/ 20 septiembre 2021

Madrid, tierra de vinos y bodegas

Madrid, tierra de vinos y bodegas

La región madrileña esconde lugares con secretos guardados durante generaciones, rincones para saborear los mejores vinos y cultura para compartir con su gente. Ahora que estamos en plena época de vendimia, el Madrid más auténtico y ancestral se presenta a través de las Rutas de los Vinos.

Las ventas de los vinos con D.O. Vinos de Madrid se incrementaron un 30% el primer semestre del año, y el sector se ha convertido en estratégico a nivel nacional e internacional. En los seis primeros meses del año se han vendido 2,1 millones de botellas, 479.000 más que en 2020.

El mapa de los vinos madrileños está dividido en cuatro sub zonas bien diferenciadas. San Martín de Valdeiglesias, Navalcarnero, Arganda y El Molar, con un total que supera las 8.000 hectáreas de viñedo en la Comunidad de Madrid. La Denominación de Origen, creada en 1990, garantiza la calidad de nuestros vinos.

Fue en 2016 cuando varias bodegas correspondientes a la D.O. Vinos de Madrid, se integraron en un programa enoturístico que propone muchas y variadas propuestas de ocio asociadas con el vino.

Madrid, tierra de vinos y bodegas 1
Vinos y quesos madrileños (@VinosdeMadridDO)

Las bodegas de San Martín de Valdeiglesias

En la zona de San Martín de Valdeiglesias podemos encontrar una gran cantidad de viñedos y bodegas. Entre ellas, destaca la Bodega Miguel Santiago, una empresa familiar, que produce vinos tintos de uva garnacha y vino blanco de albillo real. Cuenta con 20 hectáreas de viñedos propios, cuidados con mimo desde hace cinco generaciones.

Sus dueños realizan el trabajo, tanto en el viñedo como en la bodega, de la forma más natural posible, para ofrecer vinos que son un fiel reflejo de la tierra que los alimenta.

Por su parte, 4 Monos Viticultores, nació como un proyecto entre cuatro amigos madrileños que decidieron lanzarse a la elaboración de vino “casi por casualidad”. Convencidos de que el buen vino no se logra sin buenas viñas, cultivan sus viñedos en Cadalso de los Vidrios, en las estribaciones de la sierra de Gredos, con una viticultura respetuosa con el medio ambiente, y buscando perpetuar la personalidad de cada viñedo en el vino.

Su primera añada en el mercado fue 2010, y hasta ahora, elaboran sólo dos variedades: un blanco a base de albillo, y un tinto, mezcla de Garnacha y Syrah.

Bodegas en la zona de Navalcarnero

En las Bodegas Muñoz Martín conocen bien el sabor de la tradición de los vinos típicos de Madrid. En sus instalaciones urbanas convive el equilibrio entre lo innovador y lo tradicional, ya que tiene a su 5ª generación al frente. En las bodegas, se conservan en perfectas condiciones, su cueva y la cubierta de antiguas vigas de madera que contrasta con unos novedosos sistemas de elaboración.

Los viñedos se encuentran situados en los términos de Navalcarnero y Villamanta. Una superficie de 28 hectáreas, cuyas principales variedades son el tinto fino (Tempranillo) y la garnacha. Además, trabajan con otras variedades de uva, como la negral (Autóctona de Madrid), la malvar y en menor grado, aún en fase de experimentación, la Sirah y la Merlot.

La zona de Arganda y Chinchón

A pocos kilómetros de Chinchón se encuentra la Bodega Val Azul, también una empresa familiar que se dedica a la elaboración de vinos de crianza. Sus 9 hectáreas de viñedos de uvas Cabernet, Syrah y Merlot son la esencia de sus tintos.

En las bodegas Val Azul se organizan visitas guiadas por expertos, tanto en español como en inglés, que ofrecen paseos por los viñedos, conocer el origen de la bodega, y todos los procesos que se siguen para la elaboración de los vinos. El primer vino de la visita se sirve en una carpa situada en el lago rodeado de viñas.

Entre Navalcarnero y Arganda, bastante más al sur, nos encontramos con la singular bodega El Regajal, situada en la Reserva del Regajal-Mar de Ontígola con vistas panorámicas de la villa de Aranjuez, conocida por todos los entomólogos del mundo desde el siglo XIX.

El Regajal es una oportunidad inédita de descubrir un enclave único y conocer en su integridad los procesos de cultivo y elaboración de sus vinos. En la bodega, una amplia y luminosa sala, es el lugar ideal para la organización de catas. Ofrecen visitas para disfrutar de un magnífico día en su bodega con amigos o familiares, y también, como visitas de empresa.

Por su parte, Vinos y Aceites Laguna, cuenta con más de 100 años de tradición agrícola, mezclando la artesanía con una vocación de renovación constante. En las visitas que ofrece, podemos conocer el origen de sus vinos y aceites, con un recorrido por sus viñedos más próximos. Te muestran todos los detalles sobre la elaboración de sus productos y experimentar las nuevas formas de catalogarlos.

Al final, se ofrece una degustación de algunos de sus vinos, acompañados de un aperitivo y de su Aceite de Oliva Virgen Extra Ecológico. Trabajan una amplia variedad de uva, como la Malvar, Cabernet Sauvignon, Graciano, Syrah, Tempranillo, Fino, Merlot y Garnacha Tinta.

Madrid, tierra de vinos y bodegas 2
Bodega Val Azul

Experiencias Premium: Bodegas y Viñedos Pedro García

Una de las vivencias más interesantes que ofrece la Ruta del Vino de Madrid es la visita a las Bodegas y viñedos Pedro García, en las que tres generaciones han dejado su huella. Sus bodegas y viñedos están adaptados a la tecnología más moderna y a la forma más artesanal de hacer vinos. Hace escasos meses, han restaurado algunas de las cuevas centenarias que datan del siglo XVII.

Ofrecen dos tipos de experiencias. La primera de ellas, ‘Entre conos anda el vino’, propone una visita completa a la bodega, la zona de producción, la sala de barricas, las cuevas y la degustación de 3 vinos con un aperitivo. Además de una visita guiada al conjunto histórico de Colmenar de Oreja y el Museo Ulpiano Checa.

La experiencia Premium consiste en la visita completa a Bodegas y Viñedos Pedro García (sala de elaboración, sala de barricas y cueva del siglo XVIII) y degustación de 4 vinos maridados con 4 tapas. También la visita guiada al conjunto histórico de Colmenar de Oreja y el Museo Ulpiano Checa. Pero, además, una Comida Maridaje en la plaza Mayor de Colmenar de Oreja compuesta de 3 platos maridados con 3 vinos diferentes, más un postre con otro vino.

Hacer tu propio vino

Otra de las apuestas seguras en esta ruta es conocer las bodegas de Licinia Wines (Bodegas Licinia y Bodegas Muss), dos de las bodegas referencia en la D.O. Vinos de Madrid. Ofrecen dos opciones de visita. La primera, la Cata Licinia Wines, permite conocer el viñedo y las bodegas y disfrutar de una cata de sus mejores vinos con un aperitivo de embutidos ibéricos.

La segunda, es la Experiencia Licinia Wines, que te permite ¡hacer tu propio vino! con tu propio coupage con sus 4 variedades de uva.

Aparte de estas paradas en la ruta, la región madrileña ofrece una gran cantidad de visitas y experiencias en torno al espíritu del vino, su historia, su sabor y su significado en nuestra sociedad, que puedes descubrir en Madrid Enoturismo.

COMENTARIOS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

ARTÍCULOS RELACIONADOS