/ 13 agosto 2022
29.5 C
Madrid
/ 13 agosto 2022

Cinco claves de la educación económica

Cinco claves de la educación económica

Conocer los conceptos económicos más importantes y el funcionamiento de los sistemas económicos que existen es fundamental para entender el funcionamiento de nuestras sociedades. La economía es una de las ciencias más estudiadas y que más repercusión genera, pues nos afecta a toda la población, incluso a los que no conocen nada sobre ella.

La economía entra en los debates públicos y en los debates políticos y la información relacionada con la economía es cada vez más accesible. Existe prensa especializada en el ámbito económico, así como fuentes de información online como Economipedia donde investigar los conceptos económicos y su significado real sobre las personas. 

La educación económica juega, por tanto, un papel clave para que las personas, desde su adolescencia, conozcan el funcionamiento de la economía. Existen algunas claves que son imprescindibles en la educación económica para comprender la economía en su aspecto más global, y son las que se muestran a continuación:

Conocimiento de los términos económicos

Lo primero a la hora de introducirse en la educación económica es conocer el significado de los principales conceptos que se manejan en las economías. Hablamos de conceptos como moneda, producto interior bruto, inflación, tipos de interés, banco central o impuestos. Es la primera toma de contacto con el mundo económico y ayuda a comprender a un nivel básico el funcionamiento de una economía. Sin olvidar los térmicos económicos a nivel personal (depósitos bancarios, préstamos, hipotecas…) que la mayoría de las personas utilizan a lo largo de su vida y que deben conocer.

Ingresos y gastos

Una de las claves de la educación financiera es aprender a conocer las fuentes de ingreso y los gastos que pueden afrontar una familia, una empresa o un país. Esto es fundamental a nivel doméstico, porque ayuda a las personas a entender cómo manejar sus ingresos para afrontar sus gastos sin caer en una situación de endeudamiento por mala gestión. O a entender cómo los países deben gestionar los ingresos y los gastos para alcanzar un punto de equilibrio entre ambos y no generar déficit a las arcas públicas.

Inversión

Uno de los capítulos más importante en la educación económica es el de la inversión. Aprender a utilizar los ingresos fruto del trabajo para generar otros ingresos alternativos es algo fundamental para el crecimiento del patrimonio personal. Aprender a conocer el significado de la inversión en acciones de empresas, la inversión en fondos de inversión o en activos inmobiliarios puede ser de gran ayuda para que las personas tomen decisiones de inversión inteligentes a la hora de gestionar su patrimonio. Es quizás una de las carencias más importantes y una de las áreas de la educación económica más desconocidas por los ciudadanos.

Ahorro y pensiones

Otra de las piedras angulares de la educación económica es conocer la importancia del ahorro como herramienta para generar una estabilidad económica de cara al futuro y de disponer de un colchón de seguridad en caso de entrar en situación de desempleo. Conocer la cultura del ahorro a medio y largo plazo es muy importante, especialmente como complemento a las pensiones que menguarán en un futuro ante la situación demográfica de envejecimiento de la población y baja natalidad. Un ciudadano que conozca cómo ahorrar es un ciudadano con una mayor capacidad para afrontar todo tipo de circunstancias económicas adversas sin verse en apuros económicos.

Fiscalidad 

Para conocer al completo el funcionamiento de los sistemas económicos es importante conocer cómo la fiscalidad afecta a los ciudadanos y a las empresas en su día a día. Descubrir qué tipos de impuestos existen, cómo afectan al desarrollo económico, qué obligaciones fiscales tienen los ciudadanos y las empresas o de qué manera la fiscalidad puede actuar en la financiación de los servicios públicos de los países. En definitiva, conocer la fiscalidad es fundamental para que un ciudadano sepa a qué tiene que enfrentarse cuando trabaje, emprenda o tenga beneficios en un negocio.

Estas son las 5 claves de la educación económica más importantes que cualquier ciudadano debería conocer. Una información crucial para convertirnos en ciudadanos adultos capaces de entender conceptos a los que vamos a tener que enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. Un terreno donde la célebre frase de «la información es poder» cobra todo el sentido.

Conocer los conceptos económicos más importantes y el funcionamiento de los sistemas económicos que existen es fundamental para entender el funcionamiento de nuestras sociedades. La economía es una de las ciencias más estudiadas y que más repercusión genera, pues nos afecta a toda la población, incluso a los que no conocen nada sobre ella.

La economía entra en los debates públicos y en los debates políticos y la información relacionada con la economía es cada vez más accesible. Existe prensa especializada en el ámbito económico, así como fuentes de información online como Economipedia donde investigar los conceptos económicos y su significado real sobre las personas. 

La educación económica juega, por tanto, un papel clave para que las personas, desde su adolescencia, conozcan el funcionamiento de la economía. Existen algunas claves que son imprescindibles en la educación económica para comprender la economía en su aspecto más global, y son las que se muestran a continuación:

Conocimiento de los términos económicos

Lo primero a la hora de introducirse en la educación económica es conocer el significado de los principales conceptos que se manejan en las economías. Hablamos de conceptos como moneda, producto interior bruto, inflación, tipos de interés, banco central o impuestos. Es la primera toma de contacto con el mundo económico y ayuda a comprender a un nivel básico el funcionamiento de una economía. Sin olvidar los térmicos económicos a nivel personal (depósitos bancarios, préstamos, hipotecas…) que la mayoría de las personas utilizan a lo largo de su vida y que deben conocer.

Ingresos y gastos

Una de las claves de la educación financiera es aprender a conocer las fuentes de ingreso y los gastos que pueden afrontar una familia, una empresa o un país. Esto es fundamental a nivel doméstico, porque ayuda a las personas a entender cómo manejar sus ingresos para afrontar sus gastos sin caer en una situación de endeudamiento por mala gestión. O a entender cómo los países deben gestionar los ingresos y los gastos para alcanzar un punto de equilibrio entre ambos y no generar déficit a las arcas públicas.

Inversión

Uno de los capítulos más importante en la educación económica es el de la inversión. Aprender a utilizar los ingresos fruto del trabajo para generar otros ingresos alternativos es algo fundamental para el crecimiento del patrimonio personal. Aprender a conocer el significado de la inversión en acciones de empresas, la inversión en fondos de inversión o en activos inmobiliarios puede ser de gran ayuda para que las personas tomen decisiones de inversión inteligentes a la hora de gestionar su patrimonio. Es quizás una de las carencias más importantes y una de las áreas de la educación económica más desconocidas por los ciudadanos.

Ahorro y pensiones

Otra de las piedras angulares de la educación económica es conocer la importancia del ahorro como herramienta para generar una estabilidad económica de cara al futuro y de disponer de un colchón de seguridad en caso de entrar en situación de desempleo. Conocer la cultura del ahorro a medio y largo plazo es muy importante, especialmente como complemento a las pensiones que menguarán en un futuro ante la situación demográfica de envejecimiento de la población y baja natalidad. Un ciudadano que conozca cómo ahorrar es un ciudadano con una mayor capacidad para afrontar todo tipo de circunstancias económicas adversas sin verse en apuros económicos.

Fiscalidad 

Para conocer al completo el funcionamiento de los sistemas económicos es importante conocer cómo la fiscalidad afecta a los ciudadanos y a las empresas en su día a día. Descubrir qué tipos de impuestos existen, cómo afectan al desarrollo económico, qué obligaciones fiscales tienen los ciudadanos y las empresas o de qué manera la fiscalidad puede actuar en la financiación de los servicios públicos de los países. En definitiva, conocer la fiscalidad es fundamental para que un ciudadano sepa a qué tiene que enfrentarse cuando trabaje, emprenda o tenga beneficios en un negocio.

Estas son las 5 claves de la educación económica más importantes que cualquier ciudadano debería conocer. Una información crucial para convertirnos en ciudadanos adultos capaces de entender conceptos a los que vamos a tener que enfrentarnos a lo largo de nuestra vida. Un terreno donde la célebre frase de «la información es poder» cobra todo el sentido.

LO MÁS LEÍDO

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

LO MÁS COMENTADO