienen que entrar con mascarilla”.

El control de acceso en FightLand

En cuanto al control de acceso al gimnasio lo han tenido claro desde el principio. “Siempre hemos tenido un sistema de reservas porque las clases tienen un número máximo de personas. Hay centros que tienen 30 sacos y las clases dependen de los sacos disponibles, con lo que para nosotros ha sido muy fácil, ¿por qué?, porque si un centro tenía 30 sacos, ahora hemos dejado 17 y de esta forma se reduce automáticamente el aforo en esas clases.

Brooklyn Fitboxing: la internacionalización del fitness en tiempos de Covid-19

Brooklyn Fitboxing están en la actualidad en 11 países, aunque cuentan con mayor presencia en España. Son una multinacional deportiva especializada en Fitness que comenzó a vivir la pandemia de Covid-19 en sus centros de Italia, lo que les sirvió para ir por delante en los centros madrileños y en el resto de España.

Cristina Pujol es su Communication Manager y señala que su empresa “cumplirá con todas las normativas que nos indiquen”. Además, incide en la idea de los gimnasios como entornos seguros: “consideramos que las autoridades deben tener en cuenta que estar en forma es algo muy importante a la hora de estar sanos, y más, en este momento de pandemia. Los gimnasios estamos haciendo un esfuerzo bastante grande para cumplir toda la normativa y queremos demostrar que somos entornos seguros. Desde que abrimos en junio, no hemos sido considerados entornos de riesgo ni contacto de riesgo por ninguna comunidad autónoma”.

Es interesante analizar cómo el Covid-19 ha ido afectado a Brooklyn Fitboxing a lo largo y ancho de diferentes países, para centrarnos finalmente en sus centros de Madrid. “Cuando empezó a extenderse la pandemia lo primero que nos sucedió es que los centros en Italia cerraron, posteriormente cerramos los centros en España y después en el resto de países.

Pujol nos ha contado que “el primer impacto que tuvimos fue el cierre de todos nuestros clubs en todo el mundo, con la consiguiente pérdida de ingresos, como puede pasar en el resto del sector del fitness, la hostelería o el turismo. Nosotros lo que hicimos en España fue congelar las cuotas y cerrar antes de que se decretara el estado de alarma cuando vimos que la cosa se complicaba, porque teníamos la experiencia de nuestros clubs en Italia.

Medidas de seguridad en Brooklyn Fitboxing

Pujol asegura que “antes de abrir redujimos el número de sacos en todos los centros, de esa manera garantizábamos, por un lado, que gente que asistiera fuera menos por temas de aforo, y por otro lado el mantener las distancias de seguridad. La gente está mucho más separada de lo que estaba antes, siempre a más de 1,5 metros”.

“Después tenemos otras medidas como que el entrenador siempre lleva mascarilla, aunque todo esto va variando según las comunidades autónomas. Básicamente, la distancia, la reducción de aforo y la limpieza entre clases. Se limpian totalmente los sacos y el suelo entre una clase y otra, para que cada persona que llegue, encuentre todo higienizado y la gente no puede entrar en el centro mientras se desarrolla una clase”.

Las medidas de Brooklyn Fitboxing, en Madrid, “son aún más exhaustivas. Hemos instalado mamparas que separan a la gente entre sacos, con lo cual, no solamente tienen la distancia de seguridad, sino que tienen mamparas para que su espacio de entrenamiento esté separado con una frontera física. Hemos optado por las mamparas ya que, al ser un entrenamiento de alta intensidad, pensamos que la gente no iba a entrenar con la misma comodidad que con las mascarillas, que era la alternativa en Madrid”, concluye Pujol.

Club de Boxeo Suanzes

El Club de Boxeo Suanzes es un club deportivo ubicado en la calle San Romualdo, 26, orientado a la enseñanza y entrenamiento del boxeo, tanto sin contacto como con contacto, así como en sus modalidades de competición a nivel amateur y profesional.

Su director, Diego Vallejo, piensa que el Covid-19 ha cambiado por completo la forma de trabajar en los gimnasios. “La gente tiene miedo, no es solo una cosa nuestra, hablando con compañeros la sensación que tenemos todos es que el miedo está muy presente”.

Sus medidas de seguridad siguen estrictamente las recomendaciones de Sanidad, “trabajamos con aforos limitados, mascarillas, y en su momento, hasta agosto, tuvimos que trabajar con la distancia sanitaria de dos metros, aparte de las desinfecciones regulares del gimnasio”.

El control de aforo, lo llevan a cabo mediante una aplicación “que tuvimos que contratar, que es otro gasto más. Es una aplicación que para el deportista es gratis, entendemos que no podemos cargar con más gastos a los clientes con la que está cayendo, y asumimos ese coste. Para las clases es obligatorio hacer una reserva a través del móvil. Tenemos los aforos limitados a menos de un 50% y seguimos manteniendo esa limitación desde que abrimos en junio”, añade.

La distancia de seguridad en los deportes de contacto

Vallejo ha explicado a Madrid es Noticia la normativa que rige la distancia de seguridad en deportes de combate. “La Consejería de Sanidad nos ha permitido a los deportes de combate, a través de la asociación CEKT, mediante la que hicimos todos un poco de fuerza, que, aunque fuese con mascarilla, nos dejasen volver a entrenar a una distancia real de lo que es un deporte de combate. A partir de que se publicara en el B.O.E. de la Comunidad de Madrid, trabajamos con mascarilla. Los clientes que no quieren trabajar con mascarilla, deben hacer un trabajo individual y guardando la distancia sanitaria de 1,5 metros”.

Sobre las medidas tomadas por las autoridades, concluye Vallejo, “la única medida más dura que nos pueden aplicar a nosotros es que vuelvan a cerrar”.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS