/ 16 octubre 2021

Vuelta a la oficina, ¿mi cuerpo ha generado alguna respuesta inmune tras la vacuna?

Vuelta a la oficina, ¿mi cuerpo ha generado alguna respuesta inmune tras la vacuna?

Este año el fin de las vacaciones de verano va a ser diferente. La vuelta a los centros de trabajo tras más de año y medio trabajando desde casa es ya una realidad. Muchas empresas lo tienen todo preparado para incorporar en su día a día un modelo presencial o híbrido donde la oficina vuelve a ser el punto central de trabajo.

En este regreso a la nueva normalidad, empresas y trabajadores siguen las medidas aconsejadas para prevenir el contagio por Covid-19 pero, ahora que un alto porcentaje de la población está vacunada, ¿será suficiente? La pregunta de si ya estamos inmunizados tras la vacuna es una cuestión que, con la llegada de septiembre y el comienzo de este nuevo formato de trabajo, ronda en la cabeza de más de uno.

Y es que la mayor prueba de eficiencia y responsabilidad llega ahora a las empresas ante la aplicación de la ley del teletrabajo y la incertidumbre que sigue generando la pandemia. Además, son las empresas las que deben decidir qué medidas preventivas y de seguridad instaurar en sus centros de trabajo para hacer de ese espacio un lugar seguro donde trabajar. Sin embargo, ¿hay algo que los empleados puedan hacer para reforzar estas medidas?, ¿si estás vacunado siguen siendo necesarias las medidas?, ¿deberíamos continuar haciéndonos test de detección del virus?

A continuación damos respuesta a muchas de estas preguntas que con el fin del verano han comenzado a plantearse empresas y trabajadores.

Medidas para una vuelta a la oficina segura

En una nueva realidad laboral, tanto empresas como trabajadores buscan una flexibilidad horaria para poder compaginar la vuelta a la oficina con esos resquicios que aún quedan del trabajo en remoto. Algunas compañías ofrecen a sus equipos horarios abiertos de entrada y salida; otras optan por alternar los días en la oficina para evitar un porcentaje alto de personas en el punto de trabajo.

Y es que evitar un gran número de personas en el mismo espacio continúa siendo una de las medidas principales para evitar la transmisión del Covid-19. La disminución del número de personas en el mismo lugar de trabajo reduce considerablemente los riesgos de contraer la enfermedad y de mantener las instalaciones higienizadas por mucho más tiempo al no haber tanta rotación de puestos de trabajo. Además, el uso de mascarilla, mamparas y la garantía de una ventilación constante continúan siendo medidas necesarias en muchas empresas y lugares de trabajo de nuestro país que, siguiendo las normas y recomendaciones establecidas, adapta cada medida a sus necesidades particulares. La medición de la temperatura a diario antes de entrar a la oficina es otra solución rápida para realizar un primer cribado.

Además, la desinfección de equipos de trabajo y elementos de uso continuo debe seguir siendo exhaustiva. El suministro de gel hidroalcohólico para todos los empleados, también. Y, por supuesto, los test o pruebas diagnósticas con las que poder detectar el virus SARS-CoV continúan siendo fundamentales para establecer un orden y una seguridad en los grupos de trabajo.

Por ello, muchas de las grandes empresas, nacionales e internacionales, han incorporado los test de detección como una medida fundamental para garantizar la seguridad dentro del plan de vuelta a la oficina. Así, la vuelta a la oficina deberá hacerse en muchas empresas con un diagnóstico negativo previo, realizado en las 48-72 horas previas a la incorporación. Si el test del trabajador resulta negativo, podrá incorporarse inmediatamente al mismo día; en caso de que sea positivo, deberá comunicarse a las entidades sanitarias y seguir el protocolo que se le indique. De esta manera, las empresas que apuestan porque sus empleados se realicen un test de detección del virus antes de su incorporación, garantizan en sus oficinas una vuelta segura y sin riesgo.

Además, es común combinar la realización de test de detección de virus con un modelo de trabajo basado en “equipos burbuja”. De este modo, en caso de que algún empleado resultara positivo con el paso de los días, no es necesario evacuar a toda la oficina, solo al grupo burbuja con el que ha estado estrechamente trabajando y en contacto.

Hay que tener en cuenta que los test solo dan información del momento en que se realiza la prueba por lo que deberán repetirse de manera periódica tanto si la persona es negativa como si resulta positiva. En caso de que algún empleado presente síntomas, es aconsejable realizar pruebas adicionales y evitar su estancia en la oficina hasta que los síntomas hayan desaparecido.

En definitiva, los test de detección de Covid-19 son el complemento perfecto con el que garantizar la seguridad dentro de las oficinas. En caso de que la compañía no ofrezca o proporcione test a sus empleados, hoy en día cualquier persona puede tener acceso a varios tipos de test con los que detectar el virus. Sin embargo, es importante que la prueba a realizar sea de calidad y cuente con información detallada sobre la muestra extraída. Empresas como Unilabs, especialistas en test SARS Cov-2, proporcionan hasta seis tipos diferentes de test con una funcionalidad distinta, un tiempo de respuesta diferente y capaces de detectar las distintas cepas existentes en la actualidad.

Además, en Unilabs ofrecen también test con los que poder determinar el grado de inmunidad presente en una persona ya vacunada. Así, ante la pregunta que muchas personas se hacen de si están inmunizados o no tras vacunarse, con test como los de Unilabs no habrá opción a duda. Independientemente de si presentas síntomas o no, volver a la oficina sabiendo con qué grado de inmunidad cuentas frente al SARS-CoV, es una garantía de tranquilidad aunque, por supuesto, deberás continuar extremando las precauciones y cumpliendo las medidas preventivas e higiénicas que en tu lugar de trabajo hayan establecido.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS