jueves, febrero 29, 2024
13.1 C
Madrid

Descuentos relámpago y ofertas ‘flash’: Cómo afecta al consumidor el frenesí del Black Friday

Las compras impulsivas suelen estar motivadas por emociones positivas, como la felicidad, la satisfacción o la euforia

COMPARTE:

- Publicidad -

El Black Friday es ya un fenómeno anual que ha ganado popularidad global, y las empresas, marcas, tiendas online y marketplaces despliegan estrategias de venta que van más allá de simples descuentos. En este contexto, surge la pregunta crucial: ¿están estas entidades utilizando tácticas que inducen a compras por impulso o, incluso, compras compulsivas?

Según un estudio de idealo.es, el 89% de los españoles tomará decisiones de compra de manera espontánea, basándose en la atractividad de los descuentos. En un contexto donde la desconfianza hacia las promociones es palpable, el 26% de los encuestados aún se debate sobre la necesidad de adquirir productos durante el Black Friday. Sorprendentemente, un 11% afirma categóricamente que no realizará compras, con un 31% indicando que ya posee todo lo necesario y un 21% expresando el deseo de limitar su consumo.

Es imperativo entender la psicología del consumidor en este frenesí de ofertas. Durante el Black Friday, los descuentos relámpago, ofertas ‘flash’ y las promociones de tiempo limitado se convierten en el pan de cada día.  Estas estrategias, si bien pueden parecer inofensivas, a menudo desencadenan un sentido de urgencia en el comprador, llevándolo a tomar decisiones apresuradas y, en algunos casos, irreflexivas.

- Publicidad -
Descuentos relámpago y ofertas ‘flash’: Cómo afecta al consumidor el frenesí del Black Friday 1

Marketing persuasivo

Vendedores y tiendas online, conscientes de la naturaleza efímera de estas ofertas, utilizan técnicas de marketing persuasivas que apuntan directamente a los puntos débiles del consumidor. Los mensajes del tipo ‘”¡Oferta exclusiva solo por hoy!” o “¡Stock limitado!” son comunes, creando una sensación de escasez artificial que impulsa al comprador a actuar impulsivamente para no perder la oportunidad.

Además, las plataformas de comercio electrónico emplean algoritmos inteligentes que rastrean el comportamiento del usuario y personalizan las ofertas en tiempo real. Esta personalización va más allá de simples recomendaciones de productos, penetrando en la esfera emocional del comprador al presentar ofertas específicas diseñadas para resonar con sus preferencias previas.

No obstante, el Black Friday también sirve como un escaparate para estrategias más oscuras. Algunas empresas recurren a prácticas de psicología del consumidor que rozan lo manipulador. Descuentos iniciales modestos que se combinan con recargos inesperados durante el proceso de pago, ofertas vinculadas a compras mínimas y tácticas de upselling agresivas son ejemplos de cómo algunas entidades buscan maximizar sus ganancias a expensas de la conciencia del comprador.

- Publicidad -
Descuentos relámpago y ofertas ‘flash’: Cómo afecta al consumidor el frenesí del Black Friday 2

El Black Friday, un terreno fértil para la estrategia de venta

Los marketplaces, por otro lado, han perfeccionado el arte de la compra compulsiva al ofrecer paquetes de ofertas que incluyen productos complementarios o accesorios atractivos, generando la sensación de que el comprador está obteniendo un valor excepcional. Estos “combos” persuaden al consumidor a gastar más de lo planeado inicialmente, bajo la premisa de aprovechar al máximo las ofertas del Black Friday.

En el fondo de este fenómeno, la conveniencia juega un papel crucial. Las tiendas online han simplificado el proceso de compra al máximo, permitiendo transacciones sin problemas con un solo clic. Este nivel de accesibilidad, aunque mejora la experiencia del usuario, también contribuye a la compra impulsiva, ya que el consumidor puede finalizar la transacción en cuestión de segundos.

El Black Friday se ha convertido en un terreno fértil para estrategias de venta diseñadas para inducir compras por impulso y compulsivas. Las tácticas psicológicas, combinadas con la urgencia creada por ofertas fugaces, dan forma a un escenario en el que los consumidores a menudo caen presa de decisiones impulsivas.

En este contexto, es esencial que los compradores adopten un enfoque consciente y reflexivo, evaluando cuidadosamente cada oferta antes de sucumbir al atractivo del Black Friday. Las empresas, por su parte, deben considerar la ética en sus estrategias de venta, asegurando que la búsqueda de ganancias no comprometa la integridad del proceso de compra y la satisfacción a largo plazo del cliente.

- Publicidad -

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMAS NOTICIAS

AHORA EN PORTADA