/ 21 febrero 2024

Torres Vila augura un año de crecimiento en BBVA: contribución económica y social

El beneficio - a falta de conocer los datos de cierre del ejercicio - crecía a septiembre a un ritmo del 24%, “con ratios de rentabilidad y de eficiencia a la cabeza de Europa y una sólida posición de capital”

Torres Vila augura un año de crecimiento en BBVA: contribución económica y social

El beneficio - a falta de conocer los datos de cierre del ejercicio - crecía a septiembre a un ritmo del 24%, “con ratios de rentabilidad y de eficiencia a la cabeza de Europa y una sólida posición de capital”

El beneficio - a falta de conocer los datos de cierre del ejercicio - crecía a septiembre a un ritmo del 24%, “con ratios de rentabilidad y de eficiencia a la cabeza de Europa y una sólida posición de capital”

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado que 2023 ha sido un positivo para la entidad en términos estratégicos, financieros y, especialmente, de contribución a la sociedad. Todo ello ha tenido reflejo en el desempeño de la acción así como en la atractiva remuneración para sus accionistas. Para el año que comienza prevé, de nuevo crecimiento de la actividad gracias a las franquicias líderes del Grupo y su estrategia centrada en la digitalización, innovación y sostenibilidad. Por todo esto, “2024 volverá a ser un gran año para BBVA, con una mayor contribución al progreso económico y social”, ha afirmado en una entrevista.

En enero de 2022, Carlos Torres Vila anticipaba que 2023 sería un año de crecimiento y generación de oportunidades para el banco y todos sus grupos de interés. Haciendo balance del ejercicio, asegura que “así ha sido, con creces, sobre todo en cuanto al incremento de la contribución a la sociedad a través de nuestra actividad”. En este punto, destaca que en los últimos doce meses, BBVA incorporó 11 millones de clientes nuevos. “Eso nos ha llevado a aumentar el crédito, que crecía al 8% a septiembre. Eso es financiación de proyectos vitales, hipotecas, pymes y grandes empresas”, señala. Una parte relevante de esa financiación es sostenible. “Vamos muy por encima de la senda que nos marcamos como objetivo, que hemos revisado al alza dos veces”, indica. BBVA se ha consolidado, además, “como el banco de referencia de las empresas emprendedoras de alto crecimiento, a través de BBVA Spark”.

En lo que se refiere a las métricas financieras, también ha sido un buen año para la entidad. Así, el beneficio – a falta de conocer los datos de cierre del ejercicio – crecía a septiembre a un ritmo del 24%, “con ratios de rentabilidad y de eficiencia a la cabeza de Europa y una sólida posición de capital”.

Buenas noticias para los accionistas

Todo esto se traduce en buenas noticias para nuestros accionistas”, declara Carlos Torres Vila. En 2023, BBVA continuó con sus programas de recompra de acciones, incluyendo 1.000 millones de euros de una recompra extraordinaria. Desde que comenzó con estos programas, el número de acciones de la entidad se ha reducido en más de un 12%. Por tanto, con un beneficio creciente, un número de acciones que se reduce y una política de dividendos constante – reparto de entre el 40% y el 50% del beneficio -, “vemos cómo el dividendo por acción va creciendo año tras año”, explica. Además, “esperamos que el dividendo por acción que paguemos a nuestros accionistas por el ejercicio 2023 sea claramente superior al del año anterior”, afirma.

Todo lo anterior ha tenido reflejo en el comportamiento de la acción. Así, BBVA es el banco que más se ha revalorizado en Bolsa en España en 2023, un 46%, más del doble que la media de sus competidores españoles (+20%) y europeos (+19%). Y subraya: “Si tenemos en cuenta la revalorización de la acción y los dividendos, el incremento de valor por acción para nuestros accionistas en 2023 ha sido del 57%”.

El crecimiento de BBVA continuará en 2024

Mirando hacia el año que comienza, el presidente de BBVA habla del efecto que pueda tener en el banco un posible cambio de ciclo de la política monetaria. En este sentido, prevé un retorno progresivo a un nivel de tipos de interés normalizado, pero sin llegar al nivel de tipos tan bajo de la última década. Aún así, adelanta que la actividad seguirá creciendo, aunque a un ritmo menor que en los últimos años. En España, por ejemplo, estima un crecimiento económico del 1,5%, y cercano al 3% en México, que se verá apoyado por el buen comportamiento del consumo, el comercio con Canadá y EE.UU. y su potencial de bancarización. Sobre Turquía, resalta el “giro radical en las políticas económicas para corregir los desequilibrios, incluida la política monetaria” así como su potencial a largo plazo, algo que también destaca para América del Sur, región para la que anticipa una ralentización del crecimiento en 2024.

Más allá del contexto económico, Carlos Torres Vila resalta las fortalezas estructurales de BBVA, que impulsan su buena marcha en el futuro y donde destacan las franquicias líderes con enorme capacidad de captación de clientes y su exitosa estrategia basada en la innovación y la sostenibilidad. En definitiva, “2024 volverá a ser un gran año para BBVA, en el que seguiremos creciendo, seguiremos teniendo impacto positivo en las sociedades en las que estamos, contribuyendo al progreso económico y social”, dice.

«Cuánto más crece nuestra actividad, más impacto positivo tenemos en la sociedad»

El presidente de BBVA detalla la importancia de la contribución de las empresas, y los bancos en particular, al bienestar de toda la sociedad. Al respecto, hace hincapié en que “tenemos que dejar de ver mal que las empresas sean rentables, porque lejos de ser algo malo, conduce a que la sociedad prospere”. En su opinión, esto es especialmente relevante en el caso de los bancos por la labor que llevan a cabo. “Uno de los factores que más contribuye al desarrollo económico y social a largo plazo de las sociedades es la inversión privada, que genera crecimiento económico y progreso. Pero para que haya inversión privada hace falta financiarla”, añade. De esta forma, para que los bancos puedan llevar a cabo esta tarea de financiación, necesitan tener una rentabilidad. Por eso, “cuanto más crece nuestra actividad, más impacto positivo tenemos en la sociedad”, asegura.

Una forma de explicar este impacto es ver a dónde van los ingresos del banco. “La mitad de lo que ingresamos lo dedicamos a tres cosas: pagar el sueldo de las 120.000 personas que trabajamos en el banco; pagar a nuestros proveedores, que también es generar actividad económica; y hacer frente a las provisiones de crédito”, detalla. “La otra mitad de los ingresos – el beneficio antes de impuestos-, se distribuye aproximadamente un tercio a pagar impuestos; otro tercio lo devolvemos a nuestros 800.000 accionistas, muchos de ellos familias y pequeños ahorradores; y el tercio restante lo reinvertimos en el negocio para seguir concediendo crédito”.

En palabras de Carlos Torres Vila, “la capacidad de impacto positivo que tenemos es algo muy motivador de cara a 2024, es algo que me hace estar muy orgulloso de trabajar en BBVA y muy orgulloso de todos los compañeros que trabajan en el banco”.

Sostenibilidad e innovación, fuentes de oportunidades

A continuación, repasa dos de los principales desafíos globales, que también son los ejes de la estrategia de la entidad: la sostenibilidad y la innovación. Sobre la sostenibilidad, señala que “la descarbonización se está mostrando como una oportunidad de negocio muy superior a la que imaginábamos, porque trasciende fronteras y afecta a todos los sectores de actividad”. Además, BBVA tiene un objetivo de lograr cero emisiones de carbono en 2050, que se ha traducido en objetivos concretos de descarbonización para 2030 en ocho sectores intensivos en emisiones. Asimismo, la entidad invierte en fondos punteros en tecnologías limpias para estar cerca de esos desarrollos y poder financiarlos, “tratando de replicar el éxito en las inversiones en fondos de fintech”. Todos los avances en sostenibilidad  han llevado a que BBVA sea reconocido por cuarto año consecutivo como el banco más sostenible de Europa, según el Dow Jones Sustainability Index.

De cara al futuro, el presidente de BBVA destaca tres tendencias en el ámbito de la sostenibilidad. En primer lugar, su universalización, ya que afecta a todos los sectores, empresas y a toda la sociedad; en segundo lugar, requiere una industrialización de las soluciones que se crean, una mayor capilaridad, como por ejemplo sucede ya con la venta de productos sostenibles a través de la red de oficinas del banco; y en tercer lugar, la importancia creciente de preservar y restaurar el capital natural y a la biodiversidad.

Respecto a la innovación, Carlos Torres Vila se muestra orgulloso de que “ha sido marca de la casa durante muchos años y que nos ha dado grandes alegrías”, con ejemplos como la mejor ‘app’ del mundo. “Ahora podemos seguir por ese camino, aprovechando los datos, y tecnologías que están creciendo mucho, como la inteligencia artificial, para dar el siguiente paso en el asesoramiento a nuestros clientes”, afirma.

Para concluir, el presidente de BBVA ha querido recalcar sus buenas perspectivas: “2024 volverá a ser un gran año para el banco. Vamos a incrementar nuestra contribución positiva al progreso, al desarrollo económico y social de los países donde tenemos presencia”.

El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, ha destacado que 2023 ha sido un positivo para la entidad en términos estratégicos, financieros y, especialmente, de contribución a la sociedad. Todo ello ha tenido reflejo en el desempeño de la acción así como en la atractiva remuneración para sus accionistas. Para el año que comienza prevé, de nuevo crecimiento de la actividad gracias a las franquicias líderes del Grupo y su estrategia centrada en la digitalización, innovación y sostenibilidad. Por todo esto, “2024 volverá a ser un gran año para BBVA, con una mayor contribución al progreso económico y social”, ha afirmado en una entrevista.

En enero de 2022, Carlos Torres Vila anticipaba que 2023 sería un año de crecimiento y generación de oportunidades para el banco y todos sus grupos de interés. Haciendo balance del ejercicio, asegura que “así ha sido, con creces, sobre todo en cuanto al incremento de la contribución a la sociedad a través de nuestra actividad”. En este punto, destaca que en los últimos doce meses, BBVA incorporó 11 millones de clientes nuevos. “Eso nos ha llevado a aumentar el crédito, que crecía al 8% a septiembre. Eso es financiación de proyectos vitales, hipotecas, pymes y grandes empresas”, señala. Una parte relevante de esa financiación es sostenible. “Vamos muy por encima de la senda que nos marcamos como objetivo, que hemos revisado al alza dos veces”, indica. BBVA se ha consolidado, además, “como el banco de referencia de las empresas emprendedoras de alto crecimiento, a través de BBVA Spark”.

En lo que se refiere a las métricas financieras, también ha sido un buen año para la entidad. Así, el beneficio – a falta de conocer los datos de cierre del ejercicio – crecía a septiembre a un ritmo del 24%, “con ratios de rentabilidad y de eficiencia a la cabeza de Europa y una sólida posición de capital”.

Buenas noticias para los accionistas

Todo esto se traduce en buenas noticias para nuestros accionistas”, declara Carlos Torres Vila. En 2023, BBVA continuó con sus programas de recompra de acciones, incluyendo 1.000 millones de euros de una recompra extraordinaria. Desde que comenzó con estos programas, el número de acciones de la entidad se ha reducido en más de un 12%. Por tanto, con un beneficio creciente, un número de acciones que se reduce y una política de dividendos constante – reparto de entre el 40% y el 50% del beneficio -, “vemos cómo el dividendo por acción va creciendo año tras año”, explica. Además, “esperamos que el dividendo por acción que paguemos a nuestros accionistas por el ejercicio 2023 sea claramente superior al del año anterior”, afirma.

Todo lo anterior ha tenido reflejo en el comportamiento de la acción. Así, BBVA es el banco que más se ha revalorizado en Bolsa en España en 2023, un 46%, más del doble que la media de sus competidores españoles (+20%) y europeos (+19%). Y subraya: “Si tenemos en cuenta la revalorización de la acción y los dividendos, el incremento de valor por acción para nuestros accionistas en 2023 ha sido del 57%”.

El crecimiento de BBVA continuará en 2024

Mirando hacia el año que comienza, el presidente de BBVA habla del efecto que pueda tener en el banco un posible cambio de ciclo de la política monetaria. En este sentido, prevé un retorno progresivo a un nivel de tipos de interés normalizado, pero sin llegar al nivel de tipos tan bajo de la última década. Aún así, adelanta que la actividad seguirá creciendo, aunque a un ritmo menor que en los últimos años. En España, por ejemplo, estima un crecimiento económico del 1,5%, y cercano al 3% en México, que se verá apoyado por el buen comportamiento del consumo, el comercio con Canadá y EE.UU. y su potencial de bancarización. Sobre Turquía, resalta el “giro radical en las políticas económicas para corregir los desequilibrios, incluida la política monetaria” así como su potencial a largo plazo, algo que también destaca para América del Sur, región para la que anticipa una ralentización del crecimiento en 2024.

Más allá del contexto económico, Carlos Torres Vila resalta las fortalezas estructurales de BBVA, que impulsan su buena marcha en el futuro y donde destacan las franquicias líderes con enorme capacidad de captación de clientes y su exitosa estrategia basada en la innovación y la sostenibilidad. En definitiva, “2024 volverá a ser un gran año para BBVA, en el que seguiremos creciendo, seguiremos teniendo impacto positivo en las sociedades en las que estamos, contribuyendo al progreso económico y social”, dice.

«Cuánto más crece nuestra actividad, más impacto positivo tenemos en la sociedad»

El presidente de BBVA detalla la importancia de la contribución de las empresas, y los bancos en particular, al bienestar de toda la sociedad. Al respecto, hace hincapié en que “tenemos que dejar de ver mal que las empresas sean rentables, porque lejos de ser algo malo, conduce a que la sociedad prospere”. En su opinión, esto es especialmente relevante en el caso de los bancos por la labor que llevan a cabo. “Uno de los factores que más contribuye al desarrollo económico y social a largo plazo de las sociedades es la inversión privada, que genera crecimiento económico y progreso. Pero para que haya inversión privada hace falta financiarla”, añade. De esta forma, para que los bancos puedan llevar a cabo esta tarea de financiación, necesitan tener una rentabilidad. Por eso, “cuanto más crece nuestra actividad, más impacto positivo tenemos en la sociedad”, asegura.

Una forma de explicar este impacto es ver a dónde van los ingresos del banco. “La mitad de lo que ingresamos lo dedicamos a tres cosas: pagar el sueldo de las 120.000 personas que trabajamos en el banco; pagar a nuestros proveedores, que también es generar actividad económica; y hacer frente a las provisiones de crédito”, detalla. “La otra mitad de los ingresos – el beneficio antes de impuestos-, se distribuye aproximadamente un tercio a pagar impuestos; otro tercio lo devolvemos a nuestros 800.000 accionistas, muchos de ellos familias y pequeños ahorradores; y el tercio restante lo reinvertimos en el negocio para seguir concediendo crédito”.

En palabras de Carlos Torres Vila, “la capacidad de impacto positivo que tenemos es algo muy motivador de cara a 2024, es algo que me hace estar muy orgulloso de trabajar en BBVA y muy orgulloso de todos los compañeros que trabajan en el banco”.

Sostenibilidad e innovación, fuentes de oportunidades

A continuación, repasa dos de los principales desafíos globales, que también son los ejes de la estrategia de la entidad: la sostenibilidad y la innovación. Sobre la sostenibilidad, señala que “la descarbonización se está mostrando como una oportunidad de negocio muy superior a la que imaginábamos, porque trasciende fronteras y afecta a todos los sectores de actividad”. Además, BBVA tiene un objetivo de lograr cero emisiones de carbono en 2050, que se ha traducido en objetivos concretos de descarbonización para 2030 en ocho sectores intensivos en emisiones. Asimismo, la entidad invierte en fondos punteros en tecnologías limpias para estar cerca de esos desarrollos y poder financiarlos, “tratando de replicar el éxito en las inversiones en fondos de fintech”. Todos los avances en sostenibilidad  han llevado a que BBVA sea reconocido por cuarto año consecutivo como el banco más sostenible de Europa, según el Dow Jones Sustainability Index.

De cara al futuro, el presidente de BBVA destaca tres tendencias en el ámbito de la sostenibilidad. En primer lugar, su universalización, ya que afecta a todos los sectores, empresas y a toda la sociedad; en segundo lugar, requiere una industrialización de las soluciones que se crean, una mayor capilaridad, como por ejemplo sucede ya con la venta de productos sostenibles a través de la red de oficinas del banco; y en tercer lugar, la importancia creciente de preservar y restaurar el capital natural y a la biodiversidad.

Respecto a la innovación, Carlos Torres Vila se muestra orgulloso de que “ha sido marca de la casa durante muchos años y que nos ha dado grandes alegrías”, con ejemplos como la mejor ‘app’ del mundo. “Ahora podemos seguir por ese camino, aprovechando los datos, y tecnologías que están creciendo mucho, como la inteligencia artificial, para dar el siguiente paso en el asesoramiento a nuestros clientes”, afirma.

Para concluir, el presidente de BBVA ha querido recalcar sus buenas perspectivas: “2024 volverá a ser un gran año para el banco. Vamos a incrementar nuestra contribución positiva al progreso, al desarrollo económico y social de los países donde tenemos presencia”.

COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

AHORA EN PORTADA

REPORTAJES Y ENTREVISTAS

REPORTAJES Y ENTREVISTAS