viernes, junio 14, 2024
24.4 C
Madrid

Del «abono» a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid

La Tarjeta de Transporte Público es, sin duda, uno de los documentos imprescindibles en las carteras de los madrileños. Hacemos un recorrido por su historia

Aunque el inicio de la historia del transporte público en la capital se remonta a mediados del siglo XIX, no fue hasta bien entrado el pasado cuando la todavía joven Comunidad de Madrid decidía crear por ley asamblearia el Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM).

Corría concretamente el año 1985, y este nuevo ente suponía un paso adelante definitivo en la gestión integrada de los diferentes modos de transporte público. De hecho, hizo de la integración un concepto de referencia, que rápidamente aplicó a todos los ámbitos: integración administrativa, con la participación de los diversos niveles de la administración; integración modal, considerando los diferentes modos como partes de un sistema interrelacionado; e integración tarifaria, concentrando las competencias sobre política tarifaria y creando un marco de aplicación de tarifas común y coordinado para todos los operadores.

Ese espíritu integrador fue el que concibió la llegada, el 1 de enero de 1987, del Abono Transportes, un título de transportes personal, con validez en todos los operadores de la región y que significó una auténtica revolución en los hábitos de uso del transporte público de los ciudadanos.

- Publicidad -
Del "abono" a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid 1

Desde ese momento, cualquier madrileño tenía todos los servicios de transporte público recogidos en un billete de 0,27 mm de espesor, una anchura de 30 mm y una longitud de 66 mm. Un cupón que, además, disponía de una banda magnética centrada en el eje longitudinal donde se localizarían los datos.

Inicialmente, los abonos solo se validaban en las máquinas canceladoras de Metro, siendo su utilización a la vista en los autobuses de la EMT y operadores privados. Renfe Cercanías incorporó también progresivamente los equipos de control de acceso a las estaciones. A efectos de la aplicación de las tarifas, el territorio se dividió en zonas concéntricas en torno al núcleo central (zona A) del municipio de Madrid.

Del "abono" a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid 2

La implantación del Abono Transportes fue un éxito, de manera que en diciembre de 1993 los usuarios del Abono superan por primera vez el 50% del total de los viajeros del transporte público de la Comunidad de Madrid.

- Publicidad -

Un poco antes, en 1989, el Abono Transportes ya se había extendido a toda la región de Madrid con la implantación en las coronas A, B y C y el auerdo con RENFE para que los recién creados Cercanías también estuvieran incluidos. Un año más tarde la edad límite para poder disponer de Abono Joven pasará de 18 a 21 años. Este ultimo sería (a su vez) ampliado más adelante a 22 y tiempo después a 23 años de edad. En 1994 aparecía el Abono Tercera Edad del CRTM, uno de los de mayor implantación y uso en nuestra región.

Del "abono" a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid 3

La expansión fuera de Madrid

En 2001 se impone la obligación de validar los abonos de transporte del CRTM en los autobuses de la EMT. Aparecen los abonos de las coronas E1 y E2 con zonas en Guadalajara, Cuenca y Toledo, con lo que el sistema de abonos del CRTM sale fuera de la región de Madrid.

2003 es un año clave, ya que arranca el llamado “Proyecto BIT”, primera experiencia de aplicación real de billética sin contacto. Esta prueba piloto se desarrolló en los autobuses urbanos de Fuenlabrada, y que sería el primer esbozo del actual.

Del "abono" a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid 4

Por fin, en 2012, se sustituye el billete magnético por la tecnología sin contacto. El abono alojado en la tarjeta sin contacto modifica su plazo de validez, pasando a ser de 30 días en lugar del mes natural, lo que le confiere una mayor flexibilidad. Un valor añadido para el usuario es la recuperación del saldo en caso de extravío o robo de la tarjeta.

¿Cómo estamos más de una década después?

Ya han pasado doce años desde entonces, pero su importancia está más fuera de discusión que nunca. De hecho, a las pocas semanas de su lanzamiento, una encuesta ya reflejaba que el 87% de los usuarios la prefería al sistema anterior. Este nuevo método aportaba mecanismos de seguridad suficientes para evitar cualquier tipo de fraude o intrusión en datos sensibles de los viajeros, con la flexibilidad necesaria para implementar de forma rápida nuevos títulos, cambios tarifarios o modificaciones en las zonas de transporte.

Del "abono" a la Tarjeta de Transporte Público. Viaje histórico por el recurso favorito para moverse por Madrid 5
Foto: Comunidad de Madrid

Por otro lado, y como bien mandan las nuevas tecnologías, los consumidores ya pueden cargarla, a través de la App Tarjeta Transporte en los teléfonos móviles con sistema operativo IOS o Android.

La aplicación permite su recarga en las mismas condiciones que cualquier otra red de distribución (Metro, estancos, etc.), 24 horas al día, 365 días al año. Además, el número que se pueden utilizar con cada teléfono es ilimitado, efectuándose independientemente en cada una de ellas. La App recopila exclusivamente la información relativa al modelo de teléfono móvil y la versión de sistema operativo instalada.

- Publicidad -
- Publicidad -

ÚLTIMAS NOTICIAS

- Publicidad -

Las claves de la estrategia turística de Madrid para el futuro más cercano

Equilibrado estacional y geográficamente, sostenible y respetuoso con sus habitantes. Estas son las líneas maestras de la...

Madrid conmemora el décimo aniversario de la proclamación del Rey Felipe VI

La Comunidad de Madrid conmemorará el décimo aniversario de la proclamación del Rey Felipe VI con la...

Debates y talleres marcan el Orgullo LGTBIQ+ 2024 en Getafe

El Ayuntamiento de Getafe ha lanzado la celebración del Orgullo LGTBIQ+ 2024 con el lema Ni un...

Descenso histórico del dióxido de nitrógeno en Madrid

Madrid cerró el mes de mayo con una disminución histórica de los niveles de dióxido de nitrógeno...

El mercado de segunda mano en Madrid ahorra el equivalente de 623.050 botellas de plástico

No es ningún secreto que la compra y venta de artículos de segunda mano es una tendencia...

Cerca de 140 vecinos de Galapagar jurarán la Bandera de España este domingo

La plaza de Galapagar se viste de gala este domingo, 16 de junio, en un solemne acto...