Tiempo de lectura 1 minuto


La candidata a la Alcaldía de Madrid por Ciudadanos, Begoña Villacís, visitó este martes Entrevías, una de las zonas que más sufre la okupación ilegal de la capital madrileña. Acompañada por Edmundo Bal, número cuatro en la lista de la formación naranja al Congreso por Madrid, ambos comprobaron in situ la degradación causada por dicho fenómeno en este barrio del distrito de Puente de Vallecas.

Durante el recorrido que realizaron, Villacís fue testigo de los quebraderos de cabeza que este problema genera, desde la insalubridad en muchos bloques de viviendas hasta el enorme aumento de la percepción de inseguridad entre los vecinos. En este sentido, la candidata prometió que en caso de gobernar C’s en la capital y en el Estado, se impulsará una ley para combatir la okupación, especialmente la mafiosa, con el objetivo de que el procedimiento de desalojo sea más “breve y expeditivo”.

Lo cierto es que el problema de la okupación es más que creciente en nuestra ciudad, “aumentando en el Ayuntamiento de Madrid un 235% desde el año 2016”, tal y como señaló la edil. Ello repercute de manera directa en la calidad de vida de los vecinos de Entrevías y de todos los distritos afectados, ya que según apuntó se trata de una lacra que “está degradando los barrios y la convivencia”. No en vano, la okupación mafiosa suele derivar habitualmente en actitudes violentas, con amenazas, extorsiones y agresiones físicas en muchos de los casos.

El objetivo de Villacís es contar con “un estado garantista con quienes cumplen, con los vecinos que pagan sus impuestos y con aquellos que quieren vivir sin miedo” defendiendo, tal y como se señalaba al principio, unos procedimientos de desalojo de okupas mucho más breves “para que se garantice la propiedad privada”.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *