Tiempo de lectura 1 minuto


Durante el verano, los locales de Madrid con terrazas son los preferidos. Sin embargo, normalmente tienden a tener precios más altos durante la temporada estival. A pesar de este incremento en el precio, y de acuerdo con un estudio realizado por Cheerfy, plataforma líder de fidelización digital para restaurantes, los españoles apostamos más por la opción de terraza. De esta forma, los locales que la tienen consiguen una repetición del 24,1% frente al 17,4% obtenido por los establecimientos sin esta opción. 

Incluso en vacaciones los españoles seguimos siendo fieles a nuestros locales de confianza, pero esta cifra refleja que nuestras preferencias cambian en la época veraniega, eligiendo a pesar de las elevadas temperaturas que reflejan los termómetros, la opción del terraceo, y del disfrute de la calle, incluso por encima de los interiores acondicionados.

Cheerfy prevee tras el estudio de estos datos, que durante los próximos dos meses las terrazas seguirán llenándose, y que los negocios de restauración podrán hacer gracias a ellas su, y nunca mejor dicho, agosto.

LOS COSTES DE TENER TERRAZA DETRÁS DE LA SUBIDA DE PRECIOS

Los bares y restaurantes españoles optan por aumentar su aforo en la época veraniega con terrazas. Para esto necesitan: el permiso del ayuntamiento correspondiente, tener la licencia del local donde realizan la actividad habitualmente y en las ocasiones en las que las terrazas estén en suelo público, abonar un precio por su uso que variará según el municipio, los metros solicitados y el número de mesas y sillas que se coloquen. 

Las restricciones en el momento de abrir las terrazas tienen en cuenta las distancias a elementos de la calle como pueden ser pasos de peatones, paradas de transporte público, portales y salidas de emergencia e incluso otras terrazas de negocios colindantes. Todo esto estará reflejado en la  documentación específica para tramitar la licencia de terraza, cuyo precio varía según la comunidad autónoma. En el caso de Madrid la media de este trámite es de 70€. A esto hay que sumarle el gasto que supone en cuanto a mobiliario, pago por uso de terreno municipal… Gastos que se acumulan para los propietarios del restaurante, que opta en repercutirlo en el precio de los clientes que deciden hacer uso de estas instalaciones temporales, aumentando el precio de su carta en un 10%.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *