Tiempo de lectura 2 minutos

Hoy se celebra el Año Nuevo Chino, el año 4717 según su calendario, es el año del cerdo, que corresponde a todos los que hayan nacido en 1995 y 2007. Madrid ha programado multitud de actividades para celebrarlo, ya que la ciudad, sobre todo Usera, y la región cuentan con un importante porcentaje de población de origen chino que crece cada año.

En la Comunidad de Madrid hay en torno a 60.000 chinos, según el último informe de población extranjera empadronada en la región, realizado en 2018. Los chinos se encuentran en el tercer puesto en el ranking de extranjeros en Madrid, solo por detrás de rumanos y marroquíes y representan un 6% del total de personas de otros países residentes en la región. Esta cifra supera la media nacional que se sitúa en un 4,57% según datos de la Comunidad.

La población china en Madrid crece cada año, de hecho en el período 2017-2018 lo hizo en más de un 4%. Su aportación a la región no se mide solo en términos demográficos, sino que su capacidad de emprendimiento ha tenido un efecto dinamizador en Madrid.

En Madrid capital es donde habitan la mayor parte de ellos ¿Dónde? En Usera, el distrito situado al sur de Madrid concentra la mayor parte de población asiática de la ciudad, con más de un 20% de su población procedente del continente.

USERA, EL “CHINATOWN MADRILEÑO”

Si hablamos en términos de densidad de población, Usera es el segundo distrito con más extranjeros de Madrid, solo por detrás de Centro, pero concentra la mayor densidad de personas de una única nacionalidad. La comunidad asiática comenzó su llegada a Usera hace ya cerca de dos décadas, cuando era complicado encontrar un bazar en cada esquina, al menos uno regentado por personas de procedencia asiática. Este barrio siempre ha sido lo que se llama un barrio obrero, con sus comercios pequeños y tradicionales, una estampa que ha cambiado profundamente en los últimos años.

“Chinatown” significa barrio chino y hay uno por cada gran ciudad, en muchas de ellas son lugares turísticos, como Nueva York, Londres o San Francisco, con su particular arco de entrada y sus calles repletas de tiendas y restaurantes con carteles ilegibles quien no sabe chino. En Madrid es menos famoso, pero existe, solo hace falta salir a dar un paseo por Usera para comprobarlo. Se siguen viendo por allí multitud de tiendas y pequeños comercios, pero ahora con carteles chinos.

El barrio podría pertenecer a cualquier ciudad del gigante asiático, con sus tiendas de todo tipo, desde moda, hasta bodas, pastelerías o mercerías, pasando por bares de copas, peluquerías, restaurantes o agencias de viaje. Incluso templos budistas, como el de la calle Luis de la Torre, un lugar de culto repleto de budas dorados y ramos de flores. En alguno de los locales ni siquiera se habla español, es un barrio de chinos para chinos.

Sin embargo, en el barrio esta particular “invasión” no lo es tanto, desde hace años los vecinos aseguran que hay mayor seguridad y la reputación del barrio ha cambiado. Pero si algo tiene este ‘Chinatown’ es su oferta de supermercados y restaurantes. En pocos lugares se consiguen productos realmente chinos, pero Usera es uno de ellos. Productos como brotes de soja, salsa de ostras, de soja, las famosas empanadillas, tofu, jengibre fresco o fideos de arroz que en un supermercado normal suelen tener precios elevados o ni siquiera se encuentran, en los mercados de Usera están a precios sorprendentemente baratos.

El barrio cada vez cobra más protagonismo y está más abierto a todos aquellos que quieren conocer la cultura china. De hecho, uno de sus eventos más importantes es la celebración del Año Nuevo que llena sus calles de mercados, actividades y eventos. Este año, se puede disfrutar de multitud de propuestas para celebrar el Año Nuevo Chino hasta el 24 de marzo.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *