/ 28 septiembre 2021

Madrid se prepara para la vendimia con la vista puesta en el enoturismo

Madrid se prepara para la vendimia con la vista puesta en el enoturismo

Llega septiembre y, aunque se nos vaya el verano, ganamos una de esas tradiciones por las que merece la pena despedirse del bañador y el pantalón corto.

Porque entramos de lleno en la época de la vendimia, también en nuestra región, y para este 2021 la Denominación de Origen Vinos de Madrid espera cosechar unos 10 millones de kilos de uva.

Madrid se prepara para la vendimia con la vista puesta en el enoturismo 1
Imagen: DO Vinos de Madrid

Aunque ello suponga 1 millón de kilos menos que en 2020, el presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid, Antonio Reguilón, explica a Efe que 2021 ha sido «un buen año» desde el punto de vista meteorológico porque ha habido «bastantes lluvias», pero en marzo o abril hubo unas heladas importantes que dañaron a las plantas antes de que empezaran a brotar las uvas en lugares como Navalcarnero o Arganda del Rey.

Reguilón indica que en 2020 se recogieron 11 millones de kilos de uva «en plena pandemia», ya que «no hubo dificultades para que la gente pudiera trabajar en el campo, con medidas de seguridad frente al coronavirus».

Mejor que hace dos años

Datos que contrastan con los de 2019, cuando hubo «una mala cosecha», de 9 millones de kilos de uva, por la sequía, por un incendio que comenzó en Almorox (Toledo) y que se extendió a los municipios de Cadalso de los Vidrios y Cenicientos y por el granizo y las inundaciones que hubo en Arganda del Rey.

«Ha habido años en los que nos hemos aproximado a los 15 millones de kilos de uva, pero llevamos un tiempo con cosechas más bajas, en contraposición con la percepción que tiene la gente de los vinos de Madrid, que va en alza», sostiene.

Una industria al alza

La D.O. Vinos de Madrid batió sus propios récords con una facturación de 2,3 millones de euros en exportaciones y la venta de 4 millones de botellas en el año 2018.Un 20 por ciento de la producción de la Denominación de Origen se exporta a Estados Unidos, Alemania, Suiza, China y Reino Unido.

«La clave del éxito es vender más botellas de vino y para alcanzar este objetivo hay que apostar por la calidad, mejorar la imagen de las botellas para atraer al consumidor y aumentar la implantación en los supermercados», señala Reguilón.

Para dar a conocer los vinos de Madrid, la Denominación de Origen ofrece formación a jóvenes camareros y sumilleres de restaurantes, a través de acuerdos con grandes chefs, con la Academia Madrileña de Gastronomía y con la Asociación Madrileña de Cocineros y Reposteros.

Vendimiando desde agosto

La vendimia comenzó en la Comunidad de Madrid a primeros de agosto, con la uva albillo real, una variedad blanca autóctona española, que se cultiva en San Martín de Valdeiglesias, Cadalso de los Vidrios y Cenicientos, y acabará a finales de octubre en la ribera del Tajuña, en Arganda del Rey, Morata de Tajuña y Colmenar de Oreja.

Todos los agricultores coinciden en señalar que las fechas de la vendimia se adelantan por las olas de calor que se producen en agosto y que aceleran el proceso de maduración de la uva.

Reguilón confía en que los jóvenes vean una oportunidad laboral en el campo para mantener esta actividad tradicional en la Comunidad de Madrid. «Los propietarios de viñedos son muy mayores y nos da miedo que no haya un relevo generacional», reconoce.

No oculta, sin embargo, su preocupación por el abandono del campo y el arranque del viñedo para dedicar la tierra a otras actividades, al tiempo que insta a todas las administraciones a proteger el mundo del vino.

Apuesta por el enoturismo

La Denominación de Origen Vinos de Madrid cuenta con más de 9.000 hectáreas de cultivo repartidas por 70 municipios divididos en cuatro subzonas: Arganda del Rey, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias y El Molar.

Conscientes de este gran potencial, desde la Comunidad de Madrid han decidido destinar 100.000 euros para promover el enoturismo como producto turístico. De este modo, se facilitará la concesión directa de una subvención a la Asociación Madrid Rutas del Vino.

Según se destaca en un comunicado, «el turismo cultural y sostenible es una de las principales fortalezas de la región de Madrid frente a otros destinos, así como un elemento diferenciador en el mercado turístico».

Madrid se prepara para la vendimia con la vista puesta en el enoturismo 2
Imagen: Comunidad de Madrid

«El enoturismo es uno de los productos de mayor valor añadido en términos de sostenibilidad entendida en su triple vertiente medioambiental, económica y de dinamización territorial», añade.

La Comunidad de Madrid lleva tiempo promoviendo el producto turístico-cultural del enoturismo, impulsando la cohesión del sector a través de la Asociación Madrid Rutas del Vino, creada en 2015 como mecanismo de cooperación público-privada que representa a los agentes implicados, desde productores hasta restauradores y turoperadores.

La Comunidad de Madrid cuenta con numerosos elementos materiales de carácter histórico-artístico que conviven con el del vino, el viñedo o las bodegas, muchos de ellos con diferentes niveles de protección como son castillos, iglesias, puentes o espacios expositivos.

El importe de la subvención objeto del convenio se destinará a sufragar gastos derivados del funcionamiento de la asociación, acciones de creación y mejora de la calidad del producto turístico cultural enoturismo y a iniciativas de comunicación y promoción del producto.

Imagen portada: D.O. Vinos de Madrid

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS