Atrosis
-Publicidad-

La artrosis afecta al 10% de la población española. Así lo señala el Hospital Nuestra Señora del Rosario. Es una patología reumática que lesiona el cartílago que recubre los extremos óseos de las articulaciones.

Asimismo, la incidencia de la artrosis aumenta con la edad, sobre todo a partir de los 40 y 50 años, según ha señalado Dáfiler Freites Núñez, una especialista en Reumatología del centro hospitalario.

La experta ha indicado a su vez, según un comunicado, que hay muchas variables dentro de esta enfermedad. “aunque la mayoría de los pacientes presenta dolor articular y limitación funcional, la edad de aparición de la dolencia, la secuencia de la afectación articular y la progresión de la enfermedad varían en función de cada persona”, ha explicado.

-Publicidad-

¿QUÉ CONLLEVA?

Y es que la artrosis es una enfermedad crónica. Esta se desarrolla a lo largo de muchos años. No siempre es progresiva y afecta a diferentes articulaciones del cuerpo. No obstante, usualmente se localiza en la columna, el hombro, la cadera, la rodilla y los dedos de las manos y los pies. La doctora Freites subraya que “cuando el cartílago articular se lesiona, puede producir dolor, rigidez e incapacidad funcional”.

“En la artrosis, el objetivo del tratamiento es contrarrestar el dolor, retrasar la evolución de la enfermedad y mejorar la calidad de vida. Para ello existen varias alternativas terapéuticas que incluyen medidas físicas, fármacos y cirugía”, según ha aclarado la especialista.

NO ES LO MISMO ARTROSIS QUE ARTRITIS

En ocasiones se confunde dos patologías: artrosis y artritis. Es fundamental que se diferenciar entre ambas. En la artrosis no hay síntomas generales. Su principal síntoma es el dolor de tipo mecánico, es decir, se desencadena por los movimientos. Este dolor suele empeorar cuando se realiza un sobreesfuerzo y mejora con el reposo.

Por el contrario, la artritis es dolor inflamatorio, generalmente matutino o nocturno. Este tipo de dolor es continuo y no mejora con el reposo. Produce asimismo hinchazón, aumento de temperatura, enrojecimiento de las articulaciones afectadas y rigidez por la mañana.

RECOMENDACIONES

Hay una serie de recomendaciones dadas por la doctora Freites en el caso de las personas que padezcan artrosis: evitar la obesidad, aplicar calor local (baños de agua o manta eléctrica), usar calzado adecuado y tener un postura correcta al realizar movimientos o posiciones.  

Por último, es crucial realizar actividad física, sobre todo ejercicio aeróbico de manera regular -caminar, andar o montar en bicicleta-. Esto ayuda a controlar la enfermedad, mejorar el dolor y el rango de movilidad, así como fortalecer la musculatura.

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here