Tiempo de lectura 2 minutos


Cada plaza y cada feria tienen su personalidad. En este mes de mayo, para celebrar las Fiestas de la Comunidad de Madrid, sus calles se llenan de Goyescos, una fusión de prendas tradicionales de la comuna con modas extranjeras que provienen de la nobleza.

Madrid cuenta con varias modalidades de traje regional que deben su uso a diferentes etapas de la historia que se utilizan en diferentes eventos. Dentro de la variedad de trajes regionales en Madrid, se distinguen tres principales: el Goyesco, el Castellano y el Chulapo, una peculiar indumentaria que fue inmortalizada a través de las zarzuelas a semejanza de los trajes que Goya pintaba en sus cuadros.

Hoy en día los madrileños visten con su traje típico regional para celebrar las fiestas y verbenas que la ciudad festeja durante el mes de mayo, tales como el 2 de mayo y las Fiestas de San Isidro. Mujeres con vestidos ajustados hasta los pies, cubiertas con un mantón de manila y pañuelo sobre la cabeza con un clavel rojo, acuden a la Plaza del 2 de mayo acompañadas de su caballero con chaquetilla, chaleco, pantalón ajustado y medias, para bailar el chotis y degustar las famosas roquillas del Santo.

Encontrar en Madrid sastrerías donde se realicen trajes regionales a mano es complicado, pocos lugares quedan ya donde encontrar este tipo de vestimenta hechos con aguja y dedal. D`Pertiñez, Fieltros Olleros, Maty, Sastrería Palomeque son algunos de los locales donde hoy en día se siguen confeccionando los trajes regionales en la capital.

Los madrileños con esta indumentaria reivindican el mantenimiento de las tradiciones de ese casticismo madrileño. Los chulapos eran los vecinos del barrio de Malasaña que se distinguían por su afectación  y belleza de su traje, una vestimenta que fue inmortalizada a través de las zarzuelas de los grandes compositores como Bretón, Chueca, Chapí, Moreno Torroba y tantos otros.

VARIEDAD DE TRAJES REGIONALES

Traje de Goyesco

Adoptado en los siglos XVIII y XIX por las clases altas para aparentar austeridad tras la Revolución Frances. Las mujeres destacan por sus corpiños ajustados y escotados cubiertos por pañuelos y mandil de sus faldas. Mientras que los hombres, como es habitual, visten con traje  masculino de camisa blanca, chaquetilla corta bordada , fajín, pantalón ajustado y medias blancas, con su cabello recogido con un redecilla.

Traje Castellano

Un indumentaria que comparte con Castilla y León, su comunidad vecina. Las señoritas visten con mantón bordados y zapatos de lazo negro, acompañadas de sus caballeros vestidos con la tradicional capa castellana y el sobrero calañés.

Traje de Chulapo

Consiste en un vestido ajustado hasta los pies adornado con lunares y cubierto con un mantón de manila, para las mujeres, que cuentan con unos complementos imprescindibles que lo caracterizan por un pañuelo sobre la cabeza y clavel rojo. Los hombres visten con camisa blanca, chaleco, chaquetilla gris, pantalón ajustado y medias, una indumentaria que se asemeja a la Goyesca, pero que se completa con un pañuelo blanco anudado al cuello, gorra de cuadros y clavel en la solapa.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *