prototipo
-Publicidad-

Un alumno de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha diseñado el prototipo de un dispositivo que analiza el patrón de marcha de personas mayores, para detectar sus deficiencias y proponer cómo corregirlas. De esta forma podrá “evitar caídas que pueden ser muy peligrosas para este sector de la población”.

Guillermo García, estudiante del grado en Ingeniería de Tecnologías Industriales de la URJC, ha desarrollado este prototipo como parte de su Trabajo Fin de Grado (TFG), que ha sido codirigido por la profesora Cristina Rodríguez Sánchez junto al investigador del CSIC Antonio Ramón Jiménez.

-Publicidad-

El aparato se coloca en el zapato del paciente durante una marcha de 30 minutos para analizar y registrar sus patrones de movimiento”, tras lo cual “se extrae la información del dispositivo a través de una tarjeta de memoria SD que almacena todos los datos extraídos de la marcha”, explica la universidad en una nota de prensa.

El prototipo mejora los criterios actuales y propone soluciones

Con dicha información, el equipo médico puede observar los datos recogidos y detectar, con mayor facilidad que con los métodos actuales, cuáles son las deficiencias de la marcha del paciente y proponer soluciones para corregirlas y así evitar caídas que puedan ser peligrosas para el paciente.

«Ahora mismo lo que se hace es analizar en consulta la marcha del paciente bajo los criterios subjetivos de los médicos y con este dispositivo el análisis será mucho más certero y sofisticado», ha explicado García, quien presentará su Trabajo Final de Grado en el mes de octubre.

El alumno insiste en que algunos pacientes cuando son examinados en consulta «se concentran y realizan una marcha mejor que en condiciones normales», por lo que «con este dispositivo la idea es recoger los resultados durante su día a día», lo que ofrecerá a los médicos «datos más cercanos a la realidad».

«Mi madre, que es médica en el hospital Infanta Sofía, me comentó la necesidad de un dispositivo de estas características y me pareció buena idea centrar mi TFG en ello», ha añadido García, quien admite que el proceso «se ha alargado más de lo que estaba planeado en un principio por la situación que atraviesa el país».

Aún así, el trabajo ya se encuentra «en la recta final» y, si el tribunal da el visto bueno en octubre a su presentación del TFG, obtendrá finalmente la titulación de ingeniero de Tecnologías Industriales por la Universidad Rey Juan Carlos. 

-Publicidad-

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here