Camino de Madrid
Tiempo de lectura 2 minutos


El Camino de Santiago es una de esas experiencias que, sin importar el credo, todo el mundo se plantea hacer al menos una vez en la vida. Quien ya haya llegado a la Plaza del Obradoiro después de recorrer cientos de kilómetros a pie, en bicicleta o a caballo, conoce perfectamente la emoción que se experimenta cuando llega ese momento. Lo habitual es salir desde Roncesvalles, en Navarra, y atravesar la mitad norte de la Península hasta llegar a la ciudad gallega. Pero estamos casi seguros de que muy pocos sabíais que podéis ganaros el Jubileo empezando el Camino desde Madrid.

Sí, habéis leído bien. Nuestra ciudad da nombre a una de las rutas alternativas al Camino Francés, el más concurrido cada año, y es por supuesto punto de inicio de dicho itinerario, culminando en Sahagún (León) después de atravesar la Sierra de Guadarrama por el puerto de la Fuenfría, la Tierra de Pinares, el Canal de Castilla, cientos de hectáreas de campos de cereales y los castillos e iglesias románicas que dibujan nuestra historia. Pero antes de todo eso habrá discurrido por un buen número de localidades de nuestra región, concretamente por, además de Madrid, Tres Cantos, Colmenar Viejo, Manzanares el Real, Mataelpino (El Boalo), Becerril de la Sierra, Navacerrada y Cercedilla.

Las vistas desde algunos puntos del trazado son espectaculare

Se trata de una ruta que cada año va ganando mayor popularidad. Según el informe de 2018 de la Asociación de Amigos de los Caminos de Santiago de Madrid, el número de peregrinos que completaron este Camino en dicho año fue un 40% más que en 2014, con un total de 721 recorriendo estas sendas. Incluso una prueba ciclista, la Pilgrim Race, recorre cada verano en Mountain Bike esta ruta desde el año 2017, con más de 150 participantes en cada una de las dos ediciones anteriores y otros tantos para la tercera edición, que tendrá lugar del 30 de junio al 6 de julio.

Los hitos y mojones con flechas amarillas, los indicativos que nos dicen que estamos dirigiéndonos correctamente a Santiago, comenzaron a señalizarse en el año 1996 por la Asociación antes mencionada, que había comenzado tres años antes a estudiar e investigar sobre el Camino de Santiago desde la villa del Manzanares. Para la ubicación de dichos elementos contó con la colaboración de la Consejería competente en Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid y el Organismo Autónomo Parques Nacionales.

Uno de los hitos del Camino de Madrid. Este está situado concretamente en la localidad de Colmenar Viejo

Aunque lo suyo es empezar esta ruta en la parroquia de Santiago y San Juan Bautista, el templo de advocación Jacobea más antiguo de todo Madrid y situado a apenas 200 m de la catedral de la Almudena, lo cierto es que la señalética propia no comienza hasta las inmediaciones de los hospitales de La Paz y el Ramón y Cajal, muy cerquita del Barrio de Fuencarral. A partir de ahí, ya es muy fácil seguir las indicaciones que nos guían en nuestro viaje hasta Santiago de Compostela desde Madrid.

Pero como desde la Puerta del Sol hasta el Obradoiro nos separan cientos de kilómetros, lo mejor es que os planteéis esta empresa poco a poco y disfrutéis primero de lo que ofrece el Camino a su paso por Madrid. Por supuesto, de todo el patrimonio cultural que encontraremos a nuestro paso, como el Castillo de los Mendozas de Manzanares el Real, pero especialmente del enorme valor que nos aporta la naturaleza, teniendo la posibilidad de conocer a fondo los Espacios Naturales Protegidos del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Asimismo, tendremos la posibilidad de caminar (o pedalear) por varios kilómetros de vías pecuarias, unas sendas milenarias que se usaban normalmente para el tránsito ganadero y que eran las arterias vitales de la trashumancia durante la Edad Media.

El Camino de Madrid es una ruta alternativa del Camino de Santiago que empieza en nuestra comunidad y que cada año elige más gente
Camino de Manzanares el Real…

Si aún no has definido tus vacaciones de verano, o si tienes un hueco el próximo fin de semana, te aconsejamos que, aunque no llegues a ver el Botafumeiro, sí completes el tramo del Camino de Madrid comprendido dentro de nuestra región. Porque te habrás quitado la espinita de no haber hecho aunque sea al menos unos kilómetros de la ruta jacobea y, sobre todo, te enamorarás (aún más) de la Comunidad de Madrid.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Acepto la política de privacidad *