Sierra Norte
Tiempo de lectura: 2 minutos


La Comunidad de Madrid extenderá la red de wifi y fibra óptica en el 75% de los 77 municipios de la región afectados por el fenómeno de la despoblación, y cuya población es inferior a los 2.500 habitantes, antes de que finalice el año. La medida beneficiará a unos 70.000 madrileños, fundamentalmente ubicados en la Sierra Norte, ha señalado el consejero de Vivienda y Administración Local de la Comunidad de Madrid, David Pérez. 

El consejero ha anunciado además, que otro de los objetivos inmediatos es que los diez municipios de la región con menos de 100 habitantes, La Acebeda, El Atazar, La Hiruela, Horcajuelo de la Sierra, Madarcos, La Puebla de la Sierra, Robledillo de la Jara, Robregordo, La Serna del Monte y Somosierra, todos ellos ubicados en la Sierra Norte, dispongan de fibra óptica en hogares y negocios durante el año 2020. 

La instalación de esta red permitirá una mayor velocidad de acceso a internet y un impulso en la digitalización y desarrollo de los municipios. “Este es uno de los objetivos fundamentales de la Estrategia del Gobierno de la Comunidad de Madrid para la revitalización de los municipios rurales, que marca entre sus principales objetivos el reequilibrio territorial y un impulso de servicios y equipamientos que den respuesta a las demandas y necesidades de la población”, ha señalado el consejero. 

Este desarrollo tecnológico que se lleva a cabo en el marco del Programa de Extensión de la Banda Ancha de Nueva Generación (PEBANG), tiene como objetivo dotar de cobertura de alta velocidad a las zonas sin cobertura actual, ni prevista por ningún operador. El Programa, cuenta con la cofinanciación de los Fondos Europeos al Desarrollo Regional (FEDER). 

MÁS MEDIDAS EN LA SIERRA NORTE

La Estrategia para Revitalizar los Municipios Rurales aprobada por el Gobierno regional cuenta con un presupuesto inicial de 130 millones de euros y 60 medidas. El objetivo es facilitar el arraigo de la población de los pequeños pueblos de la región, además de atraer nuevos vecinos de manera permanente a estas localidades. 

El desarrollo de estas 60 medidas de la Estrategia permite incorporar otras nuevas acciones, hasta alcanzar un total de 100, en las que de manera transversal están involucradas todas las consejerías del Gobierno regional y el Canal de Isabel II. La Estrategia permitirá a los ciudadanos acceder a las nuevas tecnologías y a servicios públicos de calidad. Esta mejora de las condiciones facilitará la viabilidad de proyectos personales y familiares que contribuyan, a su vez, a un desarrollo socioeconómico sostenible que garantice el futuro del mundo rural madrileño. 

Otras acciones incluidas en la Estrategia pasan por la construcción de más vivienda pública en los municipios más despoblados, la reordenación del transporte público, la mejora de la seguridad y de los recursos educativos y sanitarios, así como la implantación de un proyecto de transporte a demanda, para que los habitantes de los pequeños municipios de la Comunidad de Madrid tengan más facilidades para acceder a servicios que se prestan en otras localidades, a través de la red de transporte. 

Ya el pasado mes de septiembre comenzó la construcción de medio centenar de viviendas de Protección Pública para Arrendamiento (VPPA), en los municipios de Berzosa de Lozoya, La Hiruela, Horcajo de la Sierra, Madarcos, Patones, Puebla de la Sierra, Puentes Viejas, Robregordo, y Cabanillas de la Sierra.