Tiempo de lectura 2 minutos


Madrid Nuevo Norte tiene «el potencial» de convertirse en un distrito financiero tipo CBD capaz de sostener la economía madrileña a largo plazo y atraer a los inversores internacionales que ahora miran a París, Londres o Ámsterdam que cuentan con mercados de oficinas proporcionalmente más grandes que Madrid y de mayor calidad, según afirma la consultora CBRE.

En un estudio, la empresa concluye que la capital necesita adaptar su stock reemplazando al menos 1.120.000 m2 de oferta distante y obsoleta por otra más cercana y de más alta calidad para hacerla más competitiva.

«Madrid tiene el potencial de convertirse en un centro europeo de negocios muy importante, pero para ello debe poner fin a la actual carencia de oficinas de calidad que disminuye la capacidad de la ciudad para atraer empresas y talento», destaca Daniel Zubillaga, director nacional de Consultoría Estratégica en Valuation Advisory Services CBRE: «La calidad y la sostenibilidad energética serán clave en la regeneración del mercado de oficinas de Madrid en los próximos años, que lo convertirán en un mercado más competitivo».

TASA DE DISPONIBILIDAD

Si bien en Madrid existe una oferta de 12.500.000 m2, existe una tasa de disponibilidad del 11,1 por ciento que se sitúa por encima de la aceptable (5%) y es más del doble de la media de París y Londres combinadas.

Más aún, destaca el dato de que el 80 por ciento de esta oferta vacante se encuentra alejada, fuera de la M-30 y, por lo tanto, no cumple los requisitos para ser parte de un distrito financiero.

Adicionalmente, dentro de la M-30, los edificios nuevos y modernos son escasos, siendo sólo el 2% de la oferta actual construida después de 2010. En definitiva, el informe alerta de que existe un desajuste entre la oferta y demanda, y que Madrid necesita renovar su parque de espacio de oficinas con una oferta moderna y de calidad para no sufrir las consecuencias a largo plazo.

En este sentido, según concluye este informe de CBRE, Madrid Nuevo Norte se erige como la extensión natural del actual eje de negocios de la ciudad en su desplazamiento hacia el norte, y conforme a las premisas de calidad de oferta, tamaño del ámbito y posición estratégica, reúne las características más importantes para convertirse en el CBD que Madrid necesita.

Así, dentro de la ciudad, MNN es la intersección entre el transporte urbano y las redes de comunicaciones regionales e internacionales (a pocos kilómetros del aeropuerto de Madrid Barajas).

HOMOLOGACIÓN INTERNACIONAL

MNN presenta las características intrínsecas necesarias para ofrecer a la ciudad de Madrid, una homologación internacional para su distrito financiero.

«Los proyectos de Regeneración Urbana son tendencia. Las ciudades aprovechan las infraestructuras, localización y red de transportes importantes para rehabilitar áreas degradadas y potenciar su integración con el tejido urbano circundante. Es el momento de Madrid para abordar esta tendencia y crear un CBD que compita con otros mercados europeos, y ese CBD es el proyecto de Madrid Nuevo Norte», afirma Zubillaga.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *