/ 23 septiembre 2021

La planta de residuos de La Paloma, confinada para reducir emisiones

La planta de residuos de La Paloma, confinada para reducir emisiones

Las instalaciones de la planta de tratamiento de residuos de La Paloma en Valdemingómez, quedarán confinadas al máximo posible mediante puertas automáticas y el aire de su interior será tratado con modernos filtros de aire para reducir el impacto de sus emisiones.

Según ha informado en rueda de prensa la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, la Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid ha autorizado este jueves el contrato mixto para la redacción de proyecto, ejecución de obra y mantenimiento de sistemas de desodorización de esta instalación que trata 219.000 toneladas anuales de residuos urbanos de la bolsa de restos y 36.500 toneladas de la bolsa amarilla.

Actuaciones en las tres zonas de la planta

El Ayuntamiento actuará en las tres zonas de la planta en la que se trata la fracción resto, los envases de recogida separada se clasifican para la recuperación de materiales reciclables y se trata la materia orgánica recuperada de estas fracciones.

Por un lado, se intervendrá en el área de fosos de recepción de residuos y triaje de los mismos, donde se mejorarán los biofiltros y se habilitarán unas puertas automáticas en la recepción. Además, se va a remodelar la zona de acopio de digesto y el biofiltro de la nave de compostaje en la que se trata la materia orgánica.

Una vez compostada, la materia orgánica se lleva a la zona de afino en la que se retiran los impropios (otros materiales no orgánicos mezclados con la materia orgánica). En la nave afino se llevarán a cabo cuatro actuaciones: cierre con puertas automáticas, suministro e instalación de sistema de depuración de gases, sistema de filtrado de partículas del aire previo al biofiltro y cerramiento de hueco entre nave de compostaje y nave de afino. El caudal de los ventiladores ascenderá a 100.000 m3/h.

Corrección de los efectos producidos por el tratamiento de residuos

El plazo de ejecución del contrato es de dos años y siete meses, con posibilidad de prórroga de un año únicamente del periodo de mantenimiento y su inicio está previsto para el próximo mes de octubre. El presupuesto en base de licitación asciende a 6,1 millones de euros, IVA incluido.

Con actuaciones como estas, el Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad que dirige Borja Carabante corrige los efectos producidos por los procesos de tratamiento de residuos. Para ello, el contrato comprende los servicios de arquitectura, construcción, ingeniería e inspección y servicios varios de reparación y mantenimiento. Es de ejecución mixta, al tratarse de prestaciones vinculadas, y conjunta, ya que los estudios técnicos para la implantación y el proceso constructivo de las medidas correctoras de emisión de olores deben ser vinculados a la empresa que realice su ejecución, así como su posterior mantenimiento.

La planta de residuos de La Paloma, confinada para reducir emisiones 1

Los residuos separados y su valor energético

El Ayuntamiento de Madrid realiza el ciclo completo de la gestión de residuos, para lo que cuenta de un conjunto de infraestructuras de recogida selectiva, transporte, tratamiento y valorización de los residuos urbanos. Dentro de este marco competencial y para poder prestar servicios de la máxima calidad, la Dirección General del Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV) gestiona las instalaciones de titularidad municipal para el tratamiento de residuos urbanos de Madrid en las que convergen las más de 4.000 toneladas que se generan a diario en el municipio de Madrid.

Los residuos urbanos recogidos en la ciudad son transportados, en su inmensa mayoría, a las instalaciones del PTV, donde son sometidos a tratamiento de separación, clasificación y valoración energética. Las fracciones no valorizables son depositadas en el vertedero controlado situado en el recinto del parque tecnológico.

El PTV está integrado por los centros de tratamiento de Las Dehesas, La Paloma y Las Lomas; La Galiana, que se ocupa del aprovechamiento energético del biogás generado en el antiguo vertedero de Valdemingómez, sellado y clausurado en el año 2000, así como del mantenimiento y explotación de este; dos plantas de biometanización en las que se trata la fracción orgánica de los residuos urbanos (Las Dehesas y La Paloma) y una planta de tratamiento de depuración del biogás producido para posibilitar su inyección en la red general de gas natural o su valorización en La Galiana para producir energía eléctrica.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS