Opinión

La fundamental defensa de nuestros mayores

Francisco Becerra|Madrid|23 de Marzo de 2017, 14:00

La defensa del Estado del Bienestar debe ser un pilar fundamental en cualquier equipo de gobierno de nuestro país. 

La defensa del Estado del Bienestar debe ser un pilar fundamental en cualquier equipo de gobierno de nuestro país. Gracias a él disfrutamos de una nación donde no se excluye a nadie por su nivel de renta, e independientemente del nivel socioeconómico todos los ciudadanos tienen los mismos derechos y oportunidades en su día a día. Cristina Cifuentes defendió en su programa electoral una defensa férrea del sistema de protección, y esta defensa se refleja en las actuaciones que se están llevando a cabo desde su equipo de gobierno. Uno de los ejes principales de la Comunidad de Madrid es la política social, a la que se destinan nueve de cada diez euros del presupuesto autonómico, pero sin duda, uno de los puntos más importantes es la atención de nuestros mayores y me alegra que el Consejo de Gobierno haya aprobado una nueva estrategia en este ámbito.

Las políticas públicas encaminadas al fomento del envejecimiento activo ayudan a las personas mayores a evitar el deterioro y la pérdida de algunos aspectos físicos, psíquicos y socioculturales. Aunque el organismo envejezca y vaya perdiendo progresivamente sus facultades, existen mecanismos y herramientas para mantenerlo activo el mayor tiempo posible, retardando la vejez y los síntomas propios de la edad. Es nuestro deber y el derecho de nuestros mayores fomentar una serie de medidas donde se luche contra los aspectos negativos que se pueden derivar de la edad como la depresión, la sensación de encontrarse abandonado o la impresión de ser menos útil. 

La vejez debe ser disfrutada, como cualquier otra etapa de la vida, centrándose en lo positivo. Por este motivo la nueva Estrategia de Atención a las Personas Mayores de la Comunidad de Madrid 2017-2021 contiene algunos programas novedosos como el Plan de Viviendas Compartidas, que aliviará en gran medida algunos síntomas psicológicos de la edad, como la soledad y la pérdida acentuada de las capacidades cuando un mayor se queda solo y aislado. La ayuda no se quedaría ahí sino que la limpieza, transporte o la asistencia sanitaria en el hogar también estarán debidamente cubiertas. Otra gran novedad será la partida de dos millones de euros para subvencionar entradas a espectáculos y actividades culturales. El fomento del envejecimiento activo intenta demostrar que no por tener más años significa que una persona tenga que echarse a un lado sino todo lo contrario, es recomendable activarse en varios niveles para alcanzar el estado de bienestar merecido que todos esperamos en esa etapa de la vida donde debemos recibir lo que hemos ofrecido con tanto esfuerzo.

Independientemente de la ideología creo que debemos hacer un esfuerzo común por impulsar esta clase de medidas, y en mi opinión considero más que justificados los  6.790 millones de euros destinados a esta estrategia. Ahora solo cabe esperar que el resto de partidos actúen en consecuencia y la apoyen. Espero que sí. 
  • Comentarios
  • ¡Aún no hay mensajes! Sé el primero en comentar

  • Escribe tu comentario