Que el desastre provocado por Filomena causaría grandes pérdidas era algo que todos intuíamos desde que el primer coche se quedó «varado» en la M-30. Solo faltaba ponerle cifras.

Algo que acaba de hacer la Confederación Empresarial de Madrid (CEIM), que ha calculado en 2.200 millones de euros las pérdidas provocadas por la borrasca en las empresas de la región. El cálculo ha sido extraído de un estudio elaborado entre las empresas y asociaciones empresariales de todos los territorios la Comunidad de Madrid, que revela que el 44% de las empresas madrileñas ha tenido unas pérdidas del 80% en su facturación.



Según este estudio, ocho de cada diez pymes alegan que la nevada les impidió abrir sus establecimientos y el 74% de los mismos tuvieron problemas de abastecimiento por la imposibilidad de acceder a sus proveedores. El informe elaborado por la patronal madrileña destaca que “la principal necesidad de las empresas de la Comunidad de Madrid sigue siendo a fecha de hoy la limpieza total de los accesos para retomar la actividad habitual”.

Para hacer más visible la magnitud de esta catástrofe económica, la patronal madrileña ha comparado las pérdidas provocadas por Filomena con los ingresos que llegan a generar en la capital siete ediciones de Fitur o con la mitad del presupuesto que la Comunidad de Madrid destina a educación.

CEIM ha señalado que la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil aprobada ayer por el Gobierno de España es “lo correcto”, ya que era “impensable” no hacerlo. 




Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here