/ 21 febrero 2024

BBVA Research prevé un aumento del PIB de Madrid del 3% en 2023 y del 1,8% para 2024

En los últimos 10 años, Madrid acumula un aumento del PIB real del 11%, doblando a la media española

BBVA Research prevé un aumento del PIB de Madrid del 3% en 2023 y del 1,8% para 2024

En los últimos 10 años, Madrid acumula un aumento del PIB real del 11%, doblando a la media española

En los últimos 10 años, Madrid acumula un aumento del PIB real del 11%, doblando a la media española

BBVA Research estima que el crecimiento de la Comunidad de Madrid en 2023 alcance el 3% -seis décimas por encima de la media de España (2,4%)-, apoyado por el dinamismo del sector servicios, el buen comportamiento del consumo, la producción industrial y el empleo, y pese a una desaceleración de las exportaciones y la inversión. Para el 2024, se corrige a la baja en -0,5 puntos porcentuales el avance de la economía madrileña hasta el 1,8% (en línea con lo que se espera para la española) debido a diferentes factores, entre los que se encuentra la desaceleración de la economía europea, los elevados precios de la energía y el agotamiento de sectores como el turismo. El servicio de estudios de BBVA estima que la recuperación podría continuar el siguiente año gracias a la fortaleza económica de los hogares y las familias madrileñas, al empuje de los fondos europeos y a la política fiscal expansiva anunciada por el gobierno de Madrid. Además, continúa el dinamismo de la población activa. De cumplirse estas perspectivas, Madrid podría crear más de 160.000 empleos en el bienio y reducir la tasa de paro hasta el 9,4% en 2024. 

Según el informe ‘Situación Madrid Segundo Semestre 2023’ de BBVA Research, presentado este martes por Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España, y Francisco Juan Carlos Hidalgo, director de la Territorial Centro de BBVA en España, la comunidad madrileña podría registrar este año un crecimiento del PIB que alcance el 3%, y que la tasa de paro se reduzca hasta el 10,4% este año. Apoyada en el sector servicios -principalmente de Madrid capital- la Comunidad acumula un aumento del PIB real del 11% desde 2012, doblando la media española (5,2%). Pero la menor demanda global y una demanda interna menos dinámica -y limitada por los altos tipos de interés- reducirán el crecimiento en 2024. 

La economía madrileña continúa creciendo por encima de la del conjunto del país debido a un primer semestre que habría sido algo mejor y una desaceleración menos intensa de la creación de empleo. Tanto la contribución de los servicios públicos a la creación de puestos de trabajo, como la de las actividades profesionales o financieras han mostrado una mayor estabilidad que en otras regiones, lo que ha supuesto que el avance en la afiliación a la seguridad social se mantenga elevado y un mejor comportamiento del empleo en Madrid capital por el sector servicios en comparación con el resto de la comunidad. Además, las manufacturas han tenido una resiliencia mayor gracias a la buena evolución de la producción industrial (que supera ya en un 9% los niveles prepandemia) impulsada por los bienes de equipo y de consumo, así como por la progresiva desaparición de los cuellos de botella en la provisión de insumos para el sector.

Sin embargo, BBVA Research advierte de un debilitamiento de la economía madrileña desde junio. El avance trimestral del PIB de la Comunidad de Madrid en el tercer trimestre habría estado alrededor del 0,4% (una décima por encima de España respecto a lo que se observa en el conjunto del país), pero por debajo del crecimiento promedio trimestral del primer semestre (0,7%). Por un lado, parece que el consumo de los hogares madrileños se estanca debido a los altos tipos de interés, la desaceleración del empleo y la inflación. En Madrid, el peso de los productos con una inflación muy elevada ha bajado hasta el 29% entre enero y septiembre (9 puntos menos que en el mismo periodo de 2022), pero el peso de los productos con una inflación baja (42%) es 7 puntos porcentuales (pp) mayor que en España. El menor vigor de la economía madrileña también se traslada a un descenso del gasto turístico de los madrileños en comunidades como Cataluña (-1%) o en el extranjero (-20 pp). 

Con respecto al sector inmobiliario, la venta de viviendas cae hasta el ritmo mensual de 2019. En los primeros meses de 2023, la contracción supera la media nacional (-18,9% a/a). Aunque en el segundo trimestre el precio de la vivienda ha crecido algo menos en Madrid que en el conjunto nacional, acumula un aumento del 2,7% a/a en el primer semestre (3,1% en España) y se sitúa ya sólo un 1% por debajo del máximo histórico de 2008 (-15% en España). 

Los visados de vivienda para obra nueva en la comunidad también sufren un retroceso interanual del 21,7%, una evolución peor que la media española, donde se registró un avance del 8,4% a/a en el mismo periodo. 

Por otro lado, se observa un menor dinamismo de la demanda externa por la desaceleración de la economía europea y la demanda global. El gasto en Madrid de los visitantes se desaceleró en el tercer trimestre, con cierta atonía de los visitantes de Cataluña y una desaceleración de los de  Andalucía y Canarias. También va perdiendo progresivamente fuerza el gasto con tarjeta realizado por extranjeros.Con todo, desde inicios de año, el peso en Madrid del gasto por parte de los turistas extranjeros ha aumentado hasta el 8,1%. 

En cuanto a las exportaciones de bienes, se sitúan un 39% por encima del nivel prepandemia, siendo la región con mayor dinamismo desde 2019 y situándose un 1% por encima de la media nacional. En lo que va de año, las exportaciones han caído un 31%, siendo la comunidad en la que más se contraen. 

Como consecuencia, la afiliación en la comunidad ha pasado de unos incrementos medios trimestrales superiores al 1% en el primer semestre de 2023 a un crecimiento del 0,6% en el tercer trimestre. Aún así, la desaceleración en Madrid es menor que en el conjunto de España (0,3%) por el dinamismo de la ciudad de Madrid, donde se concentra el empleo en los sectores de servicios más dinámicos. Fuera del área metropolitana, especialmente en el sur de la región, el empleo cae un 0,6% trimestral en el tercer trimestre por tratarse de mayor empleo y menor empleo de servicios de alto VAB, turísticos y públicos.

El Servicio de Estudios espera que la recuperación pueda continuar en 2024, y prevé que el crecimiento del PIB de Madrid alcance un 1,8%. Esto supone una corrección a la baja de -0,5 pp, sobre todo debido al deterioro en las perspectivas globales en un entorno de elevada incertidumbre. En particular, los indicadores adelantados de actividad en los principales socios de la economía madrileña muestran un debilitamiento: se espera que crecimiento de la eurozona aumente un 0,5% en 2023 y un 1,1% en 2024 (frente al 0,8 y 1,3%, respectivamente, de junio pasado). 

En 2024, algunos sectores como el turístico podrían agotar su capacidad de crecimiento. El turismo empieza a mostrar síntomas de debilidad. Tanto el grado de ocupación como las pernoctaciones totales en hoteles en verano evolucionaron de manera menos favorable que en la primera parte del año. 

El crecimiento de la economía de Madrid mejorará según se vayan reduciendo las incertidumbres actuales y se acelere la implementación de los fondos europeos -y su empuje en la licitación de obra pública-. La recuperación puede continuar gracias a la fortaleza de los hogares y familias madrileñas y la política fiscal expansiva del gobierno autonómico. También por el dinamismo de la población activa, muy favorecida por los flujos migratorios. La Comunidad de Madrid podría reducir la tasa de paro hasta el 9,4% en 2024 y crear en el bienio hasta 160.00 puestos de trabajo. 

Los fondos NGEU, claves para la dinamización económica de Madrid 

Otro factor de soporte hacia adelante podría ser la aceleración en la ejecución de los fondos europeos. La licitación de obra pública en Madrid durante 2023 supone un impulso para la comunidad, aunque algo más moderado que en 2022. La aceleración del plan de modernización de la red de Cercanías de Madrid, apoyada en los fondos europeos, podría suponer un impulso adicional. 

Además, se observa cierto impulso en la inversión privada, con un buen comportamiento tanto del importe de los visados de obra no residencial como de las importaciones de bienes de equipo. En el caso de los primeros, los niveles sobrepasan ya un 40% lo observado en 2019, mientras que respecto a las segundas, estas se encuentran casi un 20% por encima de lo alcanzado antes de la pandemia. una evolución, por tanto, distinta de la que se observa con la obra para vivienda. 

Los retos de Madrid para 2024 

En Madrid, pese a la desaceleración de la actividad, la escasez de mano de obra podría llevar a mayores presiones salariales. A este reto hay que sumar la subida de los precios y el incremento retributivo que presionan al alza el gasto del Gobierno de Madrid. Se prevé que el gasto de capital se mantenga, en parte por la ejecución de los fondos europeos. Para 2024, Madrid ha elaborado un presupuesto expansivo con un fuerte aumento del gasto y una bajada de los impuestos. 

La deuda de la Comunidad de Madrid se situó al cierre del segundo trimestre de 2023 en el 13,7% del PIB regional (37.657 millones de euros), y se mantiene entre las tres comunidades menos endeudadas. Además, ha reducido el coste de su deuda ,pudiendo financiarse incluso por debajo de la administración central. 

BBVA Research estima que el crecimiento de la Comunidad de Madrid en 2023 alcance el 3% -seis décimas por encima de la media de España (2,4%)-, apoyado por el dinamismo del sector servicios, el buen comportamiento del consumo, la producción industrial y el empleo, y pese a una desaceleración de las exportaciones y la inversión. Para el 2024, se corrige a la baja en -0,5 puntos porcentuales el avance de la economía madrileña hasta el 1,8% (en línea con lo que se espera para la española) debido a diferentes factores, entre los que se encuentra la desaceleración de la economía europea, los elevados precios de la energía y el agotamiento de sectores como el turismo. El servicio de estudios de BBVA estima que la recuperación podría continuar el siguiente año gracias a la fortaleza económica de los hogares y las familias madrileñas, al empuje de los fondos europeos y a la política fiscal expansiva anunciada por el gobierno de Madrid. Además, continúa el dinamismo de la población activa. De cumplirse estas perspectivas, Madrid podría crear más de 160.000 empleos en el bienio y reducir la tasa de paro hasta el 9,4% en 2024. 

Según el informe ‘Situación Madrid Segundo Semestre 2023’ de BBVA Research, presentado este martes por Miguel Cardoso, economista jefe de BBVA Research para España, y Francisco Juan Carlos Hidalgo, director de la Territorial Centro de BBVA en España, la comunidad madrileña podría registrar este año un crecimiento del PIB que alcance el 3%, y que la tasa de paro se reduzca hasta el 10,4% este año. Apoyada en el sector servicios -principalmente de Madrid capital- la Comunidad acumula un aumento del PIB real del 11% desde 2012, doblando la media española (5,2%). Pero la menor demanda global y una demanda interna menos dinámica -y limitada por los altos tipos de interés- reducirán el crecimiento en 2024. 

La economía madrileña continúa creciendo por encima de la del conjunto del país debido a un primer semestre que habría sido algo mejor y una desaceleración menos intensa de la creación de empleo. Tanto la contribución de los servicios públicos a la creación de puestos de trabajo, como la de las actividades profesionales o financieras han mostrado una mayor estabilidad que en otras regiones, lo que ha supuesto que el avance en la afiliación a la seguridad social se mantenga elevado y un mejor comportamiento del empleo en Madrid capital por el sector servicios en comparación con el resto de la comunidad. Además, las manufacturas han tenido una resiliencia mayor gracias a la buena evolución de la producción industrial (que supera ya en un 9% los niveles prepandemia) impulsada por los bienes de equipo y de consumo, así como por la progresiva desaparición de los cuellos de botella en la provisión de insumos para el sector.

Sin embargo, BBVA Research advierte de un debilitamiento de la economía madrileña desde junio. El avance trimestral del PIB de la Comunidad de Madrid en el tercer trimestre habría estado alrededor del 0,4% (una décima por encima de España respecto a lo que se observa en el conjunto del país), pero por debajo del crecimiento promedio trimestral del primer semestre (0,7%). Por un lado, parece que el consumo de los hogares madrileños se estanca debido a los altos tipos de interés, la desaceleración del empleo y la inflación. En Madrid, el peso de los productos con una inflación muy elevada ha bajado hasta el 29% entre enero y septiembre (9 puntos menos que en el mismo periodo de 2022), pero el peso de los productos con una inflación baja (42%) es 7 puntos porcentuales (pp) mayor que en España. El menor vigor de la economía madrileña también se traslada a un descenso del gasto turístico de los madrileños en comunidades como Cataluña (-1%) o en el extranjero (-20 pp). 

Con respecto al sector inmobiliario, la venta de viviendas cae hasta el ritmo mensual de 2019. En los primeros meses de 2023, la contracción supera la media nacional (-18,9% a/a). Aunque en el segundo trimestre el precio de la vivienda ha crecido algo menos en Madrid que en el conjunto nacional, acumula un aumento del 2,7% a/a en el primer semestre (3,1% en España) y se sitúa ya sólo un 1% por debajo del máximo histórico de 2008 (-15% en España). 

Los visados de vivienda para obra nueva en la comunidad también sufren un retroceso interanual del 21,7%, una evolución peor que la media española, donde se registró un avance del 8,4% a/a en el mismo periodo. 

Por otro lado, se observa un menor dinamismo de la demanda externa por la desaceleración de la economía europea y la demanda global. El gasto en Madrid de los visitantes se desaceleró en el tercer trimestre, con cierta atonía de los visitantes de Cataluña y una desaceleración de los de  Andalucía y Canarias. También va perdiendo progresivamente fuerza el gasto con tarjeta realizado por extranjeros.Con todo, desde inicios de año, el peso en Madrid del gasto por parte de los turistas extranjeros ha aumentado hasta el 8,1%. 

En cuanto a las exportaciones de bienes, se sitúan un 39% por encima del nivel prepandemia, siendo la región con mayor dinamismo desde 2019 y situándose un 1% por encima de la media nacional. En lo que va de año, las exportaciones han caído un 31%, siendo la comunidad en la que más se contraen. 

Como consecuencia, la afiliación en la comunidad ha pasado de unos incrementos medios trimestrales superiores al 1% en el primer semestre de 2023 a un crecimiento del 0,6% en el tercer trimestre. Aún así, la desaceleración en Madrid es menor que en el conjunto de España (0,3%) por el dinamismo de la ciudad de Madrid, donde se concentra el empleo en los sectores de servicios más dinámicos. Fuera del área metropolitana, especialmente en el sur de la región, el empleo cae un 0,6% trimestral en el tercer trimestre por tratarse de mayor empleo y menor empleo de servicios de alto VAB, turísticos y públicos.

El Servicio de Estudios espera que la recuperación pueda continuar en 2024, y prevé que el crecimiento del PIB de Madrid alcance un 1,8%. Esto supone una corrección a la baja de -0,5 pp, sobre todo debido al deterioro en las perspectivas globales en un entorno de elevada incertidumbre. En particular, los indicadores adelantados de actividad en los principales socios de la economía madrileña muestran un debilitamiento: se espera que crecimiento de la eurozona aumente un 0,5% en 2023 y un 1,1% en 2024 (frente al 0,8 y 1,3%, respectivamente, de junio pasado). 

En 2024, algunos sectores como el turístico podrían agotar su capacidad de crecimiento. El turismo empieza a mostrar síntomas de debilidad. Tanto el grado de ocupación como las pernoctaciones totales en hoteles en verano evolucionaron de manera menos favorable que en la primera parte del año. 

El crecimiento de la economía de Madrid mejorará según se vayan reduciendo las incertidumbres actuales y se acelere la implementación de los fondos europeos -y su empuje en la licitación de obra pública-. La recuperación puede continuar gracias a la fortaleza de los hogares y familias madrileñas y la política fiscal expansiva del gobierno autonómico. También por el dinamismo de la población activa, muy favorecida por los flujos migratorios. La Comunidad de Madrid podría reducir la tasa de paro hasta el 9,4% en 2024 y crear en el bienio hasta 160.00 puestos de trabajo. 

Los fondos NGEU, claves para la dinamización económica de Madrid 

Otro factor de soporte hacia adelante podría ser la aceleración en la ejecución de los fondos europeos. La licitación de obra pública en Madrid durante 2023 supone un impulso para la comunidad, aunque algo más moderado que en 2022. La aceleración del plan de modernización de la red de Cercanías de Madrid, apoyada en los fondos europeos, podría suponer un impulso adicional. 

Además, se observa cierto impulso en la inversión privada, con un buen comportamiento tanto del importe de los visados de obra no residencial como de las importaciones de bienes de equipo. En el caso de los primeros, los niveles sobrepasan ya un 40% lo observado en 2019, mientras que respecto a las segundas, estas se encuentran casi un 20% por encima de lo alcanzado antes de la pandemia. una evolución, por tanto, distinta de la que se observa con la obra para vivienda. 

Los retos de Madrid para 2024 

En Madrid, pese a la desaceleración de la actividad, la escasez de mano de obra podría llevar a mayores presiones salariales. A este reto hay que sumar la subida de los precios y el incremento retributivo que presionan al alza el gasto del Gobierno de Madrid. Se prevé que el gasto de capital se mantenga, en parte por la ejecución de los fondos europeos. Para 2024, Madrid ha elaborado un presupuesto expansivo con un fuerte aumento del gasto y una bajada de los impuestos. 

La deuda de la Comunidad de Madrid se situó al cierre del segundo trimestre de 2023 en el 13,7% del PIB regional (37.657 millones de euros), y se mantiene entre las tres comunidades menos endeudadas. Además, ha reducido el coste de su deuda ,pudiendo financiarse incluso por debajo de la administración central. 

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

REPORTAJES Y ENTREVISTAS

REPORTAJES Y ENTREVISTAS